Medio Ambiente exige a Repsol la limpieza del fuel y descontaminar la rambla del Charco

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La Consejería de Medio Ambiente ha solicitado a Repsol que adopte «las medidas necesarias para evitar que se pueda repetir un incidente» como el vertido de hidrocarburos a la rambla del Charco ocurrido el pasado sábado. Además, le ha instado a que «en cuanto finalicen las labores de limpieza y descontaminación y presente los Documentos de Control y Seguimiento (DCS) de los residuos retirados» en Escombreras y de su traslado.

Entre otras cosas, la empresa deberá «identificar al gestor final» del fuel, como parte de un informe donde detalle el origen del derrame, las cantidades de residuos retiradas y un reportaje fotográfico. El Ayuntamiento de Cartagena informó de que quedaron afectados 500 metros cuadrados y según ANSE, la mancha alcanzó 1,5 kilómetros de largo.

Fuentes de la Comunidad Autónoma explicaron que el Servicio de Inspección y Control Ambiental comprobó «que la zona más afectada es la ubicada junto a la mercantil Vertex, en la que se observaron hidrocarburos tanto en el suelo como en la vegetación». Los funcionarios no observaron restos ni en la desembocadura ni en la dársena portuaria de Escombreras, junto a la entrada de la mercantil Bunge. Allí, recordaron, fue instalada una barrera de contención.

Fuentes de Repsol indicaron que el fuel «está siendo almacenado en unas balsas específicas en la refinería, para su adecuado tratamiento en las plantas de depuración de aguas». Añadieron que estas están «diseñadas para la depuración de las aguas tras su uso industrial, mediante tratamientos fisicoquímicos y biológicos».