El despegue inmobiliario sostiene los ingresos municipales pese a la falta de un Plan Urbano

Obras de alzado de uno de los bloques de un nuevo hotel en Los Urrutias, en los últimos días. / j. m. Rodríguez / agm
Obras de alzado de uno de los bloques de un nuevo hotel en Los Urrutias, en los últimos días. / j. m. Rodríguez / agm

El Ayuntamiento ingresa casi un millón más entre enero y junio de este año que en los primeros seis meses de 2017

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Técnicos y responsables de la Concejalía de Urbanismo tienen motivos para estas satisfechos y esbozar media sonrisa al comprobar la marcha de los ingresos por licencias de obra del primer semestre de este año. «Han pasado de 1,3 a 2.2 millones de euros», indicó un portavoz de la alcaldía. Para la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y su equipo, es la muestra de que la actividad inmobiliaria, en particular, y la económica, en general, mejoran y se sobreponen a la ausencia de una normativa urbana actualizada. Lo único que lamentan es que la evolución podría ser mucho mejor con un nuevo planeamiento urbano en vigor.

La regidora previó en el Presupuesto Municipal de 2018, aun sin aprobar definitivamente, un aumento de 2,5 millones en los ingresos por tasas urbanísticas. Cuando hizo esta propuesta, contaba con tener vigente, en abril, la norma transitoria para paliar durante dos años la ausencia de un Plan Urbano completo. El que entro en funcionamiento en 2012 fue anulado judicialmente en 2017.

Licencias de obra

1,34
millones de ingresó el Ayuntamiento por permisos urbanísticos en el periodo enero-junio de 2017.
2,25
millones pagaron quienes obtuvieron licencia para construir en el primer semestre de este año.

Los retrasos mantienen bloqueados, según fuentes de la alcaldía, proyectos valorados en 130 millones de euros, entre las iniciativas industriare en el Valle de Escombreras, los complejos residenciales en el casco histórico y los de los núcleos consolidados de barrios y diputaciones. El trámite de la Comunidad para aprobar estas normas y ponerlas en vigor se ha prolongado más de lo que pensaban en el Ayuntamiento. Sin embargo, conforme han pasado los meses, el temor a que eso paralizara la actividad urbanística ha menguado. No hay más que ver la cantidad de obras de restauración y remodelación que hay en marcha en el casco antiguo y comprobar que también hay nuevas construcciones que se han iniciado en el ensanche. Entre las primeras están el edificio impulsado por Agrourbana Carthago en la calle Juan Fernández, junto al Mercado de Santa Florentina, y la restauración que el Grupo Unión realiza de otro, en la calle Real, al lado de la Iglesia de los Padres Claretianos.

La mejora está por debajo de lo previsto por el equipo de Gobierno, pero lo compensan otros tributos

Asimismo, recientemente se ha reactivado la restauración del inmueble del Pasaje Conesa, en las Puertas de Murcia, aunque en este caso, se trata de una obra que ya pagó la tasa por licencia hace tiempo. En el caso del Ensanche, hay un nuevo edificio en ciernes en la calle Carmen Conde. En cuanto a las actuaciones fuera del centro, destacan dos al borde del Mar Menor: la construcción de un hotel de cuatro estrellas, en Los Urrutias, y el levantamiento de un complejo residencial de veinte pisos, en Playa Paraíso.

En el centro y en las afueras

Castejón rechaza las críticas de la oposición por permitir nuevas actuaciones junto a la laguna salada. Las principales parten de Cartagena Sí Se Puede (Podemos), que desconfía de la supuesta cruzada que la primera edil dice abanderar a favor del medio ambiente. «El de Playa Paraíso es un desarrollo previsto hace tiempo, al que no se puede negar el permiso y el de Los Urrutias es una iniciativa sostenible», aseveró ella, a principios de este año.

El incremento en los ingresos por licencias de obra, conocidos técnicamente como Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), es aun más significativo si se tiene en cuenta la entrada en vigor, en enero, de una serie de medidas fiscales. El mencionado hotel de Los Urrutias ha salido ganando con una de ellas, que le perdona a la promotora el 50% del pago de la tasa, precisamente porque se trata de un alojamiento turístico.

Otros impuestos

Vehículos (municipal)
Se ha pasado de 11,9 a 12,14 millones de euros. Se ha superado la previsión presupuestada (12 millones).
IRPF (estatal)
Se ha pasado de 1,44 a 1,48 millones.
IVA (estatal)
Se ha pasado de 1,4 a 1,6 millones.
Hidrocarburos (estatal)
Se ha pasado de 356.000 a 376.000 euros.

Atraer actividad económica basada en la construcción , pero con criterios de sostenibilidad, llevó a ampliar ese tipo de bonificaciones desde principios de este año. Así, obtendrán un ahorro del 95% en las licencias de obra las empresas que se instalen fuera de polígonos industriales. Esto puede beneficiar, por ejemplo, a cooperativas y empresas hortofrutícolas.

Además, el Ayuntamiento incluyó proyectos dirigidos a prestar determinados servicios como el educativo. Por eso, decidió hacerle un guiño a las universidades públicas, al aplicar el descuento del 95% del coste de los permisos para centros académicos a todo el término municipal. Esto permitirá que la Politécnica de Cartagena (UPCT) ahorre dinero en la construcción de la Escuela de Arquitectura. Para cerrar el círculo, hay otra medida medioambiental. Pagarán la mitad los promotores de cualquier obra con instalaciones de energía termosolar.

Otros ingresos al alza

En el Ayuntamiento son conscientes de que los 900.000 euros de recaudación suplementaria por licencias de obra, respecto al año pasado, no satisfacen las previsiones plasmadas en el Presupuesto. El optimismo llevó a Castejón a incluir 1,2 millones de más por trimestre. Sin embargo, la evolución al alza en los ingresos por otros tributos y por las transferencias de los impuestos que recauda el Estado hace que no haya preocupación alguna.

La recaudación por el 'sello' del coche ha aumentado entre 2017 y 2018 de 11,9 a 12,1 millones, al igual que lo han hecho los traspasos del Estado por el IRPF (de 1,44 a 1,48), por el IVA (de 1,41 a 1,60) y por el Impuesto de Hidrocarburos (de 356.000 a 376.000 euros).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos