El plan para reformar plazas y parques está paralizado en cuatro proyectos clave

Una mujer pasa ante la obra vallada y parada de reforma del Parque Sauces, en la que se aprecia la presencia de bolsas y de un árbol a punto de caer del todo. agm/ J. M. RODRÍGUEZ /
Una mujer pasa ante la obra vallada y parada de reforma del Parque Sauces, en la que se aprecia la presencia de bolsas y de un árbol a punto de caer del todo. agm / J. M. RODRÍGUEZ /

Un cambio en el firme del Parque Sauces encarece la obra y hay otras en La Palma, el casco histórico y Santa Lucía que no avanzan

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El Parque Sauces, cuya reforma fue adjudicada a finales de 2018 dentro de los Presupuestos Participativos, lleva meses empantanado por un problema con el firme que se iba a poner originalmente. Su cambio por otro más acorde con las condiciones de esta zona verde obligará a elevar en 50.000 euros el presupuesto total. Eso supone casi doblarlo (de 69.000 a 119.000 euros) y tener que esperar a que haya fondos para hacer el cambio presupuestario correspondiente. Darle continuidad será tarea para quienes accedan al poder en el Ayuntamiento en el mes de junio. Esa no es la única infraestructura que el actual equipo de gobierno dejará sin acabar. Al menos hay tres más, importantes: en el casco histórico (junto a la calle Sor Francisca Armendáriz), en Santa Lucía (Plaza de la Constitución) y en La Palma (Plaza de las Peñas).

Modificaciones presupuestarias aprobadas desde el mes de enero, en sucesivas reuniones de la Junta de Gobierno Local, han permitido concluir trabajos que quedaron pendientes a finales del año pasado, especialmente parques infantiles, plazas y jardines. Sin embargo, las que han quedado en el camino están entre las más demandadas. La transformación del Parque Sauces en un jardín moderno y renovado tenía un plazo de ejecución de dos meses. Debería haber estado listo a finales de febrero o principios de marzo.

Las obras fueron adjudicadas a Josefa Antón Lamberto (Opycoel), según consta en el Perfil del Contratante del Ayuntamiento de Cartagena. La primera fase sí se ha completado. La valla que delimitaba la parcela fue desmantelada, al igual que los viejos bancos y los juegos infantiles. También fueron eliminados la solera de la pista deportiva y los bordillos deteriorados. Sin embargo, los trabajos han quedado bloqueados tras la fase de excavación y movimiento de tierras, es decir al abordar la disposición del nuevo pavimento. Se pensó en colocar un relleno con zahorra natural y al pavimento de hormigón impreso, pero los planes han cambiado, admitió Torralba. La obra está lejos del final, porque después hay que poner una solera de hormigón armado con malla electrosoldada en la zona de juegos infantiles. Encima colocarán pavimento amortiguador de los impactos. También será repuesto el 'pipicán' para las mascotas. Asimismo, está previsto mejorar el alumbrado. Todo ello va mucho más allá de las competencias del actual equipo de gobierno, cuyo mandato concluye en un mes.

El reasfaltado de la Alameda tiene fecha de inicio el próximo lunes, con un año de retraso

En Santa Lucía, los vecinos se sienten maltratados por el estado en el que se encuentra la Plaza de la Constitución, junto a la iglesia de Santiago Apóstol. Su remodelación también pertenece al paquete de obras de los Presupuestos Participativos de 2018 y quedó en el dique seco al finalizar ese año. «Su reanudación fue incluida en la última Junta de Gobierno local», aseguró Torralba. Sin embargo, en los tres primeros días de esta semana, las vallas tiradas, la basura que anega el contenedor de obra y el descuido general da una malísima impresión a quien pasa por allí. El proyecto consistía en realzar la fuente que hay en el centro con un entorno mucho más trabajado. Aunque la obra sea retomada, Castejón no podrá verla acabada como alcaldesa, salvo que repita en el cargo. El plazo de ejecución de los trabajos es de dos meses.

También en los barrios

Una actuación más que ha quedado pendiente de los Presupuestos Participativos es la remodelación de La Plaza de las Peñas de La Palma. Los vecinos se preguntan a qué espera el Ayuntamiento para retomar las obras de un espacio para el esparcimiento ciudadano que permanece oculto y con el acceso vedado desde hace meses, sin que se vea movimiento de obreros y máquinas.

Sin embargo, la reforma urbana más retrasada es la de construcción de una plaza pública ajardinada entre la calle Sor Francisca Armendáriz y el Monte Sacro. La obra fue adjudicada por la Sociedad Municipal Casco Antiguo cuando MC controlaba esa institución, hace 30 meses.

El plan de construir allí una plaza con dos niveles, separados por una fuente en cascada, está aún lejos de convertirse en realidad. Los obstáculos se han acumulado. El transformador de red eléctrica situado en el centro no ha podido ser trasladado aún. «Ya tenemos un acuerdo con Iberdrola para hacerlo», aseguró Torralba. Sin embargo, allí han aparecido una pileta de origen romano y una estructura de muros con alguna columnata que mantienen parados los trabajos.

Una de las obras más esperadas, que el Ayuntamiento quiere realizar antes de las elecciones, es la renovación del asfalto de la Alameda de San Antón. Juan Pedro Torralba recibió esta semana la notificación de su técnicos de que esos trabajos empezarán el lunes que viene. Eliminarán las grietas y los desperfectos que acusa esta arteria principal del centro urbano desde hace años.

Urbanismo tramita 300 casos de inmuebles en mal estado

El Área de Urbanismo tramita 300 expedientes de viviendas a cuyos propietarios se les ha pedido que tomen medidas para remediar su mal estado. Los derrumbes de tres casas durante el temporal de lluvia de los últimos días, de los que informó 'La Verdad' llevaron al Ayuntamiento a informar, ayer, de que la Policía Local realiza inspecciones periódicas, en especial en épocas como Navidad y Semana Santa. Además, desde hace un año funciona un servicio especial que ha requerido a medio millar de personas para que presenten un informe del estado de sus propiedades. Ciudadanos recordó que hay 25.000 viviendas que deberían haber pasado ya ese examen.