El nuevo gobierno local aplicará el acuerdo laboral firmado por los socialistas

Empleados de las brigadas municipales realizan un montaje técnico en días previos a la Semana Santa del año pasado. / pablo sánchez / agm
Empleados de las brigadas municipales realizan un montaje técnico en días previos a la Semana Santa del año pasado. / pablo sánchez / agm

El documento cerrado con los sindicatos para las prejubilaciones en el Ayuntamiento tendrá una partida en los presupuestos, que dependerá de un informe sobre las disponibilidades económicas

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El acuerdo de condiciones de trabajo para los 1.105 empleados municipales hasta 2022, firmado justo antes de las elecciones por el anterior equipo de gobierno socialista y los sindicatos, será aplicado sin modificaciones por la coalición que forman PSOE, PP y Ciudadanos al frente del Ayuntamiento. Los populares ya han demostrado que prefieren pasar por encima de las discrepancias que pudieran tener a crear inestabilidad en la plantilla y dar baza a la oposición. Ciudadanos tampoco ha dicho nada en contra. Entre las mejoras introducidas por ese pacto están las prejubilaciones incentivadas con entre 5.000 y 40.000 euros para trabajadores municipales que afrontan sus últimos años laborales.

La concejal de Hacienda, Esperanza Nieto, que pertenece al Partido Popular, explicó a 'La Verdad' que ha estudiado el contenido del documento y también ha pedido y obtenido el parecer de los servicios jurídicos y de intervención municipal sobre la forma en la que fue aprobado. Con ese visto bueno, asume que el procedimiento, sin pasar por Pleno, fue el correcto. Asimismo, indicó que está a la espera de un informe de su repercusión económica, este año y el que viene, para ver cómo lo aplica.

Para tenerlo claro

40.000
euros es el tope por prejubilación para personas que puedan pedirla a los 60 años. El mínimo son 5.000, para quien se aproxime a los 65.
400
euros de complemento salarial podría llegar a obtener cada policía que lleve a cabo su trabajo a los mandos de una moto.
100
euros al mes obtendrán los empleados municipales, de media, por la carrera administrativa (ascenso a puestos de responsabilidad desde la plaza de ingreso).

Nieto fue uno de los principales azotes de la política económica y de gestión de personal durante la pasada legislatura, tanto en el bienio largo de alianza de MC y PSOE, como en los 17 meses en los que los socialistas gobernaron en solitario. Sin embargo, en su nueva condición de miembro de la coalición tripartita aplicará íntegramente lo pactado, porque no ve ninguna irregularidad en la forma utilizada para cerrar el acuerdo y aprobarlo.

La respuesta de Nieto tuvo lugar a raíz de una rueda de prensa convocada por MC para cuestionar la puesta en vigor de una norma que pasó por la Junta de Gobierno Local y no por el Pleno. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, firmó el acuerdo con los representantes sindicales en la Junta de Personal (funcionarios) y en el Comité de Empresa (empleados laborales). El ahora principal partido de la oposición considera que después de aprobarlo su equipo debió llevarlo al Pleno para que éste se pronunciara, dado que su aplicación supone un gasto millonario que debían fiscalizar todos los miembros de la Corporación.

Por eso, MC exigirá un informe de la secretaria del Pleno, Alicia García Gómez. Si se confirma su teoría que hay nulidad, pedirá cuentas a los responsables, en este caso a los seis concejales del PSOE que dieron el visto bueno a ese documento.

El acuerdo, cuya aplicación tiene fecha de inicio el pasado 1 de enero, supone modificar el Plan de Ordenación de Recursos Humanos con una vigencia de cuatro años (2019-2022). Incentivará las jubilaciones anticipadas con doce valoraciones distintas según unos tramos. El más temprano empieza a los 59 años para los policías locales y los bomberos. Para el resto, esa posibilidad estará disponible a partir de los 61.

Pocos con menos de 40 años

Las ayudas económicas para las personas que soliciten la jubilación anticipada voluntaria y lleven al menos diez años en el Ayuntamiento se abonarán de una sola vez. Las más elevadas serán para quienes se vayan cinco años antes de lo previsto (los 40.000 euros mencionados). Las más bajas son para quienes lo hagan a los 64 años y 9 meses (5.000 euros).

