Los emprendedores de la UPCT crean ya seis empresas de base tecnológica al año

Taras Nykyforchiyn y Mario Avilés, de la empresa Penberic, fabrican con una impresora 3D piezas para coches eléctricos. / UPCT
Taras Nykyforchiyn y Mario Avilés, de la empresa Penberic, fabrican con una impresora 3D piezas para coches eléctricos. / UPCT

Alumnos de distintas escuelas de ingeniería impulsan proyectos vinculados a la robótica para viviendas, la venta de vinos y la educación

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

A Raúl Pérez, un estudiante de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) de 22 años, mientras acaba el grado de Ingeniería Electrónica, aún le quedaba tiempo, en su casa de Jumilla, para ultimar la puesta en marcha de su sueño: una empresa de robotización de viviendas. Desde que terminó el Grado Superior de automatización y robótica industrial, solo piensa en seguir su formación y terminar de montar su negocio, de la mano de la UPCT. Para dar los primeros pasos ha entrado a formar parte de la gran familia de emprendedores que hay reunida en el Edificio de Laboratorios de Investigación (ELDI), ubicado en el Campus de la Muralla del Mar.

Este estudiante es uno del centenar de alumnos que la UPCT asesora al año para impulsar negocios y de seguir así, su proyecto estará en la media docena que terminan creándose anualmente en esta universidad, según los datos aportados por la Oficina de Emprendedores y Empresas de Base Tecnológica.

«Mi idea es hacerlo todo accesible, que cuando lleguemos a la cochera, la puerta se abra sola y que, incluso, haya un dispensador que eche de comer al perro sin necesidad de que lo hagamos nosotros», explica Raúl Pérez. Calcula que en septiembre ya estará en disposición de darse de alta y de comenzar a comercializar su producto.

La Oficina del Emprendedor acelera ideas de negocio que ponen en marcha los universitarios

Quien ya lo hace es Álvaro Belda y su equipo. Su empresa, White Lynx, ya está en marcha desde hace dos años, aunque fue hace menos de uno cuando empezó a vender sus productos. Se trata de un sistema de centralita virtual con funciones extendidas. «Integra las ventajas de las centralitas tradicionales con las de los sistemas basados en una centralita física», relata.

Muchos de estos proyectos terminan cuajando cuando el alumno finaliza sus estudios. Así, los chavales ponen en práctica la formación y orientación recibidas. «Mantenemos una estrecha colaboración con el Centro Europeo de Empresa de Innovación de Cartagena (Ceeic), donde hay alojados gran cantidad de egresados de la UPCT», señaló uno de los responsables de la Oficina de Emprendedores, Mario Rosique.

Centralita virtual

Por otro lado, la UPCT tiene seis proyectos universitarios propios: empresas promovidas por personal investigador y que se basan en la tecnología y el conocimiento generados en la propia universidad. Este tipo de negocios también cuenta con el asesoramiento de la Oficina de Emprendedores y de la Unidad de Transferencia Tecnológica de la universidad.

El Edificio de Laboratorios de Investigación sirve de sede a los empresarios

Quien también salió de la Politécnica hace tres años y ya navega solo es José David Trapero. Penberic, como así se llama su empresa, es fabricante de vehículos eléctricos, cuyas piezas son creadas de la nada a través de una de las impresoras 3D más grandes de España. «Ahora, entre otros muchos proyectos, fabricamos dos monoplazas con movilidad ecológica», añade.

Lo que le ha llevado a emprender han sido «las ganas de poder crear a mi antojo soluciones a problemas que tecnológicamente aún no están resueltos». En la universidad «la mayor parte del conocimiento es teórico, pero entiendes los axiomas del funcionamiento de tantas cosas que se hace imposible no aplicarlas al mundo real», opina.

Ana Salmerón también salió hace poco de la UPCT. En su caso utiliza la tecnología para enseñar a educar a los niños. Así llegamos a ellos de una «manera divertida, atractiva y práctica», dice. Participa en las escuelas de verano que organiza la universidad. En ellas, a través de actividades lúdicas y entretenidas, que incluyen el ciclo completo de diseño y fabricación de robots sencillos, se gana la atención de los chavales.

Coordinación de actividades

La Oficina de Emprendedores y Empresas de Base Tecnológica es el instrumento institucional que permite coordinar todas las actividades. Su objetivo es el de impulsar el espíritu emprendedor entre los miembros de la comunidad universitaria y el de acelerar los proyectos que surjan desde la propia universidad. Desde ella, técnicos y profesores, asesoran y ayudan a los ahora estudiantes y futuros empresarios.

Aparte del ELDI, también tiene el Cloud Incubator HUB, un vivero para empresas ya creadas, ubicado en el Parque Tecnológico de Fuente Álamo. Es una aceleradora de negocios, que sirve para impulsarlos y dar al empresario toda la formación para caminar solo.

Más de seiscientos investigadores participan en cursos

Más de 600 investigadores han asistido desde la puesta en marcha de la Oficina de Proyectos Europeos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) a los talleres organizados desde el año 2009. En concreto, este organismo ha llevado a cabo 25 acciones formativas, entre talleres y seminarios. Los investigadores han recibido formación en aspectos básicos sobre cómo participar en los principales programas europeos en los que la UPCT está inmersa. Hubo cursos de ética en la investigación, de propiedad intelectual, sobre gestión de datos, de comunicación y de temas de género. Otro de los objetivos de esta iniciativa es crear redes entre los investigadores, para que puedan crear sinergias y colaborar en proyectos multidisciplinares.

De aquí a final de año está previsto organizar cuatro cursos más, uno de ellos se celebrará a principio de septiembre, los días 10 y 11, y versará sobre el programa Erasmus+. El objetivo es mejorar la redacción de propuestas en este programa. Ya está abierto el plazo de inscripción.

Más