La oposición censura los recortes en medio ambiente, turismo y seguridad

PP y Cs atribuyen a PSOE y a MC el bajón en el gasto en bienestar comunitario que refleja un estudio nacional y los localistas lo achacan solo al gobierno socialista en minoría

LV Cartagena.

La publicación esta semana de un estudio del Observatorio de Servicios Urbanos (Osur), que incluye Cartagena como uno de los ayuntamientos peor parados en el análisis de las cuentas de 21 municipios, entre 2010 y 2018, sirvió a la oposición para señalar al PSOE como principal culpable del «fracaso» y el «retroceso» en políticas de medio ambiente, turismo y servicios sociales. El PP culpó por igual a los socialistas y a MC, «por el desastre de su experiencia» como coalición de gobierno a partir de 2015. Ciudadanos también responsabilizó a la formación de izquierdas, pero atacó sobre todo a los localistas, que abandonaron el gobierno hace un año, «por presumir de ahorros contables en 2016 y 2017 que solo mostraban su incompetencia a la hora de gastar». Por su parte, MC limitó a 2018 «el estancamiento» y consideró a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, responsable exclusiva por «quedarse sola en el gobierno con el exiguo apoyo de Cs».

El informe de Osur pone de manifiesto que la legislatura 2015-2018 acaba con una disminución en el gasto en vivienda (un 40% entre 2017 y 2018), medio ambiente y turismo, justo en el momento en el que, con seis ediles sobre 27, la capacidad de gestión del ejecutivo local es la más precaria que se recuerda. Las áreas de bienestar comunitario (servicios públicos) se han quedado atrás respecto a la media nacional con una caída de 244 a 211 euros por habiente durante el mandato, según el estudio.

El PP subrayó que el PSOE sufre las consecuencias de su alianza con MC, «por la doble incapacidad» de ambos partidos. Cs destacó el recorte «en urbanismo, seguridad e infraestructuras» y MC lamentó que Castejón haya vuelto «a lo peor» de la etapa del PP de Pilar Barreiro.