Los dueños del Virgen de la Caridad amplían sus servicios con la compra de Practiser

Entrada a la clínica de Practiser situada en la calle Juan Fernández, uno de los tres centros de la compañía en Cartagena. / j. m. Rodríguez
Entrada a la clínica de Practiser situada en la calle Juan Fernández, uno de los tres centros de la compañía en Cartagena. / j. m. Rodríguez

El grupo inversor Magnum Capital sigue con su política expansionista y asume los tres centros sanitarios y a los más de 150 trabajadores

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La política expansionista del grupo inversor Magnum Capital Partners, que comenzó hace unos años en España y que se materializó a finales del pasado año en Cartagena con la adquisición del Hospital Virgen de la Caridad, se ve refrendada ahora con la compra de los centros clínicos privados Practiser. La operación se cerró hace unos días, después de varias semanas de conversaciones, por una cantidad que no ha trascendido. Los dos socios mayoritarios de la empresa cartagenera, que no quisieron dar información sobre el traspaso, se unen ahora a un grupo que de esta forma refuerza su apuesta estratégica por el sector sanitario español.

Practiser, empresa fundada hace ahora cuarenta años, compuesta por tres centros de atención y en la que trabajan cerca de 150 personas, ofrece una serie de servicios especializados, como Cardiología, Odontología, Dermatología, Ginecología y Neumología, entre otros muchos. La entrada de Magnum se enmarca en la tendencia actual de esta compañía de «impulsar una sanidad más personalizada en función de las necesidades individuales de cada paciente», según fuentes del grupo empresarial.

Lo que ya tiene Magnum

Centro Médico Virgen de la Caridad
Fue adquirido a finales del pasado año y el grupo empresarial asumió todas las instalaciones y a los más de 200 trabajadores.
Practiser
Lo adquirió hace unos días y asumió sus tres centros sanitarios y a sus más de 150 empleados.
En España
Dentro de este conglomerado de empresas está Indiba, dedicado al diseño y la fabricación de equipos médicos. También tiene, entre otras, Roqinternational, fabricante de maquinaria y equipos para las industrias de impresión y embalaje textil.

El equipo directivo de Practiser permanecerá al frente, según fuentes empresariales, al menos, hasta finales de este año.

El fondo inversor se hace así con la clínica de la calle Juan Fernández, donde hay servicios de atención 24 horas al día, además de Medicina General, Enfermería, Análisis Clínicos y Radiología Digital. Entre otros servicios, tiene también una Unidad Médica de Accidentes. Las instalaciones incluyen un centro de reconocimientos médicos, para la obtención y renovación de permisos, como el de conducción y el de armas, entre otros. También se queda con el centro de rehabilitación ubicado en la calle Francisco de Borja.

Con medicina hiperbárica

En más de 300 metros cuadrados realizan recuperaciones funcionales y neurológicas. Además tienen varias unidades. Entre ellas destacan las de columna y suelo pélvico. A todo ello se une la Unidad Médica Hiperbárica, situada en la calle Españoleto, donde son atendidos los buceadores en caso de accidente.

Los detalles de la inversión se han llevado con suma discreción por ambas partes. Tanto es así que la operación aún no ha sido hecha pública por ninguna de las dos partes. La intención de los nuevos dueños es continuar con la política empresarial de la compañía, de ahí que asuma a todos los trabajadores, según las mismas fuentes empresariales. Es la misma línea que siguió la inversora cuando compró el Centro Médico Virgen de la Caridad y sus clínicas repartidas por la comarca de Cartagena.

En este caso también mantuvieron el plan estratégico emprendido por la compañía, diseñado por los antiguos propietarios y las inversiones previstas, entre ellas seguir con la ampliación del hospital, donde ahora abrirá dos nuevos quirófanos. Hizo lo propio con los más de 200 trabajadores.

Tecnología de radiofrecuencia

El grupo de inversión, que no quiso realizar declaraciones sobre la compra de Practiser, está dirigido actualmente por el empresario y exconsejero delegado del Banco Santander Ángel Corcóstegui. Su objetivo en los últimos dos años ha sido continuar con la apuesta por los centros sanitarios, después de que entrara en el accionariado del Institut de Trastorns Alimentaris de Barcelona.

Ahora está llevando a cabo un plan de expansión por todo el país, tras una primera experiencia en el sector con la compra de Geriatros, posteriormente vendida a Pai Partners. Magnum ha estado presente en etapas anteriores en el sector sanitario (entre 2010 y 2013 controló la barcelonesa clínica Teknon, hoy en manos de Quirónsalud). Su objetivo es crear un gran grupo, con presencia en buena parte del país.

Centrada en España y Portugal, Magnum es la firma de capital privado de referencia en España. La marca aprovecha esta oportunidad, una vez que en 2017 recibió un fuerte respaldo de una lista de inversionistas internacionales.

Entre las últimas firmas en entrar a formar parte de este conglomerado de empresas está Indiba, centrada en el diseño y la fabricación de equipos médicos no invasivos, a partir de la tecnología de radiofrecuencia. Lo hizo el pasado año junto a Roqinternational, fabricante de maquinaria y equipos para las industrias de impresión y embalaje textil.

El hospital de la calle Jorge Juan tendrá dos quirófanos más

El centro médico Virgen de la Caridad tendrá a partir de septiembre u octubre dos quirófanos más, que se unirán a los dos con los que está ya equipado. Las obras de construcción, en el área de urgencias, dieron comienzo hace unos días y van a buen ritmo, según explicó la directora de Marketing, Puri Rodríguez. Después de un año del estreno de la ampliación de las dependencias, el hospital continúa su política de mejorar y de sumar servicios a su cartera, una vez que la empresa fue adquirida en su totalidad por el grupo inversor Magnum Capital Partners.