Jaime Cros y las historias de la radio

Jaime Cros, segundo por la izquierda, con Juan 'El Calala', Joaquín Sánchez 'El Palmesano' y el cantaor Hilario, haciendo el programa 'Cartagena, Paso a Paso', en los ochenta, en la SER. / LV
Jaime Cros, segundo por la izquierda, con Juan 'El Calala', Joaquín Sánchez 'El Palmesano' y el cantaor Hilario, haciendo el programa 'Cartagena, Paso a Paso', en los ochenta, en la SER. / LV

JOSÉ SÁNCHEZ CONESA

Conversamos en el local social de Canteras con Jaime Cros (Peñarroya de Tastavins, Teruel, 1942). Apenas eleva la voz, animando la charla con las numerosas anécdotas de quien ha vivido intensamente. De vez en cuando recita algunos versos que siempre van con él.

Se aficionó a la radio y al teatro al unísono, escuchando las obras de Radio Juventud de Cartagena en las voces de Emilio García, Manuel López Paredes, Ricardo Soler o la de su propio hermano Alejandro Cros.

En dicha emisora se convocaron en 1959 plazas de meritorio obteniendo la primera Enrique Escudero de Castro y Jaime la segunda. Los aspirantes debían grabar tres horas de locución de diversos textos que les presentaban a azar para su lectura, bien fuese publicidad o noticias. Al director, Agustín Gómez, no le encajaba aquel novel y lo puso a rezar el santo rosario todos los días, como era preceptivo. Así estuvo dos años, siendo felicitado por alguna señora devota que le regalaba el elogio: «Dios te bendiga hijo porque eres el que mejor lo rezas. Lo haces sin prisa».

Cuando entró en Radio Juventud, se encargó de rezar el rosario a diario en antena, como era preceptivo

Por aquel tiempo los estudios se ubicaban en el Palacio de Aguirre, trasladándose con posterioridad al Paseo de Alfonso XIII, desde hace muchos años reconvertidos en sede de RTVE.

En aquellos tiempos todo texto radiofónico debía revisarse previamente por la censura, cuya oficina estaba en la plaza Castellini. Hasta tal extremo llegaba el control que un locutor al comunicar un resultado de fútbol apostilló de su propia cosecha algo así como: «¡Ya era hora que ganara! «Y tuvo sus problemas por salirse del guion establecido.

Etapa teatral

Jaime marchó a Madrid en 1962 para probar fortuna como actor profesional, dedicación que complementaba con los seriales radiofónicos en Cadena Azul de Radio Difusión. Desde Cartagena también le escuchaban.

Trabajando en la compañía de Vicente Parra, con Marisa Paredes, recorrió el país con 'La Isla del Tesoro' y 'Las Andanzas de Pinocho', recalando en Cartagena donde el diario 'La Verdad' anunciaba a sus lectores: «Camino de la fama, Jaime Cros». Aquel director que antaño le encomendó el rosario reconoció entonces su error, lo que le honra, ofreciéndole volver cuando quisiera a la empresa.

Retornó a la radio en 1965, tras casi cuatro años de escenarios. En Radio Juventud de Madrid conoció a Luis del Olmo y a Pedro Ortuño, a quien nombraron director de Radio Popular en Murcia. Ortuño le propuso trabajar en una emisora que abrían en Villareal, lo que a Jaime le interesaba pues tenía novia en Castellón. Allí estuvo cinco años como locutor de mañana, incluyendo un espacio teatral de humor porque la querencia le arrastraba. Luego le insistieron para ocuparse de Vigo, destino que ocupó 10 años.

Al instalarse la cadena SER en Cartagena, pensó que sería una excelente oportunidad que aprovechó para regresar a la tierra. Aceptó la propuesta, retransmitiendo además los partidos del Cartagena y del Murcia, ambos por entonces en Segunda División. Multiplicaba su sueldo debido a los cuantiosos ingresos publicitarios generados.

Lo cuenta con satisfacción: «En mi etapa de locutor deportivo estuve repetidas veces en estadios de 1ª y 2ª división y transmití cerca de 500 partidos de fútbol, entre ellos el del ascenso del Efesé en Torrejón, en 1982». En uno de ellos, Algeciras-Cartagena, le acompañaba el trovero Joaquín Sánchez 'El Palmesano', quien comentaba los lances del juego improvisando quintillas y décimas.

Cante de las Minas

Nombran al director de Radio Popular de Vigo director general de la cadena COPE, quien propone a su vez a Jaime para dirigir Radio Mar Menor en Los Alcázares, cerrando su etapa en la SER que duró de 1981 a 1985. Una experiencia muy interesante la de ese periodo pues presentó el Festival del Cante de las Minas de La Unión durante tres ediciones. En la correspondiente a 1982 tuvo que recitar varios poemas y su compañera en la presentación, Inés Martínez, cantó diversas canciones de folk pues la deliberación del jurado no se produjo hasta altas horas de la madrugada. Había que llenar el largo vacío que se generaba y qué mejor que recurrir a estos grandes profesionales.

En la emisora costera subió los ingresos publicitarios de manera espectacular durante los tres años que duró aquella etapa en la radiodifusión marmeronese. Aún daría otro paso en su carrera fichando por Onda Cero, empresa que lo buscó para abrir la emisora en Cartagena desde cero y nunca mejor dicho. Pasó a ser una de más rentables del país, por lo que le encomendaron más tarde reflotar la de Castellón, pero debido a problemas internos dejará la profesión.

Decidió reemprender la actividad editorial ya que durante su estancia viguesa publicó dos historias del Celta de su autoría, más unos siete u ocho libros sobre el fútbol gallego. Durante su paso por Radio Cartagena de la cadena SER escribió cinco libros sobre el Efesé y una historia del Naval. Incluso editó unas revistas de pasatiempos para aficionados a los deportes. Lamentablemente enfermará y se jubilará con 62 años, tras superar el cáncer que lo aquejaba.

Esta nueva situación le brindó la oportunidad de retomar con brío el teatro en Cartagena y contribuir activamente a fomentar la afición infantil en su barrio, Canteras. Desde hace años pasa mucho tiempo en pueblos de su Teruel natal, donde ha provocado gran hervor en aquellos lugares con sus enseñanzas y dirección de grupos.

Sin duda, Jaime Cros protagoniza una parte importante de la radio en Cartagena. Y también del teatro.