Los empresarios reclaman ayudas para rehabilitar casas en el centro

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Los empresarios vienen pidiendo desde hace años reorientar las medidas de impulso a la reforma, edificación y reconstrucción de inmuebles del casco antiguo, para dar un cambio de imagen a esta zona tan turística. No cejan en su empeño y el presidente de la Cámara de Comercio, Miguel Martínez, volverá a pedir «recuperar el programa de rehabilitación de fachadas y flexibilizar los criterios de asignación de ayudas del Arru [las Ayudas a la Regeneración y Reurbanización Urbanas incluidas en el Plan Estatal], para evitar que vuelva a sobrar dinero, como en el de 2017».

También critica a aquellos constructores que teniendo solares vacíos en el centro histórico están esperando a que el precio de estos suba para hacer negocio con ellos, algo que a su juicio es «inmoral».

Miguel Martínez se escuda en lo que dice el Decreto por el que, en marzo de 2015, la Comunidad Autónoma reguló la elaboración del Informe de Evaluación de los Edificios de la Región de Murcia. La norma recoge éstas y otras cuestiones, que deben ser revisadas en los inmuebles con una antigüedad superior a cincuenta años. En la ciudad de Cartagena, este diagnóstico obligatorio, incluido en 2013 en la Ley estatal de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, está pendiente de ser realizado en más de mil bloques, casi todos ellos de viviendas y situados en el casco histórico. El Ayuntamiento tiene previsto impulsarlo.

Sin ayudas de ningún tipo, los propietarios del edificio de la Plaza San Sebastián con la calle Mayor, rehabilitan su fachada desde hace unas semanas. Algo similar ocurre con el que hay detrás del edificio Tívolí, en la calle Bodegones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos