Indignación en La Aljorra por el mal estado de la Vía Verde

Botellas y cristales esparcidos en la Vía Verde, a la altura de la gasolinera de La Aljorra./la verdad
Botellas y cristales esparcidos en la Vía Verde, a la altura de la gasolinera de La Aljorra. / la verdad

Los usuarios denuncian la nula conservación del camino y la Comunidad anuncia una inversión de 450.000 euros para hacer arreglos y un paso elevado

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Las quejas de senderistas y ciclistas por el mal estado de la Vía Verde del Campo de Cartagena, que une la ciudad con Totana y Mazarrón, aumentan proporcionalmente a los desperfectos que encuentran en el camino. A los carteles caídos, postes arrancados, tramos que discurren junto a carreteras sin elementos de seguridad que separen a vehículos y senderistas y el pavimento con baches y socavones se une ahora la suciedad y los obstáculos, concretamente a la altura de La Aljorra.

Y es que, pese a las denuncias de los usuarios de la senda, desde hace más de diez días, a la altura de la gasolinera de La Aljorra, hay esparcidos y amontonados en la cuneta vidrios de botellas de cerveza y refrescos que hacen peligroso el paso, sobre todo de los ciclistas. Las quejas también vienen estos días porque los vehículos de la feria aljorreña obstaculizan el paso.

«Nos vemos en la obligación de circular entre los coches y camiones y buscar otras alternativas», criticó un miembro de la Asociación BTT Cartagena llamado Francisco González. Además, las últimas lluvias han empeorado el estado del pavimento en algunas zonas, por ejemplo, en el tramo que va desde la diputación hasta la factoría de Sabic. Aunque el piso tenía una capa que facilitaba la absorción del agua, ha desaparecido por el paso continuo de vehículos y tractores, algo que ha hecho que cuando llueve haya charcos y barro.

Postes en el suelo

Las críticas comenzaron en febrero. Entonces los viandantes y ciclistas pusieron varias denuncias e hicieron llamadas al Ayuntamiento avisando de la situación en la que se encontraba. Ahora, ha empeorado, ya que hay más postes caídos y pintados y zonas del camino destrozadas. El gerente del Consorcio de las Vías Verdes, Juan Soria, se comprometió a que a lo largo del pasado mes de marzo se harían mejoras, pero hasta ahora nada se ha ejecutado.

La inversión total realizada para el acondicionamiento del antiguo trazado ferroviario Totana-Cartagena y su ramal La Pinilla-Mazarrón alcanzó los 1,34 millones de euros. Las obras fueron cofinanciadas con fondos Feder de la Comisión Europea. Diez meses después de su inauguración, hace dos semanas el Consejo de Gobierno aprobó una partida de 449.000 euros, para hacer un paso elevado y obras de mejora en todo el trazado.

El objetivo es facilitar el cruce del sendero con la carretera RM-E11 mediante una pasarela metálica sobre la citada carretera. Se trata de una estructura de tres metros de ancho y 45 de longitud. Asimismo, se realizaran otras obras de adecuación. De esta manera, «se mejora la seguridad y funcionalidad de los 100.000 usuarios que, según las previsiones, transitarán anualmente por esta vía», según indicaron desde el Gobierno regional.

La actuación tiene un plazo de ejecución aproximado de cuatro meses desde la aprobación de la inversión. El dinero también está incluido en el Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) Región de Murcia 2014-2020.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos