La Comunidad mejorará el puente de Torreciega

El puente de Torreciega, con las aceras a ambos lados. / Antonio Gil / AGM
El puente de Torreciega, con las aceras a ambos lados. / Antonio Gil / AGM

Las dos aceras estrechas serán sustituidas por una sola, el doble de ancha, en paralelo a la mejora de la carretera RMF-35 que conduce a San Javier

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma ha incluido hacer una sola acera más ancha que las actuales entre las reformas aprobadas para el puente de Torreciega, que enlaza la calle Pintor Portela con este barrio y se convierte después en la RMF-35, camino de La Aparecida, La Puebla y finalmente San Javier. La obra licitada supone dotar de un firme renovado seis kilómetros de este vial, que tiene algún tramo muy deteriorado. Además de cambiar totalmente el tránsito peatonal por el viaducto, los trabajos supondrán sustituir las barandillas, que están oxidadas, informó la consejera de Transparencia y Portavoz, Noelia Arroyo.

La propuesta ya ha sido consensuada con los vecinos, que se quejan de que ninguna de las aceras actuales permite el paso cómodo de personas con carritos de niño y de la compra y mucho menos de sillas de ruedas pertenecientes a personas con movilidad reducida. Después de las reforma, la calzada será ensanchada hacia uno de los laterales, para que la acera del otro pueda ser ampliada en la misma medida y sirva para dar paso a los viandantes, en los dos sentidos. Las aceras actuales tienen 90 centímetros de ancho; la que se ha proyectado contará con el doble de espacio. Con esta operación, la calzada tendrá las mismas dimensiones para los dos carriles de tráfico rodado.

El proyecto de mejora de la senda de rodadura fue licitado en 218.000 euros y está incluido en el programa anual de conservación de carreteras, cuyo estado en el término municipal de Cartagena ha generado muchas quejas, también, en los últimos años. Por este vial pasan cada día una media de 5.130 vehículos, de los que 369 son pesados.

Reparación de desniveles

La renovación abarcará seis kilómetros. El tramo más dañado es el que discurre entre el 22,9, nada más salir de la rotonda que conecta con la carretera de la Asomada, y el 22,7, después del paso por debajo del viaducto del puente de la autovía de Murcia. Además de sanear y y reforzar el firme, está previsto reparar desniveles como el que hay a la entrada de La Aparecida (kilómetro 19,3). Asimismo se perfeccionará la señalización horizontal y la vertical.

La salida de Cartagena por esta carretera ya fue objeto de una importantísima reforma hace siete años, que llevó a ensancharla, dotarla de arcenes más amplios y construir un sistema de evacuación de pluviales. Además, los cruces con las principales avenidas del Polígono Cabezo Beaza fueron convertidos en rotondas de doble carril. Esta mejora contrasta con el estado depauperado de los viales de titularidad municipal que van a parar a la RMF-35. Tanto el Camino del Sifón como la mencionada carretera de la Asomada tienen el asfalto lleno de baches.

También tiene numerosos desperfectos y grietas la calle Pintor Portela, eje del barrio de San Ginés, que enlaza la Plaza de Alicante (Paseo de Alfonso XIII) con la salida por el puente de Torreciega. Ni el plan de asfalto, ni los presupuestos participativos, ni el plan de barrios y diputaciones ni las cuentas municipales de este año han permitido acometer su reparación ya.

 

Fotos

Vídeos