La Comunidad se prepara para el sellado del depósito El Lirio

Depósito minero de El Lirio, al fondo, con La Manga Club en primer término. / ANTONIO GIL / AGM
Depósito minero de El Lirio, al fondo, con La Manga Club en primer término. / ANTONIO GIL / AGM

Gastará 5,5 millones en la polémica restauración del depósito junto a La Manga Club, por el «riesgo de colapso», y pasará la factura al dueño

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La Comunidad Autónoma se ha hecho ya a la idea de que, aunque posteriormente trate de recuperar el dinero, tendrá que desembolsar 5,5 millones de euros en el sellado y la restauración ambiental del depósito minero El Lirio, situado junto al complejo residencial y de ocio La Manga Club. El Gobierno regional expresó en febrero su confianza en que los propietarios de la balsa de residuos se hicieran cargo de los costes, y así poder destinar el presupuesto a otras obras similares en la Sierra Minera de Cartagena y La Unión. Sin embargo, ha rendido a la evidencia de que la empresa titular del emplazamiento minero casi con toda seguridad no se hará cargo de los trabajos.

Según fuentes conocedoras del Plan de Recuperación Ambiental de los Suelos Afectados por la Minería de la Región de Murcia (Prasam), la sociedad apenas apenas dispone de capital para afrontar las obras. Según los datos que consta en el Registro de la Propiedad, la finca cartagenera La Primavera, donde está El Lirio, pertenece a Tuscola Port SL, empresa con sede en Cartagena. El socio único de esta sociedad, según el Registro de Mercantil, es Nieuwe Uitleg Werving En Selectie B. V. Los terrenos están incluidos en su mayoría en el Parque Regional de Calblanque, un área protegida.

Los presupuestos de la Comunidad para 2019 incluyen 4 millones de euros para restaurar balsas en la Sierra Minera: para El Lirio hay 3,5 millones (el resto será pagado en otras anualidades) y para El Descargador, en La Unión, 500.000 euros.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, que dirige en funciones Javier Celdrán, informaron a 'La Verdad' de que «la próxima semana concluirán las actuaciones que darán paso, con toda probabilidad, a la ejecución subsidiaria por parte de la Administración de las obras necesarias para la puesta en seguridad» del Lirio. Si el dueño del pantano no aplica las medidas requeridas para garantizar la seguridad de las personas y de los bienes y la mejora del entorno natural, lo hará la Comunidad y le pasará la factura.

«Los plazos de ejecución se prolongarán en torno a tres meses, en el que habrá que proceder a la inspección del depósito. También habrá que comprobar si se han ejecutado las medidas ordenadas y, si no es así, elaborar el informe de inicio de ejecución subsidiaria. Luego, habrá que publicar la resolución en el Boletín Oficial del Estado e iniciar los trabajos, una vez transcurridos los plazos», explicaron en la Consejería.

Trámites en El Descargador

Insistieron en que no hay ningún ánimo de favorecer intereses privados, en concreto la posible ampliación de La Manga Club u otra urbanización de viviendas. «Las decisiones sobre las actuaciones en El Lirio responden a criterios técnicos y científicos, que dan prioridad a aquellas balsas que presenten riesgo de colapso o de contaminación», explicaron. Y recordaron que esta fue una de las 29 ubicaciones «catalogadas como más urgentes por el Instituto Geológico y Minero de España».

Respecto al recién creado Comité de Participación Social, en la Comunidad sostuvieron que «nace como un órgano de carácter consultivo cuyas conclusiones servirán, según cada caso, para enriquecer, complementar o guiar las actuaciones que se consulten». Y sobre el sellado de la presa El Descargador, situado junto al Instituto Sierra Minera, indicaron que está «en fase de alegaciones por parte de los propietarios y que la conclusión del expediente está prevista para el segundo semestre de este año». La propiedad es Portmán Golf, que debe garantizar la seguridad estructural y ambiental de la escombrera.

La Plataforma de Afectados por los Metales Pesados, la Asociación de Vecinos de Llano del Beal, Podemos, MC y PSOE pidieron dar prioridad a los depósitos que llevan más de 30 años sin sellar en este pueblo. Ejemplos son las terreras Marqués de Pejas y la que alberga los desechos de la mina Segunda Paz.

El Ayuntamiento hará el plan para revegetar una balsa en El Llano

El Ayuntamiento de Cartagena redactará el proyecto de adecuación de la balsa San Agustín, «del que asumirá el porcentaje equivalente a su propiedad, un 40%». El 60% de los costes «se lo exigirá» a Portmán Golf, el otro titular de estos terrenos de Llano del Beal, situados a pocos metros del colegio público y contaminados por residuos mineros. Así lo anunció a 'La Verdad' el edil de Medio Ambiente en funciones, Manuel Mora. La Consejería de Medio Ambiente exige la restauración desde agosto de 2018. Un año antes, un informe constató riesgos por el arrastre de partículas a través del viento y la lluvia. Las obras continúan sin presupuesto ni fecha.