La Manga tendrá grúa en 2019

Vehículos estacionados en el depósito municipal de La Asomada. / P. Martínez / AGM
Vehículos estacionados en el depósito municipal de La Asomada. / P. Martínez / AGM

El depósito de Cala Flores, previsto para este año, empezará a recibir vehículos mal estacionados el próximo verano

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El servicio de la grúa municipal tendrá el próximo verano en Cabo de Palos una extensión específica para la recogida y el almacenamiento de vehículos mal aparcados, accidentados y abandonados. El Ayuntamiento pagará 2.492.000, IVA incluido, por cuatro años de servicio, en los que la adjudicataria (provisionalmente figura Transportes Urbanos de Cartagena SA, Tucarsa), tendrá que mantener en funcionamiento el depósito de La Asomada, durante todo el año, y el nuevo del Mar Menor y La Manga, en los meses estivales. Para ello dispondrá, al menos, de nueve gruistas.

La necesidad de contar con este servicio en temporada alta es un clamor entre los residentes de La Manga y el Mar Menor, que acumulan años de quejas. Si un vehículo aparca delante de una cochera particular, interrumpe un acceso o causa cualquier otro problema, la espera es considerable hasta que una grúa desplazada desde Cartagena llega a donde es requerida.

Por eso, el Ayuntamiento introdujo en 2016, en el pliego del nuevo contrato, una mejora con una alta puntuación para que fuera decisiva en la adjudicación. Se trata del aprovechamiento de un solar de titularidad municipal, ubicado en Cala Flores, para instalar un depósito. Además, el pliego incluye un sistema más moderno y rápido de comunicaciones para que los agentes de la Policía Local puedan multar un coche e indicar a la vez a la grúa el lugar exacto para que lo recoja, sin necesidad de estar presentes. De esta forma se quiere agilizar el servicio.

El concejal de Seguridad y Tráfico, Francisco Aznar, anunció esta novedad en marzo de 2017, con la esperanza de tener el depósito en funcionamiento aquel mismo verano o, como mucho en el actual.

Sin embargo, un error en las ofertas presentadas y dos recursos, de reposición y ante el Tribunal Administrativo Central de Resolución de Contratos, lo impide. «Este año ya no podrá ser. Pero será el último sin depósito veraniego para toda la zona de La Manga, Cabo de Palos y otras localidades ribereñas del Mar Menor», dijo Aznar.

Este servicio de grúa es una de las medidas de acompañamiento a los planes para mejorar la accesibilidad a La Manga. De hecho, en 2016 se pensó en incluirla de alguna manera en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi), cuando se supo que la Unión Europea contribuía con 15 millones de euros. Finalmente, el Ayuntamiento lo ha metido en su contrato municipal. Falta por ver si se firma algún convenio con el de San Javier, para incluir también los arrastres de vehículos de su parte de La Manga.

Infracciones y abandonos

El servicio de la grúa en Cartagena registró, el año pasado, un leve aumento del número de remolques de todo tipo de vehículos, con 1.517, respecto a los 1.490 del año anterior. Sin embargo, pese a que la variación fue mínima, hay datos parciales que registraron cambios importantes. Los vehículos abandonados que acabaron en la cerca, en 2017, fueron 168, un 17% menos que los 202 de 2016. El parque móvil ha rejuvenecido y de él han ido desapareciendo coches antiguos que acaban como chatarra. Hay una relación de tres a uno entre los entregados por sus dueños y los retirados por la grúa, al comprobar su abandono.

También ha bajado el número de vehículos remolcados por la grúa, tras haber sido robados y abandonados. En 2016 fueron 54, con 24 motocicletas, y el año pasado solo 48, con 19 vehículos de dos ruedas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos