El nuevo presidente de Cruz Roja luchará por «ganar voluntarios»

Andrés Ros, en su despacho de la Cruz Roja. / J. M. Rodríguez / AGM
Andrés Ros, en su despacho de la Cruz Roja. / J. M. Rodríguez / AGM

Andrés Ros, prejubilado de 61 años, lleva en la ONG desde el pasado año y llega con la intención de dar más visibilidad a la organización

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

El nuevo presidente de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja en Cartagena, Andrés Ros, prejubilado tras años como gerente de una empresa de distribución, ya trabaja, de manera incansable, en su despacho de la calle Gisbert. Hace un mes que fue nombrado y desde entonces no ha parado ni un minuto. Su objetivo en el nuevo cargo es «poner orden en la ONG, dotarla de actividades, ganar voluntarios y dar más visibilidad» a una organización que ha estado sin una cabeza visible desde hace nueve meses.

Desde septiembre de 2017, Cruz Roja Cartagena está inmersa en una crisis, tras la dimisión del entonces máximo responsable, Gabriel Ruiz, por las «presiones» del presidente autónomo, Faustino Herrero. Entonces, asumió los mandos Purificación López, pero año y medio después dimitió, argumentando idénticas causas que su predecesor.

Andrés Ros, de 61 años de edad y cartagenero, llega tras un año y medio como voluntario, con ganas de mejorar la imagen de esta organización y dispuesto a «trabajar». Se presentó a la elección por convicción y por ayudar a los demás. Pese a que fue elegido por la Asamblea, tuvo que esperar varias semanas a ser ratificado por el órgano regional, que no puso ninguna objeción. Tras ello, se vio obligado a aguardar aún más hasta el pasado 8 de julio, cuando fue confirmado por el presidente de Cruz Roja España, Javier Senent.

Más formación

De entre sus objetivos destaca el de ganar voluntarios. «Lo que falta es motivación. Estoy aquí para estimular a los jóvenes, a que vengan y nos acompañen en esta labor. Mi intención es darles formación, para que aprendan el trabajo que tienen que realizar», explicó.