Detenido un lotero acusado de quedarse con un boleto premiado con 55.000 euros

El acertante denunció que el responsable de la administración le dijo que no había ganado nada con La Primitiva y se quedó con el billete

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Agentes de la Guardia Civil detuvieron días atrás al propietario de una administración de lotería situado en el casco histórico de Cartagena, como presunto autor del intento de estafa a un cliente. Según los indicios recabados por los investigadores, el lotero se quedó mediante engaño con un boleto de La Primitiva premiado con unos 55.000 euros.

Fuentes conocedoras de lo ocurrido explicaron que todo empezó cuando un vecino de un barrio de Cartagena, de unos 70 años de edad, se presentó en el punto de venta y entregó al lotero un boleto, para que comprobara si le correspondía algún premio. Según el apostante, el titular de la Administración le dijo que no había sido agraciado con cantidad alguna y se quedó con el billete.

Sin embargo, el vecino, que había comprado el boleto al lotero de su barrio de residencia, se percató al día siguiente de que el número al que jugaba sí que había sido agraciado con un premio de segunda categoría, por haber acertado 5 números y el complementario. El hombre estaba en su casa cuando, al ver en la televisión las cifras correspondientes al sorteo del día anterior -las mismas a las que está abonado desde hace años-, cayó en la cuenta de que su apuesta sí que tenía recompensa.

El apostante fue de nuevo al local del centro de la ciudad y le pidió que le aclarara lo sucedido. Este, al parecer, le dijo que todo había sido una confusión y que iba a realizar las gestiones oportunas para solucionarlo; pero luego negó haber recibido boleto alguno del afectado. Ante esta situación, el vecino, cuya defensa lleva el despacho Meseguer Barrionuevo Abogados, presentó una denuncia ante la Guardia Civil.

Investigación de Guardia Civil

Las averiguaciones realizadas por la unidad de Policía Judicial llevaron a recabar indicios de que el lotero se quedó, de forma consciente, con el boleto para tratar de cobrar los 55.000 euros. La investigación incluyó la petición a la autoridad judicial de una orden de visionado de las cámaras de seguridad del establecimiento, así como distintas gestiones para acreditar si el boleto había pasado por el sistema digital de comprobación de premios del local. Este forma parte de los medios telemáticos del organismo Loterías y Apuestas del Estado.

Tras prestar declaración ante la Guardia Civil, el investigado quedó en libertad. Las diligencias fueron trasladadas a un juzgado de instrucción de la ciudad, en cuyas manos está ahora el caso.