Cuarenta alumnos de la ADLE aprenden a cuidar a personas con alguna discapacidad

Los alumnos, momentos antes del comienzo de la entrega de diplomas, en la residencia de Astus. / A. C.
Los alumnos, momentos antes del comienzo de la entrega de diplomas, en la residencia de Astus. / A. C.

LA VERDAD CARTAGENA.

Con sus diplomas bajo el brazo salieron ayer cuarenta alumnos del Programa Mixto de Empleo y Formación de la Agencia de Desarrollo Local y Empleo (ADLE) y de la asociación de atención a discapacitados Astus. El curso les servirá para mejorar sus posibilidades de encontrar un empleo. Se trata de la edición número 28 de esta iniciativa. La formación ha girado entorno a los programas: 'Promoción e Intervención Socieducativa con Personas con Discapacidad', 'Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales'.

Tras las clases teóricas, los alumnos tuvieron la oportunidad de poner en práctica lo aprendido en la residencia que Astus tiene en La Vaguada (La Resi) y en el centro ocupacional de esta organización, situado en la barriada California.

Jardín de los sentidos

En el acto de graduación, una de las alumnas del programa dio las gracias a los formadores, por su labor. «Esperamos que con estos certificados podamos volver al mercado laboral y mejorar profesionalmente», dijo. En la ceremonia de entrega de diplomas estuvo la alcaldesa, Ana Belén Castejón. En su discurso pidió a los participantes «confianza» y que no «permitan que ni nada ni nadie os diga que no estáis preparados para una sociedad muy competitiva».

Por su parte, el presidente de Astus, Joaquín Barberá, agradeció la oportunidad que se les ha dado a los alumnos, pero, sobre todo, destacó el trabajo de estos «en el jardín de los sentidos creado en el propio centro residencial».

La directora del Servicio de Empleo y Formación (SEF), Severa González, fue una de las encargadas de entregar los diplomas a los alumnos junto a la alcaldesa, la concejal de Estrategia Económica, Carmen Martín y el gerente de la ADLE, Fulgencio Cerón. Tras la entrega de los reconocimientos, los alumnos obsequiaron a los políticos asistentes y a los profesores formadores con orquídeas rosas y blancas.