El Pleno de Cartagena aprueba un aumento del 5,7% en el sueldo de la corporación

Imagen del Pleno de este jueves en el Ayuntamiento de Cartagena./Pablo Sánchez / AGM
Imagen del Pleno de este jueves en el Ayuntamiento de Cartagena. / Pablo Sánchez / AGM

MC se encara con la edil de Hacienda Esperanza Nieto y llama «sinvergüenza» al Ejecutivo

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El Pleno del Ayuntamiento aprobó este jueves un aumento del 5,7% en los salarios de la corporación, correspondientes al IPC acumulado de los últimos cuatro años. El coste de los 27 concejales (15 en el gobierno y 12 en la oposición) será de 1.214.321 euros, un 30% más que lo que se pactó para la legislatura pasada. Solo el Ejecutivo local, que cuenta con mayoría absoluta, votó a favor. MC, Unidas Podemos-Izquierda Unida Verdes-Equo y Vox lo hicieron en contra.

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, del PSOE, encabezará la lista de salarios, con 68.749 euros, seguida de todos los concejales de área y los portavoces de la oposición con 61.338. La vicealcaldesa, Noelia Arroyo, (PP) que es la vicealcaldesa, será una más dentro de este grupo, como concejal de área de Bienestar Social, Diego Ortega, (concejal de Descentralización), Esperanza Nieto (Hacienda, Personal e Interior) y María Casajús (Infraestructuras) estarán a la misma altura en emolumentos, por el PP. Y Juan Pedro Torralba (Seguridad Ciudadana), Irene Ruiz (Educación y Empleo) y David Martínez (Cutura y Patrimonio Arqueológico) tendrán idéntico reconocimiento en sus nóminas, por el PSOE.

También Manuel Padín, responsable de Turismo y Comercio, en representación de Ciudadanos. Su compañera de filas, María Amoraga cobrará como concejal delegada (50.406 euros). Igual que Cristina Pérez y Cristina Mora, del PP. Su compañero Carlos Piñana tendrá una dedicación parcial del 50% y se embolsará 25.203 euros, mientras que Mercedes García ganará 37.804 euros, con una dedicación parcial del 75%. La última representante del gobierno, la socialista Alejandra Gutierréz ingresará 61.332 euros como portavoz municipal del PSOE.

La oposición

Los portavoz de la oposición, que ganarán lo mismo que ella serán José López (MC), Gonzalo Abad (Vox) y Pilar Marcos Silvestre (Unidas Podemos-Izquierda Unida Verdes-Equo), aunque esta última aseguró que solo se queda con una cantidad equivalente a tres veces el salario mínimo y el resto lo entrega a su partido (Podemos).

Gozarán de dedicación exclusiva Isabel García y Jesús Giménez Gallo, que cobrarán 50.406 euros por cabeza. E ingresarán 13.497 euros, al no tener esa liberación tanto María Pilar García Sánchez (Vox) como Aurelia García (Unidas Podemos-IU Verdes-Equo).

Durante la sesión también recibieron el visto bueno tanto la distribución de competencias entre los concejales de gobierno de PP, PSOE y Ciudadanos como el reparto de puestos de representación en los distintos organismos (el Consejo de Administración del Puerto y el Patronato de la Fundación Museo del Teatro Romano entre ellos). El Ejecutivo local votó a favor, Vox se abstuvo y MC y Unidas Podemos-Izquierda Unida Verdes-Equo se opusieron.

Asimismo, la portavoz del PSOE, Alejandra Gutiérrez, informó de que la Comisión de Urbanismo e Infraestructuras se tansformará en dos, para cada una de estas competencias.

Mercedes García Gómez entra en el Ejecutivo y prometió el cargo como concejal del PSOE y ejercerá delegada de Bienestar Social, a las órdenes de Noelia Arroyo.

Duras críticas de MC y Unidas Podemos

Las portavoces de MC, Isabel García, y de Unidas Podemos, Pilar Marcos, criticaron con dureza que suba el coste de la Corporación. García subrayó que «una con un Ejecutivo local de MC, con ocho concejales , habría salido más de 400.000 euros más barata». «Esta subida de casi el 6% contrasta con la rebaja del 15% que se aprobó hace cuatro años, con José López como alcalde, indicó y añadió que «no podemos apoyar esta subida porque ya les vemos regalando el dinero a las concesionarias, encareciendo los contratos y subiendo los impuestos».

Marcos, por su parte, censuró el «troceo de competencias para que cuadre el reparto de sillones entre los concejales y que nadie se quede sin su 'puestecinco' o sin su trozo del pastel».

Asimismo, el portavoz de Vox, Gonzalo Abad, justiificó el voto en contra de su formación porque, por principio, estará en contra de «cualquier elevación del gasto» que no la parezca plenamente justificada.

La concejal de Hacienda, Esperanza Nieto, acusó a Marcos de votar en contra «porque sabe que su oposición minoritaria no tira para atrás la aprobación de los salarios». «A usted, señora García, le toca hacer el papelón de intervenir porque entiendo que ni el señor López ni el señor Giménez, quieren dar la cara en este asunto. El primero porque mantuvo su sueldo de alcalde cuando se quedó como vicealcalde y el segundo porque redactó para si mismo un contrato de la dirección en el Ayuntamiento con una indemnizacion escandalosa dentro de un gobierno en minoría».

Tanto López como Gimenes le contestaron a Esperanza Nieto, por alusiones. El primero advirtió que «si existe alguna irregularidad en mi contrato como coordinador de Desarrollo Sostenible (que desempeñó entre 2017 y principios de 2018), cabe recordar que lo redactaron en el Servicio de Recursos Humanos, con el informe de la Asesoría Juricica Municipal y que las responsabilidades habría que pedírselas a ellos», apuntó.

Por su parte, López, informó de que el Consejo Jurídico Consultivo ha enviado en las últimas horas «una petición de que le remitan el expediente completo» sobre su supuesta incompatibilidad cuando era alcalde y mantenía su actividad como empresario del sector del café. «Dicen que está incompleto», añadió.

«Basura» en el Pleno, y«disculpas» a los ciudadanos

Ambos dirigentes pidieron a Nieto «que trabaje, en lugar de traer basura a este Pleno». López llegó a decir que lo sucedido era «una vergüenza» y que «no tienen ustedes vergüenza». Posteriormente acusó al Ejecutivo de «robarle a Cartagena, como poco el futuro». La alcaldesa Ana Belén Castejón pidió «disculpas a los cartageneros que estén viendo esto» e indicó que ninguna de estas cosas «impedirá que seamos capaces de gobernar con tranquilidad y sosiego». «Hemos llegado al Ejecutivo por cosas como esta y seguiremos los cuatro años», añadió.