Un ladrón entra al Parque de Seguridad y se lleva un todoterreno de Bomberos

El vehículo robado, en una foto de un curso de conducción. / a. c.
El vehículo robado, en una foto de un curso de conducción. / a. c.

La Guardia Civil localizó el vehículo sin daños, horas después, en el municipio de Totana, al igual que al implicado, vecino de San Javier

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

Un ladrón entra en casa de la Policía y, además, consigue salir de ella con su botín. Así se puede resumir la situación que se vivió ayer por la mañana en el Parque de Seguridad del Ayuntamiento de Cartagena, donde un individuo logró entrar saltando una valla y robó un vehículo todoterreno de la Jefatura de Bomberos, que estaba estacionado con la llave puesta.

El suceso ocurrió hacia las 5.30 horas de la mañana, a menos de tres horas para que tuviera lugar el relevo diario de efectivos -los bomberos realizan guardias de 24 horas-. Un hombre joven con una camiseta oscura y un pantalón blanco accedió al Parque de Seguridad saltando la valla perimetral por la zona de la autovía, la más próxima al Hospital Santa Lucía y a los barrios de Los Mateos y Lo Campano. Los primeros edificios que el individuo se encontró dentro del recinto son los ocupados por los bomberos. Se dirigió hacia el hangar de los vehículos, donde había estacionado un Nissan Pathfinder que es usado como vehículo auxiliar por los jefes del cuerpo, así como para rescates en zonas de monte. Es de color rojo, lleva los distintivos del cuerpo y también su correspondiente puente de luces de emergencia.

Según informaron fuentes policiales, el ladrón se subió al coche y aprovechó que llevaba la llave puesta -los bomberos suelen dejar así sus vehículos para ganar segundos en situaciones de emergencia- para arrancarlo. Dio marcha atrás y, como la puerta de salida de camiones estaba cerrada, buscó la que utilizan los vehículos de la Policía Local, cincuenta metros más adelante, que sí estaba abierta.

El ladrón consiguió salir del Parque de Seguridad y burlar la búsqueda que varias dotaciones policiales emprendieron por toda la ciudad. No lograron seguir su pista. No obstante, su aventura acabó ayer a mediodía en Alhama de Murcia, donde fue detenido por la Guardia Civil. Es un delincuente habitual, aseguraron fuentes conocedoras del caso, que negaron que el hombre intentara previamente llevarse un camión del mismo aparcamiento.

Todos los movimientos del intruso fueron registrados por las cámaras del recinto policial, cuyas imágenes fueron revisadas ayer varias veces por mandos de Policía Local y de Bomberos.

Fuentes oficiales consultadas por 'La Verdad' restaron importancia a este robo, que se vio favorecido por que el vehículo tenía puesta la llave y el ladrón encontró abierta «casualmente» la puerta del Parque de Seguridad por la que acceden los patrullas de la Policía Local, que a esas horas suele estar cerrada. Los bomberos de servicio estaban dentro de su edificio, igual que los encargados del control, pendientes de posibles llamadas y de las pantallas del 112, aseguraron. Descartaron que esa situación se hubiera podido dar en el edificio que ocupa la Policía Local en el Parque de Seguridad, ya que a los vehículos les quitan las llaves cuando estacionan y estas se dejan en un llavero situado en un lugar de acceso restringido, donde habitualmente hay personal de guardia.

La Guardia Civil localizó el vehículo sin daños, horas después, en el municipio de Totana, al igual que al implicado, vecino de San Javier.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos