El PP controlará a Lhicarsa e Hidrogea y el PSOE hará los arreglos en la vía pública

Arroyo firma el acta del pleno, ante la secretaria, Alicia García, y Padín. / Antonio Gil / AGM
Arroyo firma el acta del pleno, ante la secretaria, Alicia García, y Padín. / Antonio Gil / AGM

Hacienda pondrá esta semana a un antiguo interventor al frente de los presupuestos y Ciudadanos presidirá la comisión de contratación

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

PP, PSOE y Ciudadanos perfilan sus funciones dentro de la coalición pactada en el Ayuntamiento de Cartagena, mientras llegan a un programa unificado de «convergencia» para gobernar. El PP asumirá la gestión de los grandes contratos de servicios, como el de agua y el de la limpieza viaria, recogida y tratamientos de basuras. El PSOE se ocupará de las pequeñas obras de mantenimiento de la vía pública. Ciudadanos formará esta semana la Comisión de Contratación para darle salida a los proyectos pendientes. Y Hacienda, en manos del PP, incorporará a un nuevo jefe de la Oficina Presupuestaria, que empezará a trabajar en las cuentas de este año.

La prioridad es tener a todo el mundo preparado para empezar a tomar decisiones en un plazo máximo de una semana. María Casajús (PP) ya ha dejado muy claro a los funcionarios de Infraestructuras que se ocupará de todos los proyectos nuevos de obra y de la supervisión a Hidrogea, Lhicarsa, SICE (mantenimiento del alumbrado), Alsa (autobús urbano) y Actúa-Acciona (jardines).

El edil socialista Juan Pedro Torralba dirigió durante los dos últimos años, como responsable de Infraestructuras, grandes operaciones de asfalto en varios barrios, así como el repintado de pasos de cebra y el arreglo de aceras. En los próximos cuatro se seguirá ocupando de ello, como complemento a las competencias de Seguridad y Tráfico, que están muy relacionadas con el buen estado de las calles y las plazas.

El equipo de gobierno tripartito tiene, entre sus prioridades, elaborar y poner en vigor antes de que acabe el verano un presupuesto para cerrar el año. De inmediato, redactará otro para el que viene. Pero para eso necesita un jefe de la Oficina Presupuestaria, del que carece desde que el 15 de junio se jubiló Manuel Guirado. Su sustituto, Juan Ángel Ferrer, será nombrado en las próximas horas. Fue interventor en la etapa del PP, hasta 2015, pero después fue trasladado al área tributaria, donde ha trabajado hasta ahora.

Además, el reparto de competencias hará que María Amoraga, de Ciudadanos, sea quien presida la comisión de contratación, que debe constituirse en cuestión de días. En principio, seguirá siendo un órgano formado por técnicos y sin participación de miembros de los grupos de la oposición.

En el Pleno de ayer, los ediles de gobierno se sentaron intercalados y no por partidos para escenificar su unidad. La sesión, convocada para tomar conocimiento de la dimisión de Manuel Mora (PSOE), fue presidida por la vicealcaldesa, Noelia Arroyo. Ella explicó que la ausencia de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, se debe a una intervención quirúrgica de la que se recupera satisfactoriamente.

López: «La gran puta de la Región es Cartagena»

El portavoz de MC, José López, dijo ayer, antes de entrar en el Pleno, que «la gran puta de la Región es Cartagena, a la que todos los partidos y todos los políticos que han pasado por ella vienen a sangrar». El edil, que en una manifestación hace diez días culpó a la «puta Murcia» de esquilmar a Cartagena, utilizó ayer la misma palabra malsonante para hacer un nuevo análisis del pacto PP-PSOE-Ciudadanos, que ha dejado a su partido fuera del gobierno. A su juicio, «viendo que los programas electorales son como el agua y el aceite» queda claro que «no van a hacer nada, solo van a cobrar y a sangrar a Cartagena». Podemos y Vox también criticaron el pacto.

Más