Cs, MC y Podemos recuerdan el «sí» popular al presupuesto

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La solicitud de un Pleno extraordinario se volvió ayer como un bumerán contra el PP. El portavoz de Cs, Manuel Padín, dijo que el Pleno «puede ser una fantástica oportunidad para reprobar al PP de Cartagena por destrozar, junto con MC, las cuentas municipales de 2018 sacando enmiendas inviables y quitando las partidas reservadas para pagar a nuestros trabajadores públicos». Padín aludió así a la enmienda del partido comarcalista que quitó 400.000 euros del cuerpo de Bomberos y lo asignó a obras, y cargó contra Espejo por afirmar que los populares respaldaron esa medida por el «objetivo superior» de sacar adelante un presupuesto «de consenso». Para Cs, las palabras de Espejo «dan vergüenza», pues «el objetivo superior del PP era destrozar las cuentas a costa del bolsillo de nuestros bomberos para dañar políticamente al PSOE».

En cualquier caso, Cs apuntó que el Pleno puede servir «también para reprobar al Gobierno regional del PP, por su maltrato sistemático a Cartagena en materia sanitaria, de infraestructuras y de inversión en recuperación arqueológica». En definitiva, Cs exigió al PP que «saque sus manos» del debate sobre el estado del municipio y haga «autocrítica, en vez de una competición con el PSOE para ver quién de los dos hace retrasar más el AVE a Cartagena o es peor gestor público».

El portavoz municipal de MC, José López, tiró de ironía y consideró un «acierto» que se hable de reprobar a Castejón, porque los cartageneros están «volviendo a probar las políticas del PP» con las «efectistas y clientelistas» de la alcaldesa. Ésta, añadió, prioriza sus intereses «particulares y partidistas» y se «entrega» a las concesionarias municipales.

Pilar Marcos: «Era inviable»

Sobre las horas extra, MC precisó que no está en contra de pagar a bomberos y brigadas de infraestructuras las horas que ya han realizado, sino de hacerlo por encima de las previsiones aprobadas hace solo dos meses y a costa de la realización de obras. López rechaza «que se alcance un acuerdo precipitado e improvisado aceptando las exigencias de los sindicatos por evitar unas movilizaciones» durante el pregón de las Fiestas, que leerá la alcaldesa.

La portavoz de Podemos, Pilar Marcos, señaló que el Pleno debería reprobar a los otros grupos por aprobar en julio un presupuesto «inviable e inaplicable». Podemos fue el único partido que votó en contra, y dice que los demás eran «conscientes de los problemas que podrían suponer para la ejecución de las obras».