Olivo retoma esta semana el Plan Rambla y tendrá los primeros pisos a finales de 2021

Ana Belén Castejón y Tomás Olivo, sonrientes, ayer en un gesto de complicidad en el Palacio Consostirial./ PABLO SÁNCHEZ / AGM
Ana Belén Castejón y Tomás Olivo, sonrientes, ayer en un gesto de complicidad en el Palacio Consostirial. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

La alcaldesa celebra el «histórico» acuerdo, por el que la Concejalía admite errores 18 años después y el promotor asume reparar las obras de urbanización

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Es un pacto que permitirá retomar «de inmediato», tras 18 años, las obras de urbanización de la zona situada junto al Palacio de Deportes y el centro comercial Eroski, tener edificadas las primeras viviendas (de las 1.692 previstas) en dos años y medio, invertir más de 300 millones de euros, crear mil empleos y ejecutar el convenio de remodelación el vial que une la calle Soldado Rosique con la Avenida del Cantón y hacer un parque junto al estadio Cartagonova. Así vinieron a resumir ayer el promotor Tomás Olivo, propietario de las empresas Cartagena Parque y Emasa Empresa Constructora, y la alcaldesa, Ana Belén Castejón, el alcance del acuerdo de la Junta de Gobierno Local sobre el Plan Parcial Sector Rambla. Según fuentes municipales, los trabajos empezarán esta misma semana.

«Hoy es un momento histórico para Cartagena y para toda la ciudadanía. Hemos aprobado una propuesta muy, muy, muy esperada, que va a servir para desbloquear el conocido por todos los cartageneros como Plan Rambla», afirmó la regidora, en una comparecencia junto al empresario de Balsapintada (Fuente Álamo) en el Palacio Consistorial. Minutos antes, con los correspondientes informes técnicos de los servicios urbanísticos y jurídicos, los seis concejales del PSOE, con Castejón a la cabeza, habían dado su visto bueno a la actualización, a propuesta de Olivo. del convenio urbanístico firmado por Cartagena Parque y el Ayuntamiento en julio de 1989. Entonces, era alcalde Antonio Vallejo, del Partido Cantonal (PCAN), que gobernaba en coalición con Alianza Popular (AP), precedente del actual PP.

Datos clave

Plan Parcial
El Sector Rambla abarca una superficie de unos 261.000 metros cuadrados, entre el Estadio Municipal Cartagonova, el Barrio de la Concepción y la Avenida Sebastián Feringán. Además, habrá un parque de 339.000 metros cuadrados, que financiará en parte Cartagena Parque SA.
Residencial
Habrá 1.692 viviendas. Habrá edificios con diez alturas y los primeros pisos estarán construidos en dos años y medio, en las inmediaciones del centro comercial Eroski y del Palacio de Deportes.
Vial
La carretera que comunica la calle Soldado Rosique con la Avenida del Cantón será remodelada. Tendrá dos rotondas.
Aparcamiento
La empresa Cartagena Parque terminará las obras de un parking de mil plazas, junto a la galería comercial y conservará este espacio durante 10 años.
Campamento festero
Carthagineses y Romanos seguirá junto al Cartagonova este año. Podría haber un traslado junto al Mandarache en 2020, pero no está definido.

El convenio debe ser adaptado antes del 1 de octubre próximo, o a lo más tardar un año después, según establece una ley del año 2015. Y lo será por decisión de los socialistas, aunque a poco más de tres meses de las elecciones, tras dos décadas de paralización de las obras. El desfase entre el Plan Parcial y el proyecto de urbanización, detectado cuando los trabajos ya estaban avanzados, desató discrepancias entre el urbanizador y los gobiernos de Pilar Barreiro (PP), que siguieron el criterio de unos servicios técnicos que, ahora, en palabras de Castejón, han asumido «los fallos topográficos que presentaba el proyecto de urbanización elaborado por el Ayuntamiento». También habló del efecto de «los recursos de algunos propietarios afectados por el vial». Como entonces, el jefe del área de Urbanismo es el funcionario Jacinto Martínez Moncada, a quien la alcaldesa y Olivo agradecieron su papel en el acuerdo alcanzado.

El empresario pidió «proseguir» las obras y la ley obliga a actualizar el convenio en un plazo máximo de 20 meses

«Queremos que vuelvas»

El Ayuntamiento «lo hizo mal», y hay que reconocerlo, sostuvo la primera autoridad municipal, ante Martínez, quien compartió la primera fila de la sala de prensa con los concejales de Infraestructuras y Hacienda, Juan Pedro Torralba y Manuel Mora, respectivamente. Por parte del promotor, asistieron el arquitecto Ignacio García y dos colaboradores.

El texto del acuerdo de la Junta, divulgado por el Consistorio a través de su web oficial, ha permitido confirmar que, como adelantó hace unos días 'La Verdad', Olivo instó el año pasado a la institución municipal a «proseguir la gestión y ejecución» del Plan Parcial. El empresario basó su solicitud en la legalidad de dar «cumplimiento exacto a las previsiones del convenio urbanístico suscrito» hace casi treinta años para el desarrollo de unos terrenos que abarcan 261.000 metros cuadrados y de los que Olivo es el principal propietario.

