Podemos pide peatonalizar calles, MC no lo ve prioritario y Vox quiere un «estudio serio»

Viandantes, en la recién renovada Plaza Roldán. / a. g. / agm
Viandantes, en la recién renovada Plaza Roldán. / a. g. / agm

Los tres partidos de la oposición reclaman medidas para atajar el «caos» de tráfico y dan ideas para mejorar la movilidad en el centro

C. R.Cartagena

Los tres grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Cartagena exigieron ayer al equipo de gobierno -formado por PSOE, PP y Cs- que tome medidas urgentes para solucionar el «caos» de tráfico denunciado por vecinos y comerciantes del casco histórico, entre otras cosas por las molestias de la carga y descarga de mercancías a los viandantes. Además, le instaron a que busque el consenso de todos los sectores afectados, de cara a la nueva peatonalización de calles, que el Ejecutivo planteará en septiembre en el Consejo Local de Comercio.

MC mostró su temor a que el Gobierno local «trame imponer la segunda peatonalización del centro con la oposición de los comercios», e instó a aplicar las ordenanzas de tráfico tanto en el centro como en los barrios y las diputaciones.

La edil de MC Isabel García lamentó la falta de eficacia del Consejo, que fue creado como «órgano consultivo para buscar la dinamización económica del comercio en Cartagena». E instó al concejal de Comercio, Manuel Padín, a defender como «retos fundamentales», elaborar un «Plan de Impulso al Comercio de Proximidad» y abordar «la mejora de infraestructuras comerciales , pero no la peatonalización».

Coinciden en la necesidad de cuidar la zona histórica, como apoyo al comercio de proximidad

Como propuestas de movilidad, MC citó su Plan M17 para «calmar el tráfico de todo el casco histórico desde el paseo Alfonso XIII y Puertas de San José; poner en marcha los bolardos, para llegar que desde la calle del duque con Caridad y Gisbert solo circulen servicios públicos (bus y taxi), residentes, bicicletas, motocicletas y vehículos eléctricos; convertir la calle de la Palma y el tramo inicial de la calle Canales en semipeatonal, eliminando las aceras y delimitando con bolardos la zona de tránsito de peatones; y, por supuesto, mejorar el servicio conocido como 'Icuebús' en frecuencia y recorridos, para dar servicio también a la comunidad universitaria». García solicitó también aparcamientos disuasorios y «supermanzanas que calmen el tráfico en el Ensanche, sin perder fluidez».

Unidas Podemos-IU-Equo apostó «por hacer de Cartagena una ciudad amigable con los peatones y ciclistas, desincentivando el uso del coche y apostando de manera decidida por el transporte público colectivo, de modo que este sea barato, eficiente, seguro y no contaminante». La concejal portavoz, Pilar Marcos, pidió tener «una ciudad ordenada, cuidada y sostenible, como garantía de recuperación efectiva del comercio de proximidad». Demandó la intermodalidad, aparcamientos disuasorios, ampliación de carriles bici, transporte público, zonas 30 y la peatonalizar calles .

Juan XXIII, Jara y Castellini

El portavoz de Vox, Gonzalo Abad, reiteró su «apoyo» a la Asociación Centro Comercial Abierto y solicitó «un estudio serio sobre la movilidad, haciendo especial hincapié en el casco antiguo». Reclamó ampliar las zonas de carga y descarga; «dar permiso a los taxis para que puedan entrar a determinadas zonas peatonales»; y actuar «con urgencia, ante el tremendo caos que se genera en la Plaza Juan XXIII, la calle Jara y la Plaza Castellini, «desaparecida debido a los maceteros enormes».