La Policía asalta una casa en San Antón para detener al agresor de una menor

Policías nacionales en el momento de entrar en casa donde se escondió el presunto agresor. / LV
Policías nacionales en el momento de entrar en casa donde se escondió el presunto agresor. / LV

El arrestado tenía una orden de alejamiento de la chica de 16 años, a quien presuntamente lesionó en una pierna con un punzón y en la cabeza con un palo

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Policías nacionales venían de auxiliar toda la mañana en Los Alcázares a los damnificados por el temporal de la semana pasada cuando, sin descanso y aún con el uniforme lleno de barro, tuvieron que acudir a San Antón en busca de un joven que había agredido a una menor en plena calle. Fue sobre las dos de la tarde, cuando un chico de veinte años, por razones que están siendo investigadas, comenzó una discusión con una chica de 16 años, residente en el barrio y de la que tenía una orden de alejamiento. La disputa subió tanto de tono que el hombre la agredió con un objeto punzante en una pierna y con un palo en la cabeza, según fuentes policiales.

Tras recibir varias llamadas de vecinos testigos de lo que estaba ocurriendo, una decena de agentes pertenecientes a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional acudieron al lugar en tres furgonetas. Junto a ellos llegó una ambulancia, cuyos sanitarios atendieron in situ a la muchacha y después la trasladaron a Urgencias del Hospital Santa Lucía para realizarle pruebas y comprobar el alcance de las lesiones.

El incidente pronto congregó a curiosos en la calle Castillejos, una de las que desemboca en la Plaza de la Iglesia y en la estación de servicio de Sebastián Feringán. El joven, que había huido, se refugió en la casa de unos familiares, en aquella calle. Después de las primeras investigaciones, los agentes dieron con ese domicilio.

Por patios interiores

Para entrar tuvieron que derribar la puerta. Una vez en su interior, registraron la casa y se percataron de que el agresor había huido por un patio interior. A los pocos minutos y tras seguirle la pista fue detenido en una calle colindante a la de Castillejos, por donde pretendía escapar, según indicaron fuente de la investigación.

El de ayer no fue el primer encontronazo entre ambos jóvenes. La chica ya había interpuesto tres denuncias contra su presunto agresor y éste tenía una orden de alejamiento, que había incumplido en varias ocasiones. No trascendió qué relación había entre ambos y si habían sido pareja hace tiempo. El detenido se encontraba anoche en la Comisaría de la Policía Nacional, a la espera de prestar declaración ante el juez de guardia.