La falta de médicos de familia complica el dispositivo para evitar el colapso en verano

José Sedes. /Antonio Gil/ aGM
José Sedes. / Antonio Gil/ aGM

El SMS pide a los facultativos doblar turnos, para abrir por las tardes los consultorios, y repartir las vacaciones entre los próximos tres meses

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La falta de médicos de familia se ha convertido en el principal quebradero de cabeza para la Gerencia del Área de Salud de Cartagena. La carencia de facultativos para cubrir las vacantes por vacaciones amenaza con colapsar los centros de salud este verano y provocar nuevas esperas a los pacientes que solicitan ser atendidos. Para evitar esta situación o, al menos, minimizarla, el gerente, José Sedes, ya trabaja en la reorganización de los recursos humanos con los que cuenta, para dar atención a los más de 270.000 usuarios de Cartagena, Mazarrón, La Unión y Fuente Álamo y a los miles de turistas que abarrotarán durante julio y agosto las zonas costeras.

Ante la dificultad de encontrar médicos de cabecera para la época estival, Sedes ya negocia con los facultativos para que estos fraccionen sus vacaciones. «Se están organizando para cogerse sus días libres durante los meses de julio, agosto y septiembre, para así evitar que el centro quede bajo mínimos», explicó ayer el gerente, tras la presentación de un curso de verano de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

Hay centros de salud, como el del barrio de La Concepción, donde los trabajadores ya han comenzado a cogerse vacaciones este mes. El objetivo es que el centro médico pueda atender con sus profesionales las cartillas que tiene asignadas, sin que los pacientes sufran largas esperas.

Según los cálculos del sindicato médico CESM, se precisa una veintena de doctores en los consultorios del área

Dificultades para contratar

Otra de las medidas que quiere poner en marcha es la apertura de los centros de salud y consultorios por las tardes, para «dar cobertura asistencial a los pacientes de todos los puntos de atención», dijo. Además, el gerente está ofreciendo a los médicos trabajar también en horario vespertino.

«Con quien más problemas tenemos es con los médicos de cabecera, porque no tenemos los suficientes para prestar servicio a todos los centros de salud y consultorios. Estamos teniendo muchas dificultades para contratarlos», añadió el responsable del área de salud.

Ante la falta de trabajadores, la Gerencia ha realizado un llamamiento a los residentes que han acabado recientemente sus prácticas en los centro médicos del área. También lo ha hecho en comunidades autónoma limítrofes, ofreciendo contratos de hasta seis meses.

Ciudadanos critica los planes de la Consejería, pues los profesionales trabajan «bajo presión»

Se trata de evitar que los centros de salud queden bajo mínimos, dadas las dificultades para contratar a médicos de familia. A nivel nacional, este déficit es de unos mil médicos al año, lo que ha llevado a la Región de Murcia a instar al Ministerio de Sanidad a solicitar la ampliación de la oferta de plazas MIR (Médico Interno Residente) a 3.000 puestos por año, en los próximos diez años.

Para la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Salvemos el Rosell se trata de un parcheo, ya que no conseguirá a más médicos. Para uno de los portavoces de este colectivo, José Eduardo Caballero, lo que hay que ofrecer son contratos bien remunerados y con estabilidad. «Lo que ofrecen ahora no es suficiente, por eso optan por otras zonas de la Región y de España», señaló.

Con esta situación, las bajas de los médicos obligarán a cerrar parte de sus agendas. Esas serán asumidas, en parte, por otros compañeros. Los doctores que lo hacen están obligados a tener una mayor dedicación con los pacientes que no son suyos, para conocer los antecedentes de cada uno de ellos y su situación actual.

Eso hace que se incrementen los tiempos de atención, las demoras en la asistencia y las quejas de los ciudadanos a los propios profesionales. Si un día normal, un doctor atiende una media de 40 pacientes de su propia cartera, cuando falta algún compañero se ve en la obligación de reducir de los suyos y ver a al menos a la mitad del cupo del ausente. Según fuentes médicas, tienen que atender a unas 60 o 70 personas. En algunos casos, los profesionales pasan consulta hasta las cuatro y media de la tarde.

«Es una fórmula de ahorro»

El Sindicato Médico de Murcia (CESM) lamentó, en una nota de prensa, que el Servicio Murciano de Salud aplique la «no contratación» como «fórmula de ahorro» y se aproveche del sacrificio de los médicos de Atención Primaria, un grupo que sostiene el sistema sanitario «mientras ven truncados sus planes vacacionales y suplen los permisos de los compañeros». Según sus cálculo, en el área de salud faltan 22 facultativos para completar una plantilla mermada.

Para el portavoz de Ciudadanos en Cartagena, Manuel Padín, las medidas que plantea el SMS, provocará que los médicos trabajen «bajo presión». Es por ello por lo que insistió en la convocatoria del Consejo de Salud de Cartagena, para tratar este y otros temas, como la necesidad de abrir un servicio de Hemodinámica las 24 horas, los 365 días del año.

La convocatoria del Consejo de Salud continúa sin fecha

El gerente del área de salud II de Cartagena, José Sedes, explicó ayer que la convocatoria del Consejo de Salud, el órgano que analiza la situación sanitaria, continúa sin fecha. «Estamos analizando el orden del día y una vez que lo tengamos, fijaremos un día y una hora», dijo. Esta reunión, a la que asistirán asociaciones vecinales, colectivos sociales y partidos políticos de Cartagena, estaba prevista para días después de las elecciones locales ya autonómicas. Una vez celebradas, «hemos tenido que esperar a la constitución de la Junta de Personal, donde están representados los sindicatos del sector sanitario. Una vez hecho, ahora tendremos que ajustar agendas», añadió Sedes. En el encuentro se presentará un informe de evaluación y actualización de datos sobre el servicios de Hemodinámica, por si hay que revisar procedimientos. El trabajo está siendo realizado a raíz de la carta publicada por cardiólogos del Santa Lucía en la revista de la Sociedad Española de Cardiología. En ella, atribuyen al horario un incremento de la mortalidad, en los tres últimos años.

Más