Cueva Victoria, viaje a los orígenes

Un grupo de visitantes transita por la gruta prehistórica de la Sierra Minera, en las rutas de los últimos días./J.M. Rodríguez / AGM
Un grupo de visitantes transita por la gruta prehistórica de la Sierra Minera, en las rutas de los últimos días. / J.M. Rodríguez / AGM

El principal yacimiento paleontológico del litoral abre sus puertas a 360 visitantes, coincidiendo con un campo de trabajo de la Fundación Cidaris

C. R.Cartagena

Entrar en la Cueva Victoria es como viajar a la prehistoria. Una inmersión en el origen de la especie humana que van a poder disfrutar las 360 personas que han logrado una plaza en la campaña de visitas que, coincidiendo con un campo de trabajo en ese yacimiento del Estrecho de San Gines, organizan los especialistas en paleontología de la Fundación Cidaris que excavan allí.

Los visitantes disfrutan de un recorrido guiado por tres personajes que ahondan en la historia minera de Cueva Victoria, los animales que la poblaron y en el entorno de la misma hace un millón de año, así como en su valor patrimonial. El lugar está reconocido como Bien de Interés Cultural y como Lugar de Interés Geológico a nivel internacional.

La Cueva Victoria aúna diferentes valores mineros, históricos, geológicos, paleontológicos y medioambientales. Su puesta en valor en un futuro tiene como objetivo convertiarla en un nuevo revulsivo cultural, histórico, turístico y económico para el entorno del Estrecho de San Ginés, el Llano del Beal y El Beal, en plena Sierra Minera de Cartagena y La Unión.

Este yacimiento es de origen cárstico y durante el Pleistoceno inferior funcionó como un cubil de hienas, según las investigaciones del profesor Josep Gibert. El mundo científico aún cuestiona su hipótesis de que son restos humanos los pequeños fósiles que identificó en esa cueva y cuya antigüedad calculó en 1,2 millones de años, lo que los haría contemporáneos a los del hombre de Orce de Granada.