El Plan Rambla empezará a tomar forma con una rotonda frente al colegio Atalaya

Imagen de las primeras labores de movimiento de tierras realizados por Cartagena Parque S. A., hace poco más de un mes, en el Polígono III del Plan Rambla. / Antonio Gil / agm
Imagen de las primeras labores de movimiento de tierras realizados por Cartagena Parque S. A., hace poco más de un mes, en el Polígono III del Plan Rambla. / Antonio Gil / agm

Castejón da a Tomás Olivo un mes para desviar un tramo de la carretera que conecta el Cartagonova con el hipermercado Eroski

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La empresa Cartagena Parque SA, propiedad de Tomás Olivo, recibió ayer el permiso municipal para hacer la primera obra que permitirá completar la urbanización del Polígono III del Plan Rambla, un proyecto de ensanche residencial que incluye 1.692 viviendas. Las primeras labores de urbanización fueron paralizadas hace treinta años y quedaron desbloqueadas en febrero, tras el acuerdo al que llegaron un mes antes la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y el empresario de Balsapintada, promotor y propietario de los terrenos.

El vial provisional que permite ir desde la Alameda de San Antón hasta la carretera de Tentegorra, cruzando la Rambla de Benipila a través del Puente del Cartagonova, será desviado. Así, la circulación será compatible con el avance en la construcción de una rotonda que quedó a medio hacer. La carretera pasa por el sector que falta de la glorieta, por lo que es imprescindible modificar su trazado y hacerlo desembocar en otro punto de la Avenida del Cantón. Así seguirá abierta la salida natural hacia la carretera N-332, que conduce a la zona oeste del municipio y a Mazarrón.

El Ayuntamiento ha dado a Olivo un mes para hacer esta obra preliminar. A continuación, tendrá vía libre para completar la urbanización del tercer polígono, que quedó en suspenso en 1989. Este abarca las parcelas que están situadas más al oeste, de los tres sectores de los que consta este ensanche urbano. Esta primera urbanización, una vez completada, permitirá llegar en mejores condiciones al Palacio de Deportes, el hipermercado Eroski y a la gasolinera que funciona junto a él. También al colegio público Atalaya, situado a muy pocos cientos de metros.

Los trabajos mejorarán los accesos al Palacio de Deportes y no obligarán a cortar el tráfico entre el centro y la zona oeste

El eje de comunicación entre esas infraestructuras es la citada Avenida del Cantón. Sus calzadas de cuatro carriles, dos por sentido, con una estrecha mediana central y amplias aceras, sufren un continuo deterioro desde hace tres décadas. El vial no solo quedó a medio urbanizar, como la rotonda que ahora se va a construir. Además, cuenta con un alumbrado a todas luces insuficiente y con un enlosado en el que abundan las piezas que están desportilladas y rotas.

Un deterioro evidente

Hasta hace unos meses, todo esto pasaba más desapercibido. Pero el uso regular del Palacio de Deportes para albergar eventos como los partidos del equipo de fútbol sala, lo han vuelto a poner de manifiesto.

Los técnicos municipales y de Cartagena Parque redactan los proyectos del resto del vial y de la urbanización de la zona

El acuerdo alcanzado entre Olivo y Castejón, en enero, y ratificado por una reunión de la Junta de Gobierno local, en febrero, recoge la finalización de esas obras de urbanización, así como la subsanación de las deficiencias producidas por el desgaste del tiempo y el uso. Pero el pacto de reactivación del convenio urbanístico de 1989 va mucho más allá. No en vano, han asociados 200 millones de euros para invertir en llevarlo a buen término. De forma paralela a las primeras obras, los técnicos municipales ultiman la redacción de los proyectos de urbanización de los polígonos I y II. Tienen que hacerlo rápido, porque la legislación que entró en vigor en 2015 obliga a agilizar estos trámites, para evitar la caducidad de todo el proyecto, prevista el 1 de octubre de 2020. Si todo marcha bien, las primeras viviendas serían una realidad a finales de 2021. El convenio reactivado obliga al promotor a construir, en un año, la Avenida del Cantón, con su trazado definitivo desde el Puente del Cartagonova hasta Sebastián Feringán. También un aparcamiento con más de mil plazas y dotado de pérgolas con placas de generación de energía solar. Olivo, asimismo, queda comprometido a aportar 900.000 euros a la ejecución esas obras. El resto deberá conseguirlo el Ayuntamiento.

Caducidad en 18 meses

El PP y MC pidieron públicamente, hace semanas, que la reactivación del convenio incluya más plazos concretos para convertirlo en realidad, y no solo el año de plazo que tiene el promotor para hacer la avenida principal. Sin embargo, la primera edil socialista rechazó esas solicitudes, convencida de que es viable desarrollar el Plan Parcial antes de que caduque el convenio. En un par de ocasiones, dijo que lo fiaba todo a «la credibilidad» que a ella le merece «la palabra» dada por Tomás Olivo, de que hará las obras a tiempo.

Si consigue su objetivo, los 261.000 metros cuadrados de terrenos baldíos situados entre el Estadio Cartagonova y la zona comercial y deportiva junto a Sebastián Feringán se convertirán, en un par de años, en un barrio en pleno desarrollo, con una zona residencial y con un parque dotado de un estanque que podría albergar el campamento de Carthagineses y Romanos. El recinto festero actual seguirá en uso este año y el próximo, aseguró Castejón. El hipotético traslado tendría lugar, en todo caso, en 2021, dijo.

La construcción de este jardín también queda reflejada en el convenio urbanístico, dado que el promotor queda comprometido a invertir 1,1 millones de euros para convertirlo en realidad. Sin embargo no lleva aparejado ningún plazo concreto de obras, al contrario de lo que ocurre con la avenida principal del nuevo barrio. El coste estimado del parque ronda los 5 millones de euros. El Ayuntamiento ha preparado peticiones de fondos europeos, que suman 2,6 millones, para financiar su construcción.

El promotor iniciará en breve un complejo de 119 viviendas

Tomás Olivo ha comenzado 2019 con ganas de dar aprovechamiento a terrenos de su propiedad, que llevaban una eternidad inactivos, y para reactivar proyectos que permanecían parados. Además, el desarrollo de unos puede proporcionarle herramientas para llevar adelante otros. En breve, Emasa Empresa Constructora S.A. comenzará a hacer 119 viviendas en un solar de 4.500 metros cuadrados, junto al Parque de la Rosa. Los materiales extraídos del foso de cimentación serán utilizados para hacer la rotonda de la Avenida del Cantón del Plan Rambla. Además, los dos solares más grandes que hay en la Alameda de San Antón son de su propiedad y en ellos hay previstas también sendas promociones de viviendas. Se trata de la parcela del Parque Automovilístico de la Armada, que linda con la Avenida Reina Victoria, y de la que hay frente al Centro Comercial El Corte Inglés, esquina con Sebastián Feringán. Asimismo, Olivo confía en que la Justicia confirme que es dueño de los antiguos terrenos de Española del Zinc (Zinsa) en Torreciega, un terreno de 480.000 metros cuadrados que adquirió por 1,5 millones. Allí podría hacer 3.700 casas.