José Espinosa, la pasión de contar

José Espinosa, ayer en el barrio de Los Dolores. / LV
José Espinosa, ayer en el barrio de Los Dolores. / LV

JOSÉ SÁNCHEZ CONESA

José Espinosa (Cartagena, 1953) nos refiere con prolijo detallismo su trayectoria y anecdotario adherido, animado por un entusiasmo adolescente. Así, es fácil que pasen rápidas las horas de conversación. Le debe rejuvenecer el contacto continuado que mantiene con estudiantes de colegios e institutos. Su prosa se orienta al exigente público infantil y juvenil, lo que no resulta nada fácil, pues se les debe atrapar desde la primera página.

Pródigo y locuaz contertulio, resulta imposible el aburrimiento a su lado, pues hábilmente estimula la praxis tertuliana de quien tiene en frente. Es un rango sobresaliente de su identidad personal. Lleva ya más de 20 años escribiendo novelas. Este hobby tuvo que compaginarlo un tiempo con su trabajo de funcionario en el Arsenal Militar, antes de su jubilación, que disfruta desde hace un tiempo.

En noviembre de 2002 publicó su primera novela con la editorial Áglaya, 'Atrapado por la realidad'. Un año después, le siguió 'Los ladrones de la noche y otros relatos', destinada a los más pequeños. En 2005, vio la luz su tercera obra, 'Crónica de una decepción', y en Alfaqueque Ediciones ha publicado 'Arturo y los espejos' (2009), 'Aventuras de un gorrión atrevido' (2012), 'La mochila verde' (2016), 'La venganza de Bas' (2017) y 'Domi tuvo un sueño' (2019). Esta producción novelística le ha permitido realizar más de 400 encuentros en centros de enseñanza y bibliotecas de la región y provincias limítrofes. La perseverancia personificada.

Luis Delgado, director del Museo Naval y escritor lo alentó: «Tienes imaginación y se nota que has leído». Para concluir con algunas recomendaciones: «Que la inspiración te pille sentado y no dejes de leer a los narradores rusos, como Tolstoi o Dostoievski».

Del editor Ángel Márquez recuerda su invitación a la lectura de 'El Príncipe', de Maquiavelo. Otros de sus autores favoritos son Dickens y Benito Pérez Galdós, con quienes comparte la concepción realista del relato. Habla con entusiasmo de obras que le conmovieron, como 'La montaña mágica', 'Los miserables', 'Drácula', 'El coronel no tiene quien le escriba', 'Cien años de soledad' y varias de Vargas Llosa. También le fascina hablar de cine. Fue colaborador del diario 'El Faro' (6 años) y tertuliano y crítico literario en Onda Cero, Cadena SER de Cartagena (7 años) y Tele Cartagena (más de 4 años). Mantiene una tertulia quincenal en la Sociedad Económica, aunque comenzó en el Casino, en la que toman parte, entre otros, Ignacio Borgoñós y Paco Marín, además de otros escritores, profesores y pintores.

Encuentros con escolares

Artículos suyos han sido reproducidos por el diario 'Mercurio' de Colombia y 'La Nación' de Argentina. En Tele Cartagena entrevistó junto a Paco Marín a una desconocida María Dueñas, cuando acababa de publicar 'El tiempo entre costuras'; por ello se enorgullece de haber sido de sus primeros lectores. A los seis meses volvieron a verse en la SER, cuando María ya llevaba 100.000 ejemplares vendidos. Un año después sumaba el millón, un caso que constituye una magnífica prueba de lo bien que funciona el bocaoreja.

Anima así a los jóvenes a «practicar el hábito de la lectura»: «Os reportará grandes beneficios. Leer os cambiará la vida, os hará más tolerantes, más inteligentes y más atractivos. Uno no se enamora solo de la belleza externa, influyen más factores como la forma de ser, las formas de expresión». A continuación, me confiesa: «Quiero pensar que alguien me hará caso».

En este sentido, Espinosa explica a los estudiantes que «aquellos jóvenes que leen, saben expresarse y hablar correctamente. Además, con la lectura conseguiréis sacar mejores resultados en vuestros exámenes, ya que también os ayudará a saber expresaros correctamente por escrito».

Para escribir su última obra, 'Domi tuvo un sueño', ha empleado ocho meses con horario de currante, de nueve de la mañana a dos de la tarde y de cinco a ocho. Le ha importado y mucho la opinión de su hija y de su hijo José Alberto, un excelente lector que hasta se atreve con El tío del saco.

Está prohibido aburrir y debe contener valores. Dos o tres primeras páginas son claves como conectar en tres minutos en un encuentro, logrando que escuchen y pregunten mucho. Para ello hay que bajarse del pedestal siendo empático: vas como amigo, de tú a tú.

Hay que escribir bien con esfuerzo, porque ellos se dan cuenta si no se les respeta. Se adquiere una gran responsabilidad social porque influyen en la configuración de valores, por ello recomienda que las lecturas estén tuteladas por profesores. Entre unos 4.000 a 5.000 ejemplares de sus obras se estarán leyendo en estos momentos, fundamentalmente sus principales ventas se realizan en los centros educativos.

Atención a los jóvenes

En el caso de 'Domi tuvo un sueño', es su primera novela con personaje femenino protagonista. Se trata de una niña que no tiene un crecimiento físico normal, por lo que es diferente. Bueno, en realidad todos somos diferentes y minusválidos en algún aspecto. Ese es el asunto de este libro de 206 páginas, de relato ágil: la marginación y el acoso por ser diferente. Alguien ha dicho que los más jóvenes se fijan en el aspecto externo, la belleza o la fealdad, en lugar de descubrir la bondad o la maldad. Pero también presentes están otros acontecimientos, como el primer amor o la muerte del padre.

Necesitamos poner palabras a lo que experimentamos, pues al nombrarlo lo identificamos, dominándolo mejor. Pepe no adoctrina, suscita y provoca la reflexión de cada cual. Un acto educativo radical mediante el cual la literatura aporta claves para ir generando un patrimonio interior en el lector, amueblándose por dentro para afrontar en mejores condiciones lo que se vive y lo que está por venir. Descubriéndose a uno mismo, descubriremos mejor a los demás.

Pepe está más vivo que nunca cuando conversa y cuando escribe, siguiendo en su estilo la estela del maestro Cervantes: «Llaneza, muchacho, y no te encumbres que toda afectación es mala».

Temas

Libro