Empleados de Urgencias denuncian «exceso de trabajo» por un repunte de los pacientes

Empleados de Urgencias denuncian «exceso de trabajo» por un repunte de los pacientes

Un informe revela que hay un 9% más de usuarios en el último año debido a que la población envejece y trata de demostrar que se necesita más personal

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

Las plantillas de trabajadores de Urgencias de los hospitales Santa Lucía y Santa María del Rosell han dicho basta. El incremento del número de pacientes que acudieron a este servicio durante el último año ha provocado que la carga de trabajo sea para ellos ya «insoportable». Un informe elaborado por los responsables de esta unidad hospitalaria demuestra que el aumento de usuarios creció en 2016 un 9,19% con respecto al año anterior, mientras que el número de trabajadores se mantuvo.

El estudio 'Aumento de actividad del Servicio de Urgencias Área II' realiza un análisis estadístico de los enfermos que acudieron en busca de asistencia sanitaria a unos de los dos hospitales desde el 2013 hasta marzo de 2017. En sus páginas detalla el crecimiento de la actividad diaria en ambos centros de un 5% de media desde el primer año de referencia, aunque hace hincapié en la subida del último ejercicio.

10.922 pacientes es el incremento que hubo en 2016 con respecto a 2015
Es una subida del 9,19%.
364
enfermos son atendidos este año a de media diaria, un 18,6% más que en 2013.
695 personas han sido atendidas este año en los pasillos de Urgencias
Dos tercios del total del 2016.
102
horas y 19 minutos (más de cuatro días) tuvo que esperar en un pasillo un paciente para ser ingresado.

Para los empleados sanitarios, esa es la gota que ha colmado el vaso y lo que les ha obligado a hacer públicos los datos que han ido recopilando entre todos. Su objetivo es hacer ver a la Gerencia del Área de Salud, dirigida por José Sedes, la necesidad de ampliar la plantilla debido al «exceso de trabajo», dicen.

Exigen cuatro trabajadores más a diario y otros cinco para cubrir guardias El sindicato Satse critica que la ratio trabajador- paciente más baja de la Región está en el Área II

Para los responsables del servicio, las cifras revelan que es preciso ampliar la plantilla al menos en cuatro personas más a diario, así como de los sanitarios de guardia en cinco para hacer frente con suficientes garantías al incremento de personas que acuden a este servicio. La especialidad más demandada es la de enfermería, ya que actualmente solo hay tres profesionales para complementar a nueve médicos.

La media de pacientes atendidos al día en las puertas de Urgencias de ambos hospitales, según el informe, ha pasado de los 296 del primero año de la secuencia a los 364 que ya se registraron en el primer trimestre de este ejercicio, lo que supone un aumento de un 18,6 %.

El estudio achaca el crecimiento a diferentes causas. Entre ellas destaca el aumento de la edad de la población anciana y también el incremento de la complejidad de sus patologías, que obliga a los médicos a imponer tratamientos con unos tiempos de permanencia en los hospitales superiores a los de hace unos años. Ello ha provocado, a su vez, la apertura de unidades como la de Preingreso, sin la existencia de epidemias de gripe, así como la cada vez mayor presencia de usuarios en los pasillos de los centros hospitalarios dada la falta de camas.

Precisamente, en este último sentido, el informe detalla que a 25 de abril de 2017 ya han pasado por los corredores de los hospitales dos tercios de los que lo hicieron a lo largo de todo el año pasado. En 2016, en los pasillos fueron atendidos 985 enfermos, mientras que este año ya van 695. Los meses con mayor número de usuarios en estas condiciones son noviembre, diciembre, enero y febrero, coincidiendo con la época del año en donde las temperaturas son más bajas. Estos pacientes han pasado hasta dos días, en algunos casos, esperando recibir una cama en una planta de ingreso. Sin ir más lejos, el estudio se centra en las semana del 30 de enero de este año al 5 de febrero.

A lo largo de esos días hubo pacientes con patologías complejas que llegaron a superar las 48 horas en Urgencias. Incluso se detalla enfermos que llegaron a estar hasta «102 horas y 19 minutos» (más de cuatro días). Éste entró a las 14.11 horas del día 30 de enero y fue ingresado el día 3 de febrero a las 20.30 horas.

Se trata de unos datos que contrastan con los de la Gerencia del Área de Salud, que siempre ha negado que se den casos de pacientes que esperan en los pasillos dos días.

Otro argumento que demuestra los momentos de saturación que han vivido los servicios de Urgencias en lo que va de año es el funcionamiento de la sala de Preingreso. «Se puso en marcha el 7 de enero y ha estado abierta sin parar, excepto unos pocos días, a pesar de que la curva epidémica de gripe ha sido prácticamente anodina», dice el estudio.

Los trabajadores temen que este verano se repitan los momentos de colapso con mayor frecuencia, ya que los planes de la Gerencia pasan por no cubrir la totalidad de las vacaciones y bajas de enfermeros, auxiliares de enfermería, administrativos y celadores.

Desde la Junta de Personal estudian ya estas medidas restrictivas, para ver qué consecuencias podrían tener. Y es que si se cumplen los mismos planes del año pasado, el número de trabajadores se podría ver limitado hasta en un 30%, según los datos del portavoz de los sindicatos, Antonio Martínez.

El portavoz del Sindicato Profesional de la Enfermería (Satse), José Benítez, confesó a este diario que la situación que se vive en Urgencias en los últimos años es «inaguantable», ya que las plantillas no han crecido conforme al número de pacientes». «Llevamos años denunciando esta situación de exceso de carga de trabajo, pero nunca se nos ha hecho caso. Sin ir más lejos, somos el Área de Salud de la Región de Murcia con la ratio trabajador/paciente más baja», aseguró.

El portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Salvemos el Rosell, Leandro Sánchez, acepta el argumento de que el aumento de usuarios se debe principalmente al envejecimiento de la población, pero también a la «Atención Primaria que tenemos». «Hay pacientes que, debido a la saturación que vive este servicio, se ven obligados a ir a las Urgencias de uno de los dos hospitales para ser atendidos y al final se colapsa la puerta», destacó. Y anunció: «En el próximo Consejo de Área exigiremos el aumento de las plantillas, porque los cartageneros no nos merecemos la sanidad que tenemos».

Una portavoz de la Gerencia indicó que el número de trabajadores se incrementó con la puesta en marcha del nuevo Hospital Santa Lucía. Detalló que las plantillas están «dimensionadas para el incremento de asistencias que ha habido». Concretamente en Urgencias, añadieron fuentes sanitarias, hay refuerzos cada vez que hay una presión asistencial alta.

Más camas en los pasillos que el año pasado

La presencia de camas en los pasillos de los hospitales de Cartagena, especialmente en el Santa Lucía, se ha convertido este año en algo cotidiano, según explicaron a 'La Verdad' fuentes sanitarias. Sin ir más lejos, ayer por la tarde había a la espera de subir a una planta de ingreso una decena de enfermos, mientras que la Unidad de Preingreso, que es una sala equipada con una treintena de camas habilitadas para ser usadas en caso de saturación del servicio, permanecía vacía. Se trata de una situación que se repite semana tras semana. En enero llegaron a haber 256 pacientes en esa situación, 87 más que en el mismo mes de 2016; en febrero, 172, 63 más que en el mismo periodo del año pasado; y en marzo, 132, 60 más que en el mismo mes del pasado ejercicio.