El 'Furor' se une a los Buques de Acción Marítima de la Armada

Ceremonia de bienvenida, este viernes, en Cartagena. / Antonio Gil / AGM

La nave, destinada en el Arsenal de Cartagena, estará destinada a luchar contra la piratería y la inmigración ilegal

EFECartagena

El muelle de La Curra de Cartagena ha acogido este viernes el acto de recibimiento del 'Furor' (P-46), el sexto Buque de Acción Marítima (BAM) de la Armada que completa la serie y que estará destinado a luchar contra la piratería y la inmigración ilegal.

El BAM 'Furor', que fue entregado a la Armada el 21 de enero en El Ferrol tras ser construido en el astillero de Navantia ubicado en esta ciudad gallega, estará destinado en el Arsenal de Cartagena, al igual que su antecesor y buque gemelo, el 'Audaz', que llegó el pasado mes de septiembre de 2018. Este buque, que ha supuesto cuatro años de actividad para el astillero ferrolano, concluye el programa BAM, que está sustituyendo sus viejos patrulleros, que en el caso del 'Audaz' y el 'Furor' corresponden a las antiguas corbetas 'Cazadora' y 'Vencedora', ya dadas de baja.

De la misma forma que sus antecesores, el 'Furor' cuenta con una eslora de 93,9 metros, está dotado de altas prestaciones, cubierta de vuelo y una autonomía de víveres para 35 días. Además, el Sistema Integrado de Control de Plataforma de última generación desarrollado por Navantia Sistemas, permite su operación con una dotación reducida, concretamente de 52 tripulantes, incluido un enfermero y dos sanitarios.

Otras de las misiones que puede llevar a cabo es el control de tráfico marítimo, las operaciones de interdicción marítima, la protección y escolta del tráfico mercante, las operaciones de evacuación de personal no combatiente en zonas de conflicto, la lucha contra el narcotráfico, así como la vigilancia y control de legislación medioambiental y de pesca.

La ceremonia de bienvenida ha sido presidida por el Almirante de Acción Marítima interino (Almart), vicealmirante Juan L. Sobrino, quien ha resaltado que este modelo destaca por su excelente rendimiento en las agrupaciones internacionales en las que se han integrado, demostrando su eficacia y operatividad en los escenarios «más exigentes». Así, Sobrino ha valorado que, tras un año de pruebas y control del equipamiento, el BAM 'Furor' se incorporará a misiones como la 'Atalanta', contra la piratería en el Golfo de Adén y Somalia, o la 'Sophia', que lucha contra las redes de tráfico de personas en el mar Mediterráneo, cuyo objetivo es prevenir flujos de migración irregular.

El Almart ha revelado que está «en proyecto» las obras de adecuación del Muelle de La Curra, al igual que ha ocurrido en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, donde están destinados los primeros cuatro BAM de la serie, con el fin de optimizar el rendimiento de estos buques y que puedan estar atracados sin dotación a bordo y poder ser controlados desde tierra.