Fomento corrige a la Comunidad y no iniciará las obras del AVE al menos hasta 2019

íñigo de la Serna dialoga con Ana Belén Castejón, en presencia de Fernando López Miras, Francisco Bernabé y otras autoridades, en el vestíbulo del Palacio Consistorial./Antonio Gil / AGM
íñigo de la Serna dialoga con Ana Belén Castejón, en presencia de Fernando López Miras, Francisco Bernabé y otras autoridades, en el vestíbulo del Palacio Consistorial. / Antonio Gil / AGM

El ministro anuncia ante Castejón y López Miras que el baipás de Beniel y el tramo hasta Murcia serán licitados el año que viene

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

El inicio de las obras para la llegada del AVE a Cartagena se retrasará, al menos, hasta 2019. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, admitió ayer, en el Palacio Consistorial, que es «imposible» iniciar este año el trazado de Alta Velocidad desde Murcia y la construcción del baipás de conexión con Alicante. Su apuesta es licitar los contratos el que viene, por unos 110 millones, y agilizar el procedimiento para que, a finales de 2019, ya haya operarios sobre el terreno. Sus palabras contradicen el anuncio del presidente regional, Fernando López Miras, en junio de 2017, de que este año habría máquinas trabajando, y contravienen las exigencias de la alcaldesa, Ana Belén Castejón. Sin embargo, ninguno habló en público del retraso de al menos doce meses sobre el calendario que dio la Comunidad.

De la Serna, que hasta ahora no había dado fechas, se pronunció por primera vez con claridad, tras una reunión con Castejón a la que asistió López Miras. «Vengo a dar la cara», subrayó, y explicó cómo acelerará las tres fases de la obra.

«El proyecto del trazado incluye el tercer raíl del tramo y la electrificación, con la construcción de una subestación en Balsicas», enumeró el responsable ministerial. Esta actuación incluye la plataforma nueva, la adaptación de la vía a la Alta Velocidad y al ancho europeo del Corredor Mediterráneo y la supresión de las curvas incompatibles con el paso de un AVE. Para electrificar, se contará con Red Eléctrica Española.

En dos meses habrá que decidir si el tren de alta velocidad llega a la ciudad soterrado o no

La alcaldesa evita citar en público la nueva demora y dice que, en la reunión, exigió rapidez

En segundo lugar, está el baipás de 1,7 kilómetros, en Beniel, para conectar con la línea que llega desde Alicante, de forma que los viajeros y las mercancías vengan a Cartagena sin pasar por Murcia. El ministro informó de que la redacción de los proyectos durará un año y de que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) las licitará inmediatamente después. Para agilizar los trámites previos, De la Serna se comprometió a hacer las expropiaciones necesarias en cuanto esté listo el proyecto básico, para poder disponer de los terrenos en cuanto esté el plan constructivo. Recordó que ese proceder ha dado buen resultado en el tramo Murcia-Almería.

Su compromiso acabó ahí. De la Serna no dio fecha de inicio ni de finalización de las obras del trazado y del baipás. «No voy a entrar en juegos perversos con eso. Hay que ser prudente, cauto, serio y riguroso cuando se habla de proyectos complejos», dijo el ministro. También informó del coste de las obras. La estimación de Fomento es que el trazado del Reguerón a Cartagena costará 102 millones de euros y que el baipás de Beniel supondrá un gasto de entre 8 y 10 millones.

El presidente habló de 2018

La tercera pata del proyecto de Alta Velocidad es la integración del corredor de entrada en la ciudad, que se tratará en abril. El día 15 de este mes habrá una reunión preparatoria de la Comisión de Seguimiento de la Sociedad Cartagena Alta Velocidad, que agrupa al Ministerio, la Comunidad y el Ayuntamiento. «En ella se podrá avanzar en algunos aspectos, pero está previsto que Ineco, empresa dependiente de Fomento, tenga acabado en abril el estudio de alternativas, con lo cual es razonable convocar entonces un consejo de administración para tomar una decisión», subrayó De la Serna.

Fomentó confirmó que la estación seguirá en la terminal de Víctor Beltrí, pero no dijo nada de cómo llegará a ella el AVE. El soterramiento de la línea, planificado cuando se pensó en financiar su coste con la creación de un nuevo ensanche en El Hondón, supone ahora una pesada carga económica. Sin embargo, De la Serna no quiso excluirlo como posibilidad. Fuentes del la alcaldía indicaron que lucharán por ello, «para que el crecimiento urbano no quede encorsetado», y añadieron que el ministro dijo que lo tendrá en cuenta y advirtió del sobrecoste y del aumento de los plazos que puede suponer.

Por último, De la Serna informó de la contratación y el comienzo, en abril, de las obras de restauración de la estación, presupuestadas en 122.000 euros. Fueron anunciadas en primavera de 2017, tienen un plazo de ejecución de tres meses y deben estar acabadas en verano.

Tanto Fernando López Miras como Ana Belén Castejón escucharon las declaraciones de Íñigo de la Serna a los periodistas sobre la licitación de las obras en 2019, un año más tarde de lo que dijo el presidente en 2017. En sus declaraciones posteriores, éste no hizo referencia a ese asunto y se limitó a «agradecer al ministro su compromiso firme de garantizar un futuro próspero para Cartagena».

Por su parte, Castejón expresó su «exigencia de disponer de información de los plazos y del presupuesto» sobre el AVE, para participar en todas las decisiones. «Cartagena ha estado mucho tiempo aislada del mundo, y nos sentimos encorsetados», dijo. La regidora no pidió explicaciones por la demora y se hizo «cargo», en su comparecencia, de la complejidad de los proyectos en liza. Con todo, la nota emitida por el Ayuntamiento aseguró que la regidora fue más reivindicativa durante la reunión que en la rueda de prensa posterior.

Avance en Alcantarilla y Lorca

Antes de estar en Cartagena, De la Serna visitó Alcantarilla. En esta localidad, anunció la ampliación del tramo ferroviario soterrado para el paso del AVE, de 315 a 850 metros, de forma que las vías «estarán cubiertas» desde el colegio Jacinto Benavente hasta el apeadero del Camino de los Romanos. Además, las vías se reducen de tres a dos y la anchura del corredor pasa de 15 a 11 metros. En la práctica, las vías no irán soterradas en el barrio de Las Tejeras, pero el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, indicó que tratará en las reuniones técnicas de ampliar los metros del soterramiento. En el exterior del Ayuntamiento, De la Serna se cruzó con un grupo de vecinos descontentos.

Ya en Cartagena, De la Serna dio a conocer la ventaja que el trazado hacia Lorca y Almería le lleva al de Cartagena, al anunciar que «todos los proyectos de ese recorrido estarán acabados» en un mes y que en junio «estarán licitados», para el inmediato inicio de las obras.

Más