Cuatro detenidos por la sustracción de 16.000 bolas de golf en La Manga Club

Algunas de las pelotas de golf sustraídas./Guardia Civil
Algunas de las pelotas de golf sustraídas. / Guardia Civil

El valor de las pelotas recuperadas y de los daños ocasionados en los lagos artificiales de donde las cogían asciende a 44.000 euros

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la empresa de seguridad privada encargada del servicio de vigilancia de la urbanización La Manga Club ha desarrollado la operación 'Boleros', una investigación que ha culminado con la desarticulación de un grupo criminal cuyos cuatro miembros han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de hurto y daños a la propiedad.

Se han recuperado 16.000 de pelotas de golf y dos jaulas metálicas artesanales que, junto a los daños ocasionados en los lagos artificiales de donde las sustraían, ha supuesto un perjuicio económico de 44.000 euros a la empresa explotadora del campo de golf.

La investigación se inició después de que la Guardia Civil fuera alertada por la empresa de seguridad privada encargada de la vigilancia de la urbanización La Manga Club, de la presencia de un grupo de personas que, de madrugada, merodeaba por los aledaños de los campos de golf.

Agentes especializados en prevención de seguridad ciudadana acudieron a la urbanización donde iniciaron un reconocimiento de la zona con el objetivo de identificar a los sospechosos.

Este dispositivo, establecido durante dos días, permitió localizar a cuatro varones, uno de ellos menor de edad, que viajaban a bordo de una furgoneta donde transportaban 13 sacos llenos de pelotas de golf.

En el vehículo, además, fueron halladas dos jaulas metálicas artesanales que, supuestamente, eran empleadas para extraer las bolas del fondo de los lagos artificiales donde quedan habitualmente después de ser lanzadas por los deportistas.

Estos individuos, vecinos de Málaga, al parecer, se habían desplazado desde esa localidad para desarrollar esta actividad delictiva en campos de golf de la Región de Murcia y, algunos de ellos, contaban con antecedentes por delitos de la misma índole.

Un reconocimiento más exhaustivo de la zona permitió detectar los daños ocasionados en la cubierta metálica de una torre de alta tensión donde habían habilitado un escondite para ocultar las pelotas.

A la vista de los indicios obtenidos, la Guardia Civil ha detenido a los sospechosos, supuestos miembros de una organización criminal dedicada a la sustracción de pelotas en instalaciones deportivas dedicadas al golf, como presuntos autores de los delitos de hurto y daños a la propiedad.

Se trata de una modalidad delictiva poco usual en la Región pero muy explotada en otras provincias, como en Málaga, lugar de procedencia de los arrestados. Para obtener las bolas lanzan y arrastran jaulas metálicas artesanales en los lagos artificiales instalados en los campos de golf, lo que ocasiona daños en las cubiertas impermeables de estos. Después, trasladan los productos a otras provincias donde los venden a precios muy inferiores a los de mercado.

La Benemérita ha conocido que la mercantil perjudicada gestiona la recogida de las bolas perdidas durante la práctica deportiva del golf a través de una empresa de mantenimiento que emplea a buceadores. Las pelotas recogidas sirven para sufragar el gasto derivado de esta gestión.

El valor de las 16.000 de pelotas de golf recuperadas y de los daños ocasionados en los lagos artificiales de donde las sustraían asciende a 44.000 euros

Los arrestados –varones, con edades comprendidas entre los 16 y los 53 años, españoles y vecinos de Málaga–, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Cartagena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos