El embarque de corderos se triplica para la fiesta musulmana del sacrificio

Imagen de archivo del embarque de ganado en el Puerto de Cartagena. /Antonio Gil/ AGM
Imagen de archivo del embarque de ganado en el Puerto de Cartagena. / Antonio Gil/ AGM

La apertura del tráfico de animales vivos por parte de Libia permite salvar a última hora los envíos, con picos de seis barcos al día y 60.000 cabezas

C. R.CARTAGENA

El puerto de Cartagena ha triplicado estos días el embarque de corderos vivos para la fiesta musulmana del sacrificio en el norte de África, el 11 de agosto, y el sector ovino ha cerrado una buena campaña. Lo ha hecho con ventas similares a las de 2018, pese a las dificultades iniciales para llegar a una Libia en guerra. Fuentes del sector consultadas por Efeagro explicaron que hubo temor al inicio de la campaña, porque Libia es el principal comprador y tenía paradas las entradas de mercancía por el conflicto socio-político del país.

Desde la Organización Interprofesional del Ovino y Caprino de Carne (Interovic), su director, Tomás Rodríguez, confirmó la recuperación de las exportaciones según se ha acercado la fecha de la celebración. Eso ha salvado el «parón de cuatro semanas» previo al verano, cuando comenzaron las transacciones para abastecer a las familias musulmanas.

Cartagena ha sido el puerto con más actividad y se convierte así en el de mayor importancia para el ganado ovino vivo, según Rodríguez. Y detalló que ha alcanzado picos de seis barcos al día con transporte de corderos (unos 60.000 animales), cuando lo habitual suelen ser uno o dos en las semanas normales.

De más de 40 kilos

Es esa intensa transacción de las últimas semanas la que ha permitido recuperarse del mal inicio de campaña para el Sacrificio, reiteró. Los compradores suelen preferir corderos machos y pesados (de más de 40 kilos), por lo que muchos productores españoles dedican una parte de su cabaña a esta demanda, un tipo de ganado poco atractivo en España.

El director general de Agencia Marítima Blázquez, coincidió en que se ha salvado esta temporada para la Fiesta del Sacrificio en el último momento, gracias a la apertura de Libia. Ese país, añadió, es su principal mercado, y tenía bloqueadas las cartas de crédito necesarias para llevar barcos con ganado vivo.