El Plan Rambla avanza con la solicitud de informes a la CHS y Canales del Taibilla

Sobre estas líneas, movimiento de tierras en el Plan Rambla, la semana pasada. A la derecha, plano de la futura urbanización. / lv
Sobre estas líneas, movimiento de tierras en el Plan Rambla, la semana pasada. A la derecha, plano de la futura urbanización. / lv

El Ayuntamiento rediseña el proyecto de urbanización en la zona del Cartagonova, donde Tomás Olivo invertirá 5,2 millones

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

El crecimiento de la ciudad de Cartagena en la zona situada frente al Estadio Cartagonova toma hoy un nuevo impulso, a través del conocido como Plan Rambla. El Ayuntamiento tiene previsto sacar a información pública el proyecto de adaptación y modificación a la normativa actual del proyecto de urbanización de las dos zonas que siguen 'vírgenes', y donde meterá las máquinas el promotor Tomás Olivo: los polígonos I y II.

Estas zonas áreas forman parte del Plan Parcial Sector Rambla. Allí, el empresario de Fuente Álamo retomó en febrero, tras dieciocho años de conflicto con el Consistorio sobre la responsabilidad de los fallos en el proyecto, las obras del polígono III. Se trata de la parte situada cerca del Palacio de Deportes y del hipermercado Eroski. Un acuerdo entre el dueño de las empresas Emasa, Cartagena Parque y General de Galerías Comerciales y la alcaldesa, Ana Belén Castejón, desbloqueó el expediente. Hoy, la Junta de Gobierno Local da otro empujón al expediente, con la aprobación inicial del proyecto de los terrenos próximos al campo de fútbol y al barrio de La Concepción.

Datos clave

Ubicación
El Plan Parcial Sector Rambla están situados entre el Estadio Cartagonova, el barrio de La Concepción y el Palacio de Deportes.
Superficie
Los terrenos abarcan una superficie de 261.000 euros, de los que 180.000 pertenecen a los polígonos I y II. El polígono III está ya casi urbanizado.
Vial
Tendrá dos carriles por sentido y tres rotondas.
Inversión
La urbanización de los polígonos I y II costará 5,2 millones de euros.
Ejecución
Las obras durarán 22 meses, una vez aprobado el proyecto de forma definitiva.

Según confirmaron a 'La Verdad' ayer fuentes municipales, el Ejecutivo acordará la propuesta de Castejón -quien también gestiona el área de Urbanismo- de abrir el plazo de alegaciones durante el plazo de un mes, conforme marca la normativa urbanística de la Región de Murcia. Este trámite, que será aprobado por los seis concejales del PSOE a cuatro días de las elecciones municipales, incluye la solicitud de informes a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y a la Mancomunidad de Canales del Taibilla.

En el caso del organismo de cuenca, el motivo de la consulta obedece a que el plan elaborado por el Servicio de Urbanización y Obras del Ayuntamiento, afecta al límite Este del Sector Rambla, en concreto a la zona de servidumbre y de policía de la rambla de Benipila.

Respecto al Taibilla, que al igual que la CHS pertenece al Ministerio para la Transición Ecológica, su intervención es obligatoria porque una conducción de aguas atraviesa la mediana de la calle Cantón.

El ámbito de la actuación prevista por la corporación local abarca una superficie de 108.200 metros cuadrados, una inversión de 5,2 millones de euros y un plazo de ejecución de las obras de 22 meses. El Ayuntamiento actúa a contrarreloj, puesto que la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, establece como fecha máxima para el cumplimiento del convenio entre el Ayuntamiento y Olivo el 1 de octubre de 2020.

Plano de la futura urbanización.
Plano de la futura urbanización.

En todo caso, Castejón ha insistido en mostrar su confianza respecto al compromiso del promotor de acometer en el periodo previsto las obras, incluida la construcción del nuevo vial. Este conectará la calle Soldado Rosique, es decir la del puente sobre Benipila, con el Palacio.

Tres glorietas

Hace unos días, la regidora avanzó que la Avenida del Cantón no tendrá un nuevo trazado provisional, durante la ejecución de las calles, sino que se hará el definitivo. Esta carretera tendrá dos carriles por sentido y tres glorietas; medirá unos 2,4 kilómetros; y tendrá una anchura de hasta 30 metros y aceras de hasta 4 metros.

La zona residencial, que en los tres polígonos incluirá 1.692 viviendas, en bloques de diez alturas, precisa de redes de distribución de agua, hidrantes para posibles incendios, colectores de aguas residuales y alcantarillas para la recogida de aguas de lluvia, que serán desaguadas hacia la rambla. También falta el tendido de energía eléctrica y las farolas, una red de telecomunicaciones y elementos de seguridad del tráfico, como pasos de cebra y rampas.

Tras varias semanas de parón, la constructora reanudó hace unos días el movimiento de tierras, para la corrección de errores en la urbanización del polígono I. Estos fallos en la redacción del proyecto, que dieron origen a errores en la ejecución material de las obras, fueron asumidos al final por el Consistorio.

En estos tres meses, funcionarios y técnicos de las empresas de Olivo han trabajado de forma conjunta para elaborar el nuevo proyecto de urbanización. El empresario dijo en febrero que su intención es tener hechas las primeras casas a finales de 2021.

La actualización del convenio de 1987 incluye un parque

El precedente del acuerdo que tiene previsto adoptar hoy la Junta de Gobierno Local lo dio este mismo órgano municipal el 11 de febrero. Según explicó ese día Castejón, en una rueda de prensa junto a Olivo, la Junta autorizó «la vigencia del Plan Parcial Rambla, como consecuencia de la nulidad de la revisión del Plan General en 2012, que obligaba a volver a la situación urbanística del Plan de 1987». Tras pedir informes técnicos y jurídicos, el equipo de gobierno declaró también la vigencia del convenio urbanístico asociado a este plan parcial, aprobado por el Pleno del Ayuntamiento en 1989. Ese acuerdo, recordó la regidora, «estipulaba la cesión» por parte de la empresa Cartagena Parque de los terrenos de un futuro del parque público, de 339.000 metros cuadrados, y la ejecución de parte de esta zona verde. El parque ha sido presupuestado en unos 3,5 millones de euros, de los que Olivo pondrá 900.000 euros y Castejón ha pedido 2,8 millones a la Unión Europea. El convenio incluyó también un aparcamiento público de más de mil plazas y el nuevo vial. A cambio, Cartagena Parque recibió el aprovechamiento urbanístico municipal del Plan Parcial.