Castejón dice que el Ayuntamiento «lo hizo mal», pero elogia al jefe de Urbanismo de la etapa del PP y de ahora

El documento 'sellado' por el equipo de gobierno recoge que, según el dictamen emitido por el Servicio Jurídico de Gestión Urbanística, el convenio está afectado por la Ley 40/2015, que establece un plazo de tres años «para adaptar los convenios». En el caso del convenio del Plan Rambla, «es necesaria su adaptación a la legislación vigente, abriendo para ello un plazo de negociaciones entre las partes». «Para el caso de que antes del 1 de octubre de 2019 estas negociaciones no hubieran dado fruto y se haya firmado el convenio adaptado, el convenio de 1989 permanecería en vigor hasta el 1 de octubre de 2020, venciendo en esa fecha», advirtieron en Urbanismo.

Con estas indicaciones, y tras meses de discretas conversaciones entre Castejón y Olivo -quien ya se reunió con José López cuando este era alcalde por MC-, el Ejecutivo declaró que el Plan Rambla y su adaptación a la modificación puntual 29 del Plan General de 1987, el que rige en la actualidad, «han recobrado la vigencia» tras haber tumbado el Tribunal Supremo, hace tres años, el Plan General de 2012. Curiosamente, lo hizo tras un recurso de Olivo.

En definitiva, a poco más de tres meses de las elecciones municipales, el Gobierno local estableció que el convenio «se encuentra en vigor». Ahora, los servicios técnicos municipales redactarán ahora una modificación del proyecto de urbanización, respecto al vial central y los polígonos 1 y 2. Olivo ve reconocido «el derecho a proseguir la gestión y ejecución del Plan Parcial, con cumplimiento exacto del convenio suscrito»; y «con independencia de lo anterior», asume el compromiso de realizar y costear «la reparación, ejecución y subsanación de las obras de urbanización del Polígono 3» (Eroski).

A Olivo le aplaudió ayer Castejón su «buena predisposición y voluntad» por convertir una «pesadilla» en un «sueño hecho realidad», en una mañana «alegre» y para «celebrar» lo logrado. En referencia al resto de proyectos que el magnate de los centros comerciales tiene en Cartagena -114 pisos junto al Parque de la Rosa y 300 en la Alameda de San Antón-, la alcaldesa le dirigió además esta petición: «Todos queremos que vuelvas a tu ciudad, a Cartagena».

El campamento, «sin prisas»

El empresario le devolvió repetidamente los cumplidos, entre otras cosas por su dominio de los «datos técnicos». Y, tras recordar que su familia es cartagenera, se mostró «contento de contribuir al desarrollo de nuestra ciudad». Eso sí, no desaprovechó la ocasión para hacer ver que el proyecto de urbanización «se hizo mal» desde la Concejalía; que, pese a no estar obligado a ello, pagará las «mejoras», por ejemplo en las redes de alumbrado, aguas y telecomunicaciones; y que su zona tiene una «baja edificabilidad» respecto a otras colindantes: 0,3, frente a 0,6.

Olivo terminará las obras de un parking de mil plazas y hará edificios de diez alturas. En ellos, ofertará contratos de alquiler a 4 años con opción a compra, para «dar oportunidad a los jóvenes» a precios «asequibles». Para la gran zona verde, de 339.000 metros cuadrados, aportará el importe actualizado de los 150 millones de euros fijados en el convenio.

Acerca del futuro del campamento de Carthagineses y Romanos, Castejón no aclaró si será trasladado junto al centro comercial Mandarache, de cara a 2020. Pidió a los festeros que tengan «tranquilidad», porque este 2019 las fiestas seguirán allí, y afirmó sobre la próxima edición: «No veo las prisas».

PP y MC exigen ver los papeles y hablar del campamento

PP y MC exigieron, de nuevo, ayer que el Ayuntamiento les dé acceso al expediente del Plan Rambla. El portavoz popular, Francisco Espejo, criticó la «falta de transparencia y el autobombo» de la alcaldesa, Ana Belén Castejón. Y afirmó que, «a la vista de que la ley obliga a abrir una negociación antes de octubre para actualizar el convenio urbanístico, la alcaldesa se apresuró a alcanzar un acuerdo con Tomás Olivo». «Castejón ve que el tiempo en la alcaldía se le acaba y ha vendido como un mérito propio un pacto que, en apariencia, a quien más beneficia es a lo intereses legítimos del promotor», dijo el edil popular. Y añadió que la alcaldesa «actúa con deslealtad hacia los técnicos, al destacar su errores», si bien «en los años del PP se le dijo a este promotor cómo tenía que solucionar los problemas de la urbanización y ahora él asume esas correcciones». Espejo reclamó «claridad» sobre el campamento y sobre el coste de un nuevo recinto festero y del parque. Fuentes de MC dijeron que el Plan Rambla «ha estado tres décadas parado porque el PP de Barreiro confundió el interés del municipio con el suyo propio», y que la reactiación es «un logro más de esta legislatura impulsado» por el exalcalde José López. Agregaron que Castejón no explica «que la Avenida del Cantón seguirá siendo provisional, no aclara el alcance de la terminación o no del polígono 3 y no sabe qué hacer con el campamento».

Más

 

Fotos

Vídeos