Frente común entre alcaldes y regantes para dar soluciones la sequía en la Región

Alcaldes del Campo de Cartagena junto con el presidente de la CRCC./J.M. RODRÍGUEZ / AGM
Alcaldes del Campo de Cartagena junto con el presidente de la CRCC. / J.M. RODRÍGUEZ / AGM

En una reunión han recordado que están en peligro más de 10.000 hectáreas de arbolado y el empleo directo de unas 41.000 personas

EP

El Campo de Cartagena se encuentra en estado de emergencia por la falta de agua tras sufrir tres años de una "brutal" sequía. Por ello, los alcaldes de Pilar de la Horadada, San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares, Torre Pacheco, Fuente Álamo, Cartagena y Murcia han decidido hacer un frente común con los regantes para obtener soluciones.

Más

Y es que, explican desde la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena (CRCC), "la situación se ha agravado considerablemente" por el cierre del Trasvase Tajo-Segura en mayo, por el sellado de las desalobradoras particulares y desmantelamiento del salmueroducto que limita el uso de las aguas subterráneas con alta salinidad; la situación de los embalses de la Cuenca del Segura, que se encuentran al 13 por ciento de su capacidad, y porque ya no se dispone del agua de la desalinizadora de Torrevieja, por destinarse toda su producción al abastecimiento de la población.

Este cúmulo de problemas están provocando una reducción importante de la actividad agrícola que, a su vez, redunda en una disminución de empleo. En esta línea, los regantes destacan que la contribución total al PIB de la agricultura del Campo de Cartagena y de su industria agroalimentaria asociada es de 1.015 millones de euros, generando un empleo directo de 41.500 personas. Además están en peligro grandes superficies de arbolado (más de 10.000 has) y de invernaderos (unas 2.000 has).

Debido a esta "grave" situación, la Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena (CRCC) ha mantenido una reunión de trabajo con los alcaldes de los municipios de sus zonas regables.

Concretamente, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón; el de Fuente Álamo, Antonio Jesús García; el alcalde de Los Alcázares, Anastasio Bastida, y el del Pilar de la Horadada, Ignacio Ramos García. Así como el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo; la alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez; el alcalde de Torre Pacheco, Antonio León, y Antonio Navarro, teniente alcalde de Murcia. A la misma ha asistido el presidente del Sindicato Central de Regantes Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez.

Durante la misma, el presidente de la CRCC, Manuel Martínez,indicó que, a día de hoy, su entidad solo prevé disponer para el presente año hidrológico el 7% de los recursos necesarios para cubrir la demanda hídrica de los cultivos de sus zonas regables.

Pagar 4 millones de euros «para no recibir agua del trasvase»

Además ha explicado que en junio del presente año, la Administración Estatal modificó el modo de aplicación de las tarifas del trasvase que se ha realizado durante 38 años. Esta modificación le supondría a la CRCC tener que pagar unos 4 millones de euros anuales sin recibir agua procedente del trasvase. Lo que considera "un verdadero despropósito; no estamos dispuestos a pagar por un agua que no se nos suministra".

Ha señalado que lo principal es el mantenimiento del Trasvase Tajo-Segura, "dotándolo de mayor estabilidad, el resto son medidas complementarias". También ha destacado que existen una serie de medidas, que se llevan años proponiendo al Estado, que pueden resolver toda esta problemática hídrica, como es la construcción de una red de colectores, una planta de tratamiento, y un emisario, para la conducción y evacuación del rechazo de las desalobradoras.

A lo que se suma aumentar el aporte de agua desalinizada, finalizando "urgentemente" la acometida eléctrica de la desalinizadora de Torrevieja e incrementar su capacidad a 120 hm3, además de ampliar en 25 hm3 más la capacidad de producción de la desalinizadora de Escombreras, y analizar la construcción de nuevas desalinizadoras.

Otras medidas pasan por agilizar la construcción de las infraestructuras para la consecución del vertido cero al Mar Menor (ampliación de la red de captación de agua de drenaje, y ampliación de la desalobradora del Mojón para la reutilización de este agua de drenaje para riego) y la puesta en marcha de unos 250 sondeos particulares durante el periodo de sequía, explican desde la Comunidad de Regantes en comunicado de prensa.

También favorecer las cesiones de derechos (bancos del agua), el precio social del agua desalada y la realización del Plan Hidrológico Nacional "para que se puedan ejecutar las infraestructuras hidráulicas necesarias que den estabilidad al sistema de una vez por todas".

Déficit de infraestructuras

Poniendo de manifiesto que "la problemática hídrica de nuestro país no se debe solamente a la falta de precipitaciones, sino al déficit de infraestructuras, existiendo soluciones viables socioeconómicamente y sostenibles medioambientalmente a corto, medio y largo plazo", tal como refleja el estudio elaborado por el Scrats, y en el que ha colaborado la CRCC.

Por otro lado, Manuel Martínez ha solicitado el apoyo público e institucional de cada uno de los ayuntamientos para "garantizar la perdurabilidad" del Acueducto Tajo-Segura "como pilar básico de futuro para nuestras poblaciones"; conseguir que "se lleven a cabo a la mayor brevedad posible, todas aquellas medidas que pueden aportar agua a nuestra Comarca, y solucionar de manera definitiva la problemática hídrica que venimos sufriendo".

Asimismo, les ha pedido que suscriban el 'Manifiesto Levantino' por el agua y le den la máxima difusión para conseguir los objetivos del mismo; rechazar el cambio en el modo de aplicación de la tarifa del trasvase Tajo Segura; agilizar los trámites administrativos que puedan requerirse de los ayuntamientos para la ejecución de medidas; hacer frente común con los regantes, participando de forma activa en cualquier foro o debate que se celebre en defensa del sector, sobre todo ante sus partidos políticos y ante la Administración del Estado.

Tras la intervención del presidente de la CRCC, según informan desde la Comunidad de Regantes, los alcaldes han expuesto su opinión sobre la crítica situación que está sufriendo el Campo de Cartagena, manifestando su apoyo "firme y decidido" al sector agrícola, demandando la puesta en marcha lo antes posible de todas las actuaciones que posibiliten la disponibilidad de agua de modo estable al Campo de Cartagena.