Homenaje municipal a un cronista gráfico

Pedro Martínez, Alejandro Albaladejo, Isabel Fernández, Lorena García, José, Míriam y Alejandro Albaladejo, con Pablo Sánchez del Valle. / FOTOS: P. S. / AGM
Pedro Martínez, Alejandro Albaladejo, Isabel Fernández, Lorena García, José, Míriam y Alejandro Albaladejo, con Pablo Sánchez del Valle. / FOTOS: P. S. / AGM

ÁNGELA DE LA LLANA

Hay personas que por queridas y admiradas nunca caen en el olvido y si, además, nos dejan un legado que se puede considerar histórico y de un gran valor informativo y sentimental para la ciudad, su recuerdo permanecerá para siempre. José Albaladejo Ros nos dejó ya hace ocho meses y, como bien dijo la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, «su falta es palpable para todos aquellos que lo conocimos».

Pepe Albaladejo se crió en el poblado de Refinería y ya siendo un niño le apasionaba la fotografía, un arte que convirtió en su profesión. «Lo recuerdo junto a mi hermano marchándose de noche al monte para fotografiar estrellas y constelaciones», explicaba Inés Martínez, la hermana del también fotógrafo Pedro Martínez. Este ha sido, junto con Pablo Sánchez del Valle, el comisario de una exposición que se inauguró el pasado jueves en la sala Tomás Rico del Palacio Consistorial.

Muy emocionada, Isabel Fernández, la viuda del protagonista, explicaba cómo «los dos comisarios, que eran muy amigos de Pepe, han buceado en el archivo fotográfico de mi casa y han podido montar esta exposición en la que se aprecia parte de su trabajo. Hoy nos sentimos muy arropados por todos sus compañeros y amigos». Junto a ella, sus hijos Alejandro, Míriam y José, su nuera Lorena García, y su nieto Alejandro. Tampoco faltó su hermano Paco Albaladejo.

'La mirada ubicua 1992-2018' nos deja un resumen del trabajo del reportero gráfico y fotógrafo municipal durante más de 30 años. Se trata, por lo extenso de su archivo, de una pequeña selección de 80 fotografías, 20 de ellas elegidas por el propio Albaladejo antes de su fallecimiento para una exposición de fotoperiodismo en la que iba a participar.

En la selección de fotografías sus compañeros han empleado varios meses para examinar someramente el vasto archivo de José Albaladejo, contenido en miles de negativos, decenas de cedés y 40 discos duros en formato digital. «Lo deseable es que el magnífico archivo que posee su familia no caiga en el olvido, ya que recoge la historia de Cartagena y su comarca con ese punto de humor y ese corazón tan grande que él tenia», explicaba Pablo Sánchez.

Muchos fueron los compañeros de profesión y de trabajo que acudieron al evento, como Leto Bajo, Lola Camarzana, María del Mar Sánchez Amor y Paco Ortiz. Martina Ruiz, una compañera que no pudo retener las lágrimas, explicaba que «Pepe era un buen compañero que se le echa mucho de menos porque siempre estaba dispuesto a ayudarte».

No faltaron a la cita el cronista Juan Ignacio Ferrández, Isabel Belizón, Elena Ruiz Valderas, Juan Urquízar, Juan Lizana, Eduardo Miguel, Almudena Martínez y Rubén Fabeiro. El fotógrafo José Carlos Ñíguez comentaba la calidad de los trabajos y consideraba que «de esta exposición, y del legado de este fotógrafo, se debería de hacer un libro ya que refleja a la perfección la historia de la ciudad».

Irene Ruiz, Teresa González Adalid, Sol Agüera y Carlos Bausá también estuvieron entre los asistentes que disfrutaron con las instantáneas tomadas por el protagonista durante una larga trayectoria que le llevó a trabajar para 'Diario 16 Murcia', Agencia EFE, Fundación Cante de las Minas, 'La Verdad', la COEC, la Asamblea Regional y el Ayuntamiento de Cartagena, entre otros medios de comunicación, entidades e instituciones. El almirante del Arsenal, Aniceto Rosique, acudió a la cita «porque lo he tratado mucho y era una persona a la que cogí cariño».

La muestra, en la que se repasan aspectos singulares de la actualidad y las manifestaciones culturales y sociales que ha vivido el municipio de Cartagena en las últimas tres décadas, recoge momentos de gran trascendencia histórica, como las protestas acaecidas frente a la Asamblea Regional durante la crisis de los 90 y las visitas a la ciudad del Conde de Barcelona, Mario Vargas Llosa y los Reyes de España, entre otras personalidades.