El plan acordado podría precipitar la salida durante esta legislatura de varios cientos de trabajadores, porque la plantilla municipal está muy avejentada. El 52% de los funcionarios y empleados municipales tiene entre 50 y 59 años. Eso supone 547 personas. Además, algo menos de un 7% no han cumplido aún los 40 años, en una estructura formada por 1.059 funcionarios, 273 contratados laborales, 76 funcionarios interinos y 46 laborales fijos.

La proximidad a la jubilación afecta de manera especial a empleados que ocupan puestos de jefatura. Así sucede en Urbanismo, en Recaudación, en Tesorería, en Infraestructuras y en Servicios Jurídicos, entre otros servicios esenciales para el funcionamiento municipal. En la Policía Local, los retiros sucesivos han llevado a que el mando cambie cuatro veces de manos en seis meses. Ahora lo ostenta un sargento que fue promovido a la condición de oficial en comisión de servicio, como algo excepcional.

En estas circunstancias, al equipo de gobierno tripartito no le queda otra solución que impulsar una legislatura plagada de contrataciones de nuevos empleados públicos, en especial para reforzar cuerpos y servicios sensibles como la Policía Local y las brigadas de mantenimiento de la vía pública (montajes especiales de infraestructuras, sobre todo). Sin embargo, Esperanza Nieto prefirió ser cauta y no hablar de cómo piensa impulsar ese régimen de contrataciones.

En el acuerdo se incluye también la valoración de la carrera profesional para premiar a trabajadores que ingresaron en la plantilla municipal para un puesto concreto y han sido promovidos por sus méritos a otros de superior responsabilidad. La media es de unos cien euros por cabeza.

Asimismo, se establecen complementos específicos como el que premia con 20 euros a los agentes de la Policía Local que presten servicio como motoristas. Para quienes lo hacen de manera continuada, esto podría suponer hasta 400 euros de incremento salarial al mes.

Nieto esgrime los informes de letrados e interventor

La concejal de Hacienda, Esperanza Nieto, aseguró que ha estudiado bien el acuerdo, tanto en lo referente a la forma de aprobarlo, como en el fondo de lo que propone. En el primer caso, cuenta con los dictámenes de la Oficina de los Servicios Jurídicos y del Interventor Municipal, que indican que no es necesario pasar el documento por el Pleno. La ausencia de una memoria económica y de presupuesto no es un problema. «Basta con incluir una partida en los presupuestos municipales de cada año», aseveró. Esto incrementará las cantidades incluidas en la partida de Personal (Capítulo 1), desde este mismo ejercicio. Nieto, que fue en la oposición una de las principales voces críticas con el crecimiento de esta parte del gasto, ya ha asumido, en menos de un mes en el poder, dos incrementos importantes. El primero fue el millón de euros para las horas extra (45.000) de la Policía Local hasta final de año. El segundo aumento se debe al coste del acuerdo de condiciones de trabajo. «No sabemos todavía las cantidades que supondrá», asegura. Las fuentes consultadas por 'La Verdad' indicaron que superará con creces el millón de euros por ejercicio.

MC: «Es un intento de comprar voluntades que inició Castejón»

El portavoz municipal de MC, José López, y sus ediles ayudantes, Jesús Giménez e Isabel García, alertaron ayer del «intento de compra de voluntades» que a su juicio «acometió Castejón al firmar el acuerdo de forma irregular». Si PP y Ciudadanos lo aplican «le darán una validez» que el principal partido de la oposición no ve. Por eso, ha presentado una petición oficial del «informe preceptivo de la Secretaria General de Pleno sobre si la competencia para aprobar el acuerdo es de la Junta de Gobierno Local o del Pleno Municipal». Si es competencia del Pleno, quieren saber si «debe tramitarse su nulidad» y qué ocurre con los pagos ya realizados por las prejubilaciones y con los complementos salariales, así como las responsabilidades de los ediles que firmaron el acuerdo.