Innovación y belleza en la Manga Club

Lorenzo Martínez, Rafi Zambudio, Ester Monasterio, Nico Almagro y Rafaela Lardín. / FOTOS: ANTONIO GIL / AGM
Lorenzo Martínez, Rafi Zambudio, Ester Monasterio, Nico Almagro y Rafaela Lardín. / FOTOS: ANTONIO GIL / AGM

ÁNGELA DE LA LLANA

Una sabia mezcla de innovación y diseño; explosión de tules, gasas, sedas, encajes y piezas únicas maridadas con ramos de una gran originalidad y colorido. Todo un espectáculo de belleza y glamour en cuerpos de escándalo, en un lugar exclusivo e incomparable, con un Mar Menor de fondo que se vislumbraba en el atardecer como prolongación a los verdes campos de golf que conforman la zona.

El pasado jueves todo era armonía y belleza en la terraza del hotel Príncipe Felipe de la Manga Club. Se celebraba el acto central de la 'The Bridal Experience', un encuentro en el que se han descubierto las novedades en el mundo nupcial.

El lugar se convirtió en la mejor pasarla de moda para presentar en exclusiva la colección de vestidos de novia 2020 de la diseñadora Paula del Vas, todo un lujo para los 180 invitados que alabaron sus creaciones, marcadas por la originalidad.

Con más de 20 años de trayectoria en el mundo de la moda nupcial los sugerentes trajes de Paula del Vas no dejaron de sorprender. Blancos, como marca la tradición, pero también rompedores vestidos en rosas empolvados, verde limón y negros de encaje vaporosos. Sedas, gasas, bordados en cristal, tejidos superpuestos, enormes mangas y toda una serie de combinaciones, que fueron puestos en escena por modelos de Monroe Models, peinadas por el salón de peluquería de Rocky Belda, maquilladas con productos de Bobbi Brown y luciendo joyas de Del Campo Joyeros. Entre los colaboradores, los fotógrafos Javier Berenguer y María Caparrós.

Modernos y actuales

De las primeras en felicitar a la diseñadora fue la consultora de moda y estilo de vida Nuria March, que fue invitada para el evento. «Estoy impactada. Me han encantado los trajes, son muy modernos, actuales y las modelos estaban espectaculares», dijo nada más concluir el desfile.

Laura Díaz, Julia López, Ariadna Manzanera, Andrew Sánchez, Miriam Alegría, Raquel Gálvez, Brigitte Marí, Javier Marmol y Pablo Almansa acudieron a un desfile cuya decoración corrió a cargo del arte floral de Fernando Hijo.

Especialmente contentos estaban trabajadores del complejo, como Mariló Sanmartín, Pilar Peral, Patricia Cegarra, Idoia Carrillo y Lorenzo Martínez. Junto a ellos, el director general de La Manga Club, Nick Montgomey, quien dijo estar «encantado de demostrar que nuestro entorno es el mejor para celebrar una boda».

No faltó a la cita el tenista Nico Almagro, que se acaba de incorporar al complejo como director de la academia de tenis. Acompañado por Rafi Zambudio y su mujer, Rafaela Lardín. Esta última explicaba que Paula del Vas fue la encargada de realizar su traje de novia.

Mirián Girao, la encargada de la manicura de las modelos, presenció el desfile con gran interés, al igual que Desiree Steinebronn, Lucía García, Ana María Gómez, Verónica Martínez y Alicia Caro. «Nos ha parecido precioso, distinto y original», explicaron asistentes como Elena Aguilar.

Arropada por muchos de sus familiares, la diseñadora, que destaca por su carácter sencillo y afable, recibía el elogio de su hija, Paula Cánovas, que ha seguido su estela como diseñadora. «Yo no hubiera podido dedicarme a esto si no es por mi madre», señaló.

Espectacular y creativo

Esther Monasterio, su madre, contaba como «cada desfile que hace es más espectacular y creativo». Con ella charlaban los hermanos Chari y José Joaquín del Campo, que pusieron ese toque final que reportan las joyas, Vicente Navarro, Nicole Van Heden, María Lax, Ilu Vera Meseguer y Raúl Arriaga.

La diseñadora, que comentaba que «lo más bello de la boda es siempre la mujer», añadió que esta puede vestir como quiera, «siempre que prime el buen gusto, la clase, la elegancia y el estilo. Unos patrones infalibles que Paula del Vas domina como nadie.