La grabación a Conesa y Castejón desata un seísmo político y acaba en el juzgado

Ana Belén Castejón y los otros cinco concejales del PSOE, el pasado miércoles en la rueda de prensa para valorar su expulsión. / P. SÁNCHEZ / AGM
Ana Belén Castejón y los otros cinco concejales del PSOE, el pasado miércoles en la rueda de prensa para valorar su expulsión. / P. SÁNCHEZ / AGM

La alcaldesa denunciará el 'pinchazo' de la reunión con el secretario general del PSRM-PSOE y estudia llevar a Ferraz el audio para que anule su expulsión

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCARTAGENA.

La grabación del encuentro entre Diego Conesa y Ana Belén Castejón donde el secretario general del PSRM-PSOE prometió a la alcaldesa de Cartagena y a los otros cinco concejales socialistas que propondría no expulsarles del partido por haber pactado en el Ayuntamiento con PP y Cs, si la regidora renunciaba a sus cargos orgánicos y a optar a una tercera candidatura a la alcaldía, causó ayer un terremoto político en el municipio, con eco nacional. La difusión del audio, en una exclusiva de 'La Verdad', llevó a Castejón a anunciar la presentación de una denuncia ante los tribunales por vulneración de sus derechos fundamentales, pues el archivo sonoro se hizo «sin su consentimiento».

Además, ha puesto también en manos de un abogado la posible incorporación de esta noticia al recurso que interpondrá ante la Comisión de Ética y Garantías del PSOE para evitar su expulsión de este partido. El argumento, que Castejón no descarta emplear ante la Justicia, si su formación política no anula la decisión que adoptó el pasado lunes, es que el procedimiento está viciado porque ella y su equipo actuaron «de buena fe», ante los compromisos adquiridos por Conesa.

«Han violado nuestro derecho a la intimidad y al honor. No nos dijeron que iban a grabar la reunión. Era un encuentro privado que no debía hacerse público. Ya he puesto este asunto en manos de mi abogado», anunció la alcaldesa, a través de un comunicado del Grupo Municipal Socialista. La primera edil, a la que dieron diez días hábiles para presentar un recurso y que ya advirtió el miércoles de que iba a «luchar con uñas y dientes hasta el final contra una decisión injusta», mostró su «indignación» con lo ocurrido respecto a «una reunión privada» que tuvo lugar el 18 de junio. Y apuntó que la denuncia llevará también la firma del resto de ediles: Juan Pedro Torralba, Irene Ruiz, David Martínez, Alejandra Gutiérrez y Mercedes García.

Castejón: «Han violado nuestro derecho a la intimidad y al honor»

En la rueda de prensa que protagonizó con su equipo hace tres días, Castejón acusó a Conesa de haber incumplido «su palabra» de que los concejales no serían apartados del partido, si a cambio renunciaban a sus responsabilidades orgánicas y dejaban el paso libre a una reordenación interna, incluida la formación de una Comisión Gestora que prepararía la elección de un nuevo secretario general en Cartagena.

El audio del encuentro -celebrado en la Asamblea Regional y al que asistieron Conesa, los ediles, el diputado Alfonso Martínez Baños y el candidato a edil Ángel Rafael Martínez- muestra cómo Conesa prometió interceder por los ediles para que siguieran no solo en el partido sino también en el gobierno local. En concreto, afirmó que, de cara al expediente sancionador que iba a tramitar la Ejecutiva Federal, él plantearía a los órganos del partido aplicar la «atenuante» de haber cumplido con sus «requisitos».

«Tú imagínate que yo fuera presidente de la Comunidad dentro de dos semanas y tuviera que venir aquí, a Cartagena, y tener a la alcaldesa de Cartagena expulsada. Tú imagínate la situación», comentó Conesa a Ángel Rafael Martínez, a propósito de los efectos negativos que tendría el que echaran a Castejón.

La misma mañana de la reunión, los concejales comparecieron ante los periodistas y cumplieron con lo pactado y esa misma tarde la Ejecutiva Regional, reunida en Murcia, pidió expedientar a los ediles 'rebeldes', por haber pactado con los partidos de derechas en contra del criterio de este órgano autonómico, sin comunicárselo al secretario general y sin hacer la «preceptiva» consulta interna a la militancia.

El martes, la dirección nacional del partido, cuya sede está en la calle Ferraz, en Madrid, envió un burofax al Ayuntamiento donde comunicó la expulsión de todos los representantes municipales, por haber actuado «a espaldas del partido», incurriendo así en faltas graves y muy graves. En concreto, la resolución, fechada el 19 de agosto, citó el que se negaron a romper el pacto en un plazo de 48 horas y que tampoco quisieron entregar sus actas de ediles para dar paso a otros compañeros de la lista electoral. En consecuencia, los ediles pasarán al Grupo No Adscrito, si bien seguirán en el Ejecutivo, donde a partir de junio de 2021 tomará el relevo en la alcaldía Noelia Arroyo, del PP.

«Me parece un poco vergonzoso. Es mi partido, es mi familia socialista y esto...», dijo este viernes Castejón sobre el audio, en la Cadena Ser. Y en la cadena de televisión Cuatro, Castejón pidió «perdón» por no haber consultado al partido y reclamó el 'indulto': «Pido a mi partido que nos dé la oportunidad de poder defendernos en Ferraz, de explicarles que vamos a demostrar que ser socialistas es algo más que tener un carné, aplicando en estos cuatro años de legislatura políticas progresistas». Añadió que, igual que el PSOE de Pedro Sánchez pide la abstención de PP y Cs para gobernar España, ella está «liderando desde Cartagena precisamente lo que demanda la ciudadanía: el acuerdo entre partidos constitucionalistas».

Más