Navantia ya emplea en la fabricación de los S-80 a más de 400 obreros externos

Un obrero de Navantia trabaja en el casco del S-81. /A. Gil / AGM
Un obrero de Navantia trabaja en el casco del S-81. / A. Gil / AGM

Tras conseguir elevar el gasto del programa, el astillero ya trabaja para alargar el casco del segundo sumergible mientras acaba el primero

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Una vez resueltas todas las dudas sobre el futuro del proyecto estrella del astillero Navantia, después de que el Gobierno central aprobara el pasado mes de julio elevar el techo de gasto del programa de los S-80 en 1.771 millones de euros y el viernes ordenara la nueva ejecución del programa, la compañía naval ha puesto velocidad de crucero. Ya trabaja en el alargamiento del casco del segundo sumergible y en ciertos trabajos de los otros dos. Para ello, además del centenar de empleados de la plantilla fija de la empresa pública, ya ha contratado a más de 400 trabajadores de empresas auxiliares. Ese número se incrementa de manera puntual hasta 500, cuando hay que hacer trabajos más específicos, según datos aportados por el presidente del comité de empresa, Eduardo Aranda.

Desde finales del año pasado, los empleados están centrados en el montaje del interior de la nave, donde también operan mecánicos, electricistas y electrónicos externos. Se trata de equiparla tal y como detallan los nuevos planos avalados por la empresa americana Electric Boat, tras subsanar los problemas de flotabilidad detectados en 2014.

Un de los principales hitos de estos trabajos se cumplió en verano con la instalación del motor eléctrico principal en el prototipo de la serie y el tanque de oxígeno líquido necesario para alimentar los motores en inmersión.

Nuevas armas submarinas

El calendario de entrega de los cuatro nuevos submarinos es el siguiente: septiembre de 2022, mayo de 2024, marzo de 2026 y julio de 2027. Estos nuevos sumergibles, cuyos nombres serán 'Isaac Peral' (S-81), 'Narciso Monturiol' (S-82), 'Cosme García' (S-83) y 'Mateo García de los Reyes' (S-84), deberán relevar a los actuales 'Galerna' (S-71), 'Mistral' (S-73) y 'Tramontana' (S-74), que alcanzarán así los 40 años de servicio al final de su vida útil después de las obras de revisión a las que van a ser sometidos en los próximos años. El 'Siroco' (S-72) fue dado de baja en 2012.

El comité de empresa negocia ya el número de jubilaciones

Los representantes de los trabajadores de Navantia en el comité de empresa negocian el número de jubilaciones que serán necesarias en Cartagena para rejuvenecer la plantilla, uno de los objetivos previstos por la compañía en el Plan Estratégico 2018-2020. La empresa calcula que en sus instalaciones cartagenera serían necesarias 214, en una primera fase. Tanto la dirección como los trabajadores quieren cerrar las negociaciones antes de que acabe el año.

 

Fotos

Vídeos