Estudiar el grado de Turismo bilingüe en la UPCT costará 862 euros por curso

Los estudios ya tienen el informe favorable de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) y con el certificado de verificación del título del Consejo de Universidades

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) recuperará este curso el grado de Turismo, que por primera vez en la Región será impartido directamente por una institución pública. Lo hará en la modalidad de bilingüe y ofertará medio centenar de plazas. Hasta el año 2015 estaba en la oferta de una escuela universitaria privada, que tuvo que cerrar por cuestiones económicas. El grado tendrá 60 créditos, en primeras matrículas, lo que supondrá un coste de 862,80 euros, según indicaron fuentes universitarias en un comunicado.

Tras la aprobación del título, en julio, por parte del Consejo Interuniversitario de la Región, los interesados en los estudios de Turismo podrán inscribirse entre el 21 y el 28 de septiembre.

La formación en esta rama abarca conocimientos en Derecho, Economía, Empresa y lenguas extranjeras, así como materias específicas como la geografía turística mundial, la dirección de establecimientos hoteleros o el turismo sostenible y la gestión medioambiental. Los estudiantes iniciarán su acceso al mercado laboral con prácticas en los principales hoteles de Cartagena y La Manga, así como en agencias públicas y privadas de dinamización turística.

Hace tres años, tras el cierre de la Escuela Universitaria de Turismo de Cartagena, la Facultad de Ciencias de la Empresa de la UPCT comenzó el proceso de creación de una nueva titulación de Turismo, con el fin de cubrir las demandas expuestas por las entidades y empresas afines al sector turístico.

Los estudios ya tienen el informe favorable de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) y con el certificado de verificación del título del Consejo de Universidades. Los propietarios de la escuela adscrita a la UPCT fueron desahuciados del bajo que ocupaban en el edificio sindical de la Plaza de España y echaron la persiana, dejando a los alumnos sin sus notas finales y a los profesores con sus nóminas impagadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos