La Comunidad da otro impulso a la ZAL y confía en iniciar la obra a principios de 2019

Varios camiones de gran tonelaje aparcados en un centro de transporte creado en el polígono industrial Cabezo Beaza. / Pablo sánchez / agm
Varios camiones de gran tonelaje aparcados en un centro de transporte creado en el polígono industrial Cabezo Beaza. / Pablo sánchez / agm

Declarará de interés regional el proyecto de la zona logística, para acelerar su construcción y la de las conexiones viarias y ferroviarias

Antonio López
ANTONIO LÓPEZCartagena

La futura Zona de Actividades Logísticas (ZAL), el centro de almacenaje y distribución de mercancías que proyectan la Comunidad, el Puerto y los industriales de la comarca, cogió ayer velocidad de crucero con el anuncio realizado por el consejero de Fomento e Infraestructuras, Patricio Valverde, de que el proyecto será declarado, la semana que viene, como 'Actuación de Interés Regional'. Eso servirá para «acelerar su construcción» y, de paso, «impulsar todas las infraestructuras y conexiones que nos permitan dar respuesta a la actividad logística ligada al transporte ferroviario y portuario», dijo Valverde, momentos antes de la reunión que mantuvieron los miembros de la mesa de trabajo de la ZAL, en la sede de la Cámara de Comercio.

Esta declaración, que será publicada en unos días en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), facilitará la ordenación, planificación, ejecución y desarrollo de las infraestructuras necesarias para