Podemos critica el plan de «ahuyentar» a los mendigos y reclama medidas sociales

Un policía local y dos técnicos de Servicios Sociales hablan con un transeúnte, ayer en la calle Mayor. /Antonio Gil / AGM
Un policía local y dos técnicos de Servicios Sociales hablan con un transeúnte, ayer en la calle Mayor. / Antonio Gil / AGM

La concejal Leli García ve insuficiente el control de la Policía Local y Servicios Sociales, y pide un Pacto contra la Pobreza y la Exclusión Social

C. R.CARTAGENA.

El Grupo Municipal Podemos-Izquierda Unida-Equo pidió ayer al equipo de gobierno medidas que atajen la mendicidad en Cartagena, más allá de los controles que realizan estos días la Policía Local y Servicios Sociales en el casco histórico. La concejal Leli García criticó la reacción del Ayuntamiento ante las quejas de hosteleros y vecinos por la proliferación de pedigüeños este verano. A su juicio, el Consistorio «solo pretende ahuyentar o castigar esta práctica, sin ir a la raíz del problema», con un Pacto contra la Pobreza y la Exclusión Social.

«Lamento que el Ayuntamiento no luche contra la exclusión y la mendicidad desde la perspectiva de la defensa de los derechos humanos. El grupo de cuatro personas, dos policías y dos técnicos de Servicios Sociales, creado por el Ayuntamiento es del todo insuficiente. Al parecer, el problema es la mala imagen y las molestias que provocan a los turistas y hosteleros del centro de la ciudad las personas en situación de mendicidad. Pero, ¿qué pasa con los barrios más deprimidos, en los que existe un verdadero problema de exclusión social?», se preguntó García.

Barrios y gorrillas

La edil planteó dudas sobre «quién está actuando en barriadas como Virgen de la Caridad, Los Mateos o Villalba», y exigió explicaciones sobre las medidas relativas a los gorrillas o aparcacoches ilegales, tras «los incidentes de las últimas semanas en el sector Estación».

Para la coalición de izquierdas, «la mala imagen la está dando este Ayuntamiento», al no destinar suficientes recursos económicos y humanos para atender a las personas en situación de pobreza extrema. Propuso acciones de reinserción, talleres de formación para el empleo con un seguimiento a largo plazo, abrir un albergue municipal para transeúntes, tener pisos tutelados atendidos por trabajadores municipales y conceder una Renta Básica o de Emergencia Social en casos de especial vulnerabilidad.