Condenan a un centro médico de Cartagena por el retraso mortal en un diagnóstico de cáncer de mama

Resultado de una mamografía, en una imagen de archivo. /LV
Resultado de una mamografía, en una imagen de archivo. / LV

La mujer, que tenía entonces 47 años, se sometió a varias pruebas en el centro privado tras acudir por un bulto sin que los médicos detectaran la enfermedad

R. G. B.Murcia

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Cartagena ha condenado al Centro Médico Virgen de la Caridad de Cartagena a que indemnice al hijo de una mujer con 13.932 euros por el retraso de un mes en el diagnóstico de un cáncer de mama de su madre con resultado de muerte.

Los hechos se remontan a enero de 2012, cuando la mujer, entonces de 47 años, acudió a consulta de ginecología en el citado centro por un bulto en el pecho, donde se le realizó una ecografía que fue informada como normal. En junio volvió porque el bulto había crecido, y se le realizó mamografía y una punción por aspiración con aguja fina con las que no le detectaron el cáncer. Desconfiada, la paciente consultó con los servicios de la medicina pública en el Hospital Santa Lucía de Cartagena, donde en tan solo unos días se le realizaron todo tipo de pruebas que informaron de un carcinoma ductal infiltrante por el que de inmediato empezó a recibir tratamiento.

Tras acudir a la Asociación 'El Defensor del Paciente' y ser derivado su caso al letrado Ignacio Martínez, se interpuso demanda contra el centro médico por entender que existió una mala praxis tanto en la asistencia de enero como de junio y julio de 2012, ya que no se llevó a cabo una correcta exploración ni anamnesis, además de que las pruebas que se hicieron fueron erróneas, ocasionando todo ello que se perdiesen seis meses en el diagnóstico y tratamiento.

Durante la tramitación del pleito la perjudicada fue empeorando; el cáncer causó metástasis y, poco antes de celebrarse el juicio, murió, por lo que fue sustituida procesalmente por su único hijo.

Las negligencias

1
No consta que la punción aspiración con aguja fina realizada por el doctor sobre la mama derecha que condujo a un resultado erróneo fuese guiada con ecografía
2
La mamografía de 3 de julio fue mal informada, incompleta y pasó por alto un claro signo de malignidad, como es la mayor densidad retroareolar asimétrica en mama derecha.
3
Ni el radiólogo, ni el ginecólogo advirtieron la falta de correlación de los hallazgos clínicos y radiológicos, lo que les condujo a prescribir una ecografía y una punción en la mama izquierda que no presentaba síntomas de malignidad.
4
No se practicó la prueba indicada por la ciencia médica para diagnosticar la patología que presentaba la mama derecha: la biopsia con aguja gruesa.

La primera sentencia -de hace dos años- del juzgado de primera instancia de Cartagena fue tajante en cuanto a que las asistencias de junio y julio fueron negligentes y provocaron retraso en el diagnóstico. Por ello, quedan probadas las siguientes negligencias entre el 27 de junio y el 3 de julio de 2012:

La culpa o negligencia de la demandada se halla en relación de causalidad con el daño, entendido como la pérdida de la oportunidad para P. S. de haber detectado el carcinoma a finales de junio o principios de julio de 2012. El cáncer fue diagnosticado finalmente en la sanidad pública a finales de julio y principios de agosto de 2012. El retraso fue sólo de un mes porque la paciente abandonó el centro privado y acudió a uno público, de lo contrario habría sido mayor.

Sin embargo, respecto de la asistencia de cinco meses antes aprecia que fue también contraria a la 'lex artis', pero limitando su efecto a una deficiente elaboración de la historia clínica no causante del retraso. Por este motivo limitó el retraso a un mes, de julio a agosto de 2012.

El letrado del procedimiento ha sido Ignacio Martínez García, abogado especialista en Derecho sanitario y adscrito a los Servicios Jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente'.