Padín pide la unión de todos «sin fisuras» para impulsar el turismo

Dos jóvenes disfrutan de un chiringuito en La Manga. / j. m. r. / agm
Dos jóvenes disfrutan de un chiringuito en La Manga. / j. m. r. / agm

El concejal deja atrás pasados desencuentros con los hosteleros y les solicita apoyo para lograr crecimiento económico

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El concejal del área de Turismo, Manuel Padín, aprovechó su asistencia a la misa de celebración de la festividad de Santa Marta, patrona del gremio de hostelería, para confirmar «el apoyo total del Ejecutivo municipal a este sector», en prueba de «una buena relación que debe ser la base del progreso turístico y económico del municipio». A su juicio, es necesaria una unión «sin fisuras» para que el municipio alcance una posición de liderazgo en este campo.

Padín acompañó en la primera fila de la Iglesia de la Caridad al presidente de la patronal comarcal de hostelería, Hostecar, Juan José López Escolar. También asistieron a la ceremonia las ediles delegadas de Ciudad Sostenible, Cristina Mora; y de Contratación, María Amoraga, así como los ediles de MC José López y Jesús Giménez.

Padín contribuyó ayer a pasar página respecto a los desencuentros del Ayuntamiento con Hostecar antes de las elecciones municipales, durante la última fase de gobierno en solitario del PSOE. En esa etapa postrera, hubo problemas como el desacuerdo sobre la ordenanza de ruidos, que no salió adelante, y sobre el programa de actos de las Cruces de Mayo, que fue más reducido de lo esperado, para no molestar a los vecinos.

El edil apeló al «consenso» y se mostró «seguro de que seremos capaces de dar el impulso que necesita Cartagena para mantenerse como un destino único en el Mediterráneo». Como concejal de Turismo se declaró dispuesto a «ayudar al sector hostelero en todo lo que se pueda, porque es una parte fundamental para el progreso turístico del municipio».

La mejora de la perrera queda condicionada al nuevo contrato

La Concejalía de Sanidad prepara ya los pliegos para sacar a contratación la gestión de la perrera y dejar sin efecto la prórroga del servicio actual. El concejal de Sanidad, Manuel Padín, indicó ayer que es necesario contar con un nuevo adjudicatario, para que haga unas obras de reforma en el Centro de Acogida y Tratamiento de Animales Domésticos (Catad) y mejore la habitabilidad de las instalaciones. Sacará su gestión a concurso mediante un pliego de condiciones.

El proyecto ya fue aprobado y licitado hace años, pero no ha sido llevado a cabo. Supone el recorte del vallado de los cheniles para adaptar también los accesos a personas con movilidad reducida, la cubrición del techado para impedir la entrada de agua y canalizaciones para evitar inundaciones, entre otros aspectos que mejorarían la calidad de vida de los animales residentes.

Las obra quedaron paralizadas como medida cautelar de un juez, tras una denuncia de un particular. En todo caso, Padín aseguró que todo tendrá el visto bueno de asociaciones de protección de los animales, con las que ya ha mantenido algunos encuentros.

Temas

Turismo