Fomento anuncia que el AVE llegará a Cartagena en 2023 con los últimos 800 metros soterrados

Reunión del Consejo de la Sociedad Cartagena Alta Velocidad, con la alcaldesa Ana Belén Castejón; Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras y Patricio Valverde, consejero de Fomento. /Pablo Sánchez / AGM
Reunión del Consejo de la Sociedad Cartagena Alta Velocidad, con la alcaldesa Ana Belén Castejón; Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras y Patricio Valverde, consejero de Fomento. / Pablo Sánchez / AGM

El transporte de mercancías, para el que todavía no hay fechas, se desviará justo antes del cruce con la autovía hasta el polígono de Los Camachos, primero, y el puerto industrial de Escombreras, más tarde

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El AVE llegará soterrado a Cartagena en 2023. El Ministerio de Fomento, el Gobierno regional y el Ayuntamiento llegaron este viernes al acuerdo de traerlo por el trazado actual, con los últimos 800 metros bajo tierra y en un máximo de cinco años. Lo hicieron en el seno de la Sociedad Cartagena Alta Velocidad, cuyo Consejo de Administración se reunió en el Palacio Consistorial. «Se va a hacer en los plazos que ya dimos el año pasado. No hay retraso alguno. Los cartageneros no pueden sufrir más retrasos después de tantos años en los que las fechas se han cambiado», explicó el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura. Pese a la cercanía de las elecciones, Saura habló de que este plan de obras tiene «una certidumbre» de cumplirse, «porque parte del acuerdo unánime» de los tres gobiernos implicados. El hecho de que el municipal y el central sean del PSOE y el de la Comunidad del PP representa, para él, la seguridad de que quien asuma el poder esta primavera, tras las elecciones en cada administración, respetará este pacto. Sin embargo, admitió que nada es inmutable. «En el pasado, los acuerdos sobre esta obra han cambiado varias veces», reconoció.

El acuerdo rubricado este viernes reedita el protocolo de 2006 sobre la Alta Velocidad trece años después. Permitirá licitar «a final de año» el soterramiento desde el puente de Torreciega hasta la estación actual. Así, se podrá aprovechar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), que respalda ese protocolo y que caduca el 31 de diciembre.

Más

La trinchera por la que la vía descenderá antes de entrar en el tramo subterráneo quedará preparada a su vez para un soterramiento futuro hasta 3,5 kilómetros de distancia de la estación. Esta segunda fase carece de fechas, pero Saura aseguró que será financiado «con los mismos porcentajes» que la primera: 50% de fondos del Estado, 25% de capital de la Comunidad y 25% de dinero municipal. «El coste oscilará entre los 260 y los 343 millones», explicó el secretario de Estado. Eso obliga al Ayuntamiento de Cartagena a prever una inversión de más de 70 millones en los próximos cuatro años, y a buscar las fórmulas de financiación necesarias.

«Los fondos del Estado están garantizados porque dependen de Adif, que tiene un presupuesto estimativo y no limitativo», indicó Saura. Eso le permitirá hacer la licitación pese a que no hay Presupuestos Generales del Estado este año y se funciona con las cuentas del anterior, prorrogadas.

Una vez asegurados los plazos y la financiación de la entrada ferroviaria, se habló del resto del trazado de unos 60 kilómetros hasta Murcia, por Torre Pacheco, Balsicas y Sucina. «El secretario de Estado nos ha garantizado que la doble vía electrificada desde la Hacienda Riquelme estará lista en los mismos plazos», explicó el consejero de Fomento, Patricio Valverde, en representación de la Comunidad Autónoma. Valverde se felicitó de que el acuerdo recupere el protocolo de 2006, acordado cuando el PP gobernaba en las tres administraciones. También agradeció que Adif estudie que la vía provisional que se instale mientra se soterra la definitiva sea electrificada y de ancho europeo.

Protesta de los vecinos en contra del trazado de la línea del AVE en Cartagena.
Protesta de los vecinos en contra del trazado de la línea del AVE en Cartagena. / Pablo Sánchez / AGM

Mercancías y pasajeros, juntos

La entrada ferroviaria a Cartagena tiene pendiente otra variación que tardará más en concretarse. Se trata del ramal para el tráfico de mercancías, que se desviará justo antes del cruce con la autovía A-30, para transportarlas hasta el polígono de Los Camachos, primero, y hasta el puerto industrial de Escombreras, más tarde. Saura admitió que el acuerdo de este viernes solo contempla la realización del «estudio informativo», sin fechas. Eso supondrá que los trenes de mercancías seguirán circulando algún tiempo junto al resto por el trazado que se va a soterrar.

Saura confirmó, a preguntas de los periodistas, que en los próximos días presentará el proyecto de restauración integral de la estación del tren al que llegará el AVE, cifrado en cinco millones de euros.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, por su parte destacó la importancia de que «las tres administraciones competentes acuerden por unanimidad licitar ya la obra de soterramiento de los 800 metros finales. También insistió en que este pacto «cumple con la resolución del Ayuntamiento de Cartagena», apoyada unánimemente por todos los grupos políticos en un Pleno Municipal.

Este viernes, una veintena de representantes vecinales mostraron ante la puerta del Palacio Consistorial su desacuerdo con eso. Se manifestaron con pancartas en las que pedían que se considere la alternativa oeste, que se separa del trazado actual y pasa junto a Los Camachos, para luego bifurcarse del trazado de mercancías, junto a Borricén y llegar a la estación en paralelo a la carretera de La Unión. Esa opción quedó definitivamente descartada.