Piden no dar dinero a los mendigos y sí a las ONG que les ayudan

El Ayuntamiento advierte de que muchos pedigüeños, cuya presencia ha crecido este verano en La Manga, son drogodependientes

LA VERDADCartagena

La vicealcaldesa y responsable de Servicios Sociales, Noelia Arroyo, recomendó ayer evitar dar limosna a los pedigüeños y que ésta se canalice a través de las organizaciones sociales, que son las que apoyan directamente a los mendigos. «Darles dinero no soluciona problemas y puede interferir en programas de rehabilitación», dijo Arroyo.

El equipo mixto de mendicidad, integrado por técnicos de la Concejalía de Servicios Sociales y agentes de la Policía Local de Cartagena, recorrieron el pasado fin de semana La Manga, donde la oleada de pedigüeños también ha llegado este verano.

El equipo fue activado a principio de este mes al detectarse un incremento en la presencia de pedigüeños en las calles del casco antiguo. «Casi todas las personas que piden en la calle son beneficiarios de los servicios que gestiona la Concejalía, son gente de fuera del municipio y drogodependientes, por eso creemos que nuestros funcionarios deben salir a la calle de manera regular para comprobar que no hay ninguna razón de necesidad para que pidan limosna.

Durante los recorridos, los agentes de la Policía Local les exigen el DNI y les informa sobre la prohibición de pedir en la calle y de las consecuencias que ello implica. El Ayuntamiento de Cartagena dispone de una ordenanza que prohibe de forma expresa esta práctica.

«Contamos con muchas instituciones que trabajan para ayudar a las personas con necesidades. Se facilita a las familias alimento, ropa y elementos de aseo, y ayudamos con el alojamiento para evitar que nadie quede en la calle ni nadie tenga que salir a la calle a pedir. Y también se ofrecen programas de la rehabilitación de toxicómanos, porque la adicción a las drogas está detrás de los casos de mendicidad más habituales en Cartagena», añadió Arroyo.

Aseo y alojamiento

En las últimas semanas, los funcionarios identificaron a seis personas que ejercían de aparcacoches ('gorrillas') o que pedían limosna. Además, comprobaron que todos ellos residen en Murcia y Torre Pacheco. Durante esta semana, los técnicos de la Concejalía contactarán con los municipios de procedencia de las personas identificadas para compartir información con sus respectivos trabajadores sociales.