«La inspiración no te llega sentado en el sofá, sino con un pincel en la mano»

Eugenio Para Vegara. / lv
Eugenio Para Vegara. / lv

Eugenio Para Vegara, pintor

MINERVA PIÑERO

En sus lienzos, Eugenio Para Vegara (Barcelona, 1970) refleja el color del Mar Menor que conoció en su infancia, las flores y frutas que encontraba en la huerta, la playa de Las Catedrales que visitó hace un año en Ribadeo (Lugo), los barcos pesqueros que allí encontró y que forman parte de 'Mares de papel', la última exposición que ha realizado en el Casino de Murcia. Técnico en medicina nuclear, mientras trabaja en el Hospital de la Arrixaca, reserva siempre dos horas diarias a la acuarela, «mi manera de sentir», la técnica con la que se expresa.

-¿Qué caracteriza su pintura?

-Me gusta el detalle. A una flor, por ejemplo, le pongo la espina, la hoja, el pétalo... No la insinúo; pinto exactamente cómo es. Cada pintor tiene su propia personalidad.

-¿Qué colores suele emplear?

-Me llaman la atención los malva y los azules oscuros, como puede ser el azul indio... Este color, en concreto, parece negro, aunque no lo sea. Cuando se diluye en el agua aparece una gama de colores de ese tono que son increíbles. El efecto que se crea me convence.

-¿Qué le resulta más complicado al emplear la técnica de la acuarela?

-Alguien dijo que se pintaba como se dibujaba. Si no eres buen dibujante, será difícil que una acuarela salga bien. Esta es la razón por la que la acuarela exige saber dibujar. Eso es lo primordial. De lo contrario, no podremos conseguir el resultado esperado. También es importante romper con la metodología del óleo, con las pinturas muy densas, ya que en la acuarela el agua corre mucho. Si no la dominas en el papel, el agua se escapa.

-¿Qué opina sobre el arte contemporáneo?

-Que aporta algo que no puede darnos otro tipo de técnicas. Los artistas que lo cultivan transmiten de manera diferente sus sentimientos. Por un lado, creo que debe estar ahí, para poder diferenciarlo de otro tipo de arte más realista. Por otra parte, puede que ciertas obras contemporáneas estén sobrevaloradas. El arte contemporáneo requiere que quien lo vea conozca bastante al artista para poder sentir lo mismo que lo que el pintor experimentó en el momento en el que hizo la obra. El arte más figurativo, más realista, es más sencillo de entender, entre comillas.

-¿Cuál de sus obras destacaría?

- 'Mar de papel', ya que quienes han visto el cuadro han sido capaces de diferenciar que el mar que pinté no era el de aquí, que no era el Mediterráneo, sino el Cantábrico. Pudieron sentir esa sensación; diferenciar la calidez de esta costa de lo frío que es el mar del Norte.

-¿Considera que las instituciones apoyan el arte como debieran?

-Creo que en las instituciones se crean muchos intereses. Realmente tiran de lo que está de moda. A veces, invierten en algunas exposiciones contemporáneas que no hay por donde cogerlas. Es una pena. ¿Dónde está el artista, aquel que trabaja y estudia la técnica? Ciertas cosas parecen sacadas de contexto. Deberían empezar a plantearse qué obras pertenecen a un movimiento artístico y cuáles no.

-¿Qué pintor le sorprende?

-Mi preferido es Pedro Cano. Ha hecho que los pintores abramos la mente de verdad. Me gusta por donde va su camino, descubrir lo que hace y aprender de él.

-¿Cree en la inspiración?

-Creo que tiene que llegar pintando, con un pincel en la mano y un color diluyéndose en el agua; ahí es cuando aparece. Tiene que salir en ese taller, en ese estudio y momento. La inspiración no te llega sentado en el sofá, sino con un pincel en la mano.

-¿Cuál fue su última colección?

- 'Mares de papel', que estuvo expuesta en el Casino de Murcia. En ella, el papel era el protagonista.

-¿Y la próxima, cuándo será?

-Ahora mismo estoy en barbecho. Tengo que volver a crear algo que realmente me oriente para hacer una nueva exposición. Soy muy exigente con mis cuadros.

-¿Cuándo se mudó a Murcia?

-Nací en Barcelona de rebote. Mis padres han vivido en Suiza, en Barcelona... Allí se afincaron una temporada. Después, volvieron a Murcia, cuando yo tenía unos dos años. Así que yo me siento y soy totalmente murciano. Lo de Barcelona solo lo pone en el carné de identidad.

 

Fotos

Vídeos