Interior expulsa de la Policía a cuatro agentes condenados en 'Cala Cortina'

Agentes de la Policía Nacional reconstruyen el 'caso Cala Cortina', acompañados por uno de los detenidos., en una fotografía de archivo./Antonio Gil / AGM
Agentes de la Policía Nacional reconstruyen el 'caso Cala Cortina', acompañados por uno de los detenidos., en una fotografía de archivo. / Antonio Gil / AGM

El Ministerio apoya su decisión en la firmeza del fallo de la Audiencia y en la ley de Régimen de Personal que regula las plantillas del Cuerpo

EFEMurcia

No volverán a lucir el uniforme de la Policía Nacional. El Ministerio del Interior ha dado de baja como funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) a cuatro de los cinco agentes que fueron condenados a cuatro años de prisión por los delitos de detención ilegal y homicidio por imprudencia en el conocido como 'caso Cala Cortina', del que fue víctima el vecino de Las Seiscientas (Cartagena) Diego Pérez.

Esta resolución del Ministerio del Interior fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado martes, y acuerda «la pérdida de la condición de funcionario» de los agentes J.C.M., R.A., J.A.C. y R.F.

Interior apoya su decisión en la sentencia de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Cartagena y en la ley de Régimen de Personal de la Policía Nacional, que establece la pérdida de la condición de funcionario cuando la pena principal o accesoria de inhabilitación especial «hubiere adquirido firmeza». De ahí que fuentes consultadas de las defensas admitan que la baja del quinto agente condenado se producirá en los próximos días, ya que todos ellos fueron sentenciados a las mismas penas de prisión después del pacto de conformidad alcanzado con la Fiscalía.

La pérdida de la condición de funcionario del quinto de los encausados se producirá próximamente

El citado pacto establecía, por el delito de detención ilegal, condenas de dos años de prisión y dos años de inhabilitación absoluta. Como autores de un homicidio por imprudencia, la pena acordada fue de dos años de prisión e inhabilitación especial para formar parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La sentencia, dictada hace ahora poco más de un año, les impuso esas penas después de que los policías nacionales reconocieran los hechos. Y ahora, el Ministerio ha decidido darles de baja. Los agentes reconocieron que el 11 de marzo de 2014 recogieron a Diego Pérez en su domicilio, situado en el conocido barrio cartagenero de Las Seiscientas. Posteriormente lo trasladaron en un coche patrulla hasta Cala Cortina, cerca del casco urbano, donde lo dejaron a su suerte y en cuya playa fue hallado su cadáver dos semanas más tarde.

Uno de los agentes murió

Los hechos no fueron descubiertos hasta varios meses después, gracias a la información facilitada por un testigo protegido que reveló que la noche en la que desapareció el fallecido, este fue introducido en un coche policial en la puerta de su vivienda. En un principio fue encausado también un sexto policía, Gregorio Javier G.M., pero durante la instrucción judicial del caso, este agente de la escala básica falleció en 2015 a causa de una pancreatitis que sufrió en el centro penitenciario de Madrid donde cumplía prisión preventiva por la muerte de Diego Pérez.

La expulsión del Cuerpo de los agentes condenados pone fin a uno de los capítulos más negros de la Policía Nacional en la Región.