Encuentro en Vista Alegre

Kiko Bueno, con la caricatura donde recoge a una treintena de personas. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Kiko Bueno, con la caricatura donde recoge a una treintena de personas. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

TOMÁS MARTÍNEZ PAGÁN

Durante las pasadas fiestas navideñas, mi buen amigo de la infancia Kiko Bueno me invitó al encuentro que, cada año, celebran en este singular barrio un grupo de amigos de toda la vida y que, poco a poco, ha ido aumentando con la incorporación de algunos nuevos invitados. Kiko, que dibuja de lujo y que ha hecho de la caricatura una de sus especialidades, presentó en la cochera donde se celebró el encuentro una caricatura con la imagen de los 35 amigos que formaban el grupo original, con una perfección y una calidad tal que dejó sorprendidos a los cerca de cien invitados.

A lo largo de la jornada, pudimos disfrutar de más de 30 platos, elaborados todos ellos por los vecinos del barrio y a cuál de ellos mejor. Los encargados de la pulpada, que era el plato principal, tanto en su versión gallega como cartagenera, fueron Ángel Acosta 'el Buzo', y su hijo Eduardo, acompañados por los pinches Andrés 'el Pájaro' y Pedro. Procedentes de Tarragona, donde ya llevan muchos años residiendo por cuestiones laborales, Ángel y Eduardo vienen todos los años a visitar a la familia cartagenera y a obsequiarles con su especialidad: el pulpo, al que se aficionaron durante los años que vivieron en Galicia.

Aparte de la pulpada, destacar el ali-oli hecho a mano por Ángel a base tan solo de aceite y ajo y, eso sí, mucha muñeca en mortero, y con el que obtuvo un segundo premio en las fiestas de García, en Tarragona. Padre e hijo son expertos en preparar la famosa calsotada tarraconense y, aunque llevan más de 40 años residiendo en Tarragona, se siguen sintiendo cartageneros y, por supuesto, para nada independentistas.

Kiko Bueno recoge en una caricatura de gran calidad a amigos de un barrio ligado al carnaval

Muchos de los asistentes también hicieron su aportación al evento. Pepi, la mujer de Kiko, hizo una olla de michirones; Pepe Llor 'el Cabra' llegó desde Yecla cargado de habas, olivas partidas, morcón y no sé cuantas cajas de buen vino de la Región. Y, por supuesto, en el camino se había parado en la venta del Puerto de La Cadena para comprar pan y unas morcillas. Los Paternas, 'el Pelos', 'el Ñoño' y 'el Chota' nos trajeron vino de Tobarra acompañado de las famosas tortillas de patatas de su madre, Josefa, y la exquisita magra con tomate de Flora, la mujer del 'Pelos'.

Diego 'El Lechuga' trajo unos caracoles picantes riquísimos y Toñi, la mujer de Jesús Abellán, otras tortillas que también estaban para chuparse los dedos. Enrique Guerrero aportó el ribeiro, Pedro Antonio Bueno su pan de Calatrava, Mari Carmen, la mujer de Andrés 'El Pájaro' trajo una escalivada con olivas negras que estaba riquísima, Isa Mari su empanada y José Laguna, Andrés, Pedro de Eva, Pepe Ros, Juan Vera, José Acosta, Paco 'El Chistes', Kiko, Pedro 'El Negro', José Cegarra, Ángel Acosta, Eduardo, David Casillas, Antonio 'El Cura'y José Quintanilla fueron los encargados de que en ningún momento faltase jamón queso y cerveza a gogó. Cegarra, de la plataforma por la Catedral y del comité organizador pre-uvas en la puerta del Arsenal el 30 de diciembre, y Pepe Hyundai, su compañero del Club Náutico 'El Chalet', del que es presidente, inundaron la jornada de vino del Campo de Cartagena, elaborado con uva merseguera.

Y mientras degustábamos tantos y tan exquisitos platos, en amena tertulia recordamos tiempos de juventud de los que hoy peinamos canas, y la larga y exitosa historia de la comparsa Real e Ilustre de Vista Alegre. Esta presume de ser la decana y más numerosa del carnaval, donde participa desde la primera edición. Como buenos carnavaleros, cuentan con un don especial para la crítica social, llevando siempre en secreto el nombre de su fantasía para sorprender en el desfile con su mordaz originalidad.

La Real e Ilustre Comparsa de Vista Alegre se basa, por encima del vestuario, en la originalidad y la puesta en escena. Para ellos, se trata casi de una representación teatral, no en vano la mayoría de sus componentes procede del mundo del teatro y como hacían en el teatro, van siempre con un orinal en la cabeza mientras aprovechan para tocar algún tema de actualidad, con su peculiar toque de humor. A lo largo de todos estos años han parodiado la boda de la Infanta Elena, la pasión de Jesús Gil, los Sanfermines con vacas locas, la corrupción en Marbella, la letra del himno nacional, el fútbol Murcia-Cartagena, los mejicanos en la frontera de EEUU...

Real e Ilustre Comparsa

En 1989 obtuvieron el tercer premio de comparsas adultas, al convertirse en el piquete militar que cerraba el Carnaval, lo que supuso un escándalo para muchos. No entendían cómo era posible que hubieran obtenido el premio con un vestuario tan poco elaborado, en comparación con el de las demás comparsas. Entonces cuando se creó el premio a la crítica social, para poder premiar a una nueva categoría en nuestro carnaval.

Y este año están de enhorabuena, ya que dos de sus miembros, el estilista Jesús García y la graduada en Publicidad Casandra Méndez, serán los encargados de dar vida a los principales personajes del carnaval, Don Carnal y Doña Cuaresma. Toda la comparsa se volcará aún más en apoyo de sus personajes y harán de este un gran carnaval, como prólogo a su 35 aniversario, el año próximo.

Pero no solo del carnaval vive Vista Alegre, ya que este barrio siempre ha contado con vecinos emprendedores y con ganas, que han tomado la iniciativa. José Ros Cervantes, en 1979, creó un grupo de teatro junto a algunos de sus amigos de Vista Alegre, con los que estrenó el musical 'Jesucristo Superstar', que meses antes había visto en su instituto, el Isaac Peral. En esta aventura le acompañaron Rafael Laguna y Pepe Lisón, director de la comparsa carnavalera durante muchos años. Esta pertenece al Colectivo cultural VISAL de Vista Alegre, que también organiza la Semana Cultural de la barriada.

Y termino hoy de contarles este gran día de amistad, recuerdos y gastronomía popular en este barrio tan querido, con una frase que viene al pelo: «Extrañar no es estar vacío, sino estar lleno de alguien que se hace presente a pesar de la ausencia».