El nuevo comisario dice que el trabajo con otros cuerpos es «fluido y directo»

Romero habla con inspectores del cuerpo, tras su toma de posesión. /J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Romero habla con inspectores del cuerpo, tras su toma de posesión. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

El cartagenero Damián Romero trabajará como jefe local de la Policía Nacional para que la sensación de seguridad del ciudadano «no baje»

G. M. P. Cartagena

El nuevo comisario jefe de la Policía Nacional en Cartagena, Damián Romero Pérez (Cartagena, 1961), se comprometió en su toma de posesión, celebrada el viernes, a mantener unas relaciones con el resto de cuerpos de seguridad del municipio «muy fluidas, muy abiertas y directas» para que el ciudadano «note más» la presencia policial en las calles.

En los últimos días, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y Comarca pidió a través de distintos portavoces, entre ellos su presidente, Leandro Sánchez, que «mejore» la coordinación entre cuerpos para frenar la oleada de robos de este verano en pisos del centro de la ciudad y casas del extrarradio. La Policía Nacional ya advirtió de que una de las bandas criminales que actuó en julio en Cartagena fue desarticulada hace unos días en Torrevieja. Además, sigue los pasos de otros grupos delictivos que podrían estar detrás de una docena de asaltos.

En los discursos posteriores no hubo datos ni estadísticas -la Delegación del Gobierno las reserva para una Junta Local de Seguridad que se celebrará el martes-, pero la Policía mantiene que el índice local de criminalidad está por debajo de la media nacional. El comisario indicó que el trabajo de la plantilla que desde ahora tiene a su cargo estará orientado «a que la sensación de seguridad de los ciudadanos no baje». En su opinión, «es lo que requieren las ciudades modernas».

El alto mando regresa a la ciudad tras dos años en la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana

Romero sustituye en el cargo a Ignacio del Olmo, ascendido recientemente a comisario principal y destinado a Valencia. Desde enero de 2017, estaba al mando de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y previamente estuvo destinado 14 años en Cartagena como inspector jefe de la misma unidad pero en el ámbito local.

Listón «inalcanzable»

Romero mostró su «orgullo y satisfacción» por asumir la jefatura de la «segunda plantilla de la Policía Nacional» más grande de la Región de Murcia y aseguró que cuenta con uno de los mejores equipos de mando de España y una «extraordinaria» plantilla.

Tras reconocer que sus predecesores, entre ellos Del Olmo, presente en el acto, dejaron el listón «prácticamente inalcanzable», se comprometió a intentar que su etapa quede «a la misma altura» con «trabajo y sacrificio».

La toma de posesión tuvo lugar en el despacho que la Delegación del Gobierno tiene en el edificio de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla. En el acto de toma de posesión, Romero estuvo arropado por familiares, amigos y compañeros, entre ellos antiguos comisarios, como Sebastián García Raja y Juan Antonio Calabria. La representación militar estuvo encabezada por el almirante del Arsenal, Aniceto Rosique, y la del Gobierno, por su delegado en Murcia, Diego Conesa, quien felicitó al nuevo jefe y le deseó «toda clase de éxitos».

En ello abundó también la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, quien recordó que los logros que alcance Romero en esta nueva etapa serán los «de todos» y recordó la estrecha vinculación del Parlamento con la Policía. Como anécdota, reveló que las cámaras de seguridad de la Asamblea permitieron recientemente a los investigadores del cuerpo atrapar a un delincuente.

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, hizo un «justo reconocimiento público» a Del Olmo y expresó su convencimiento de que Romero «lo va a hacer de lujo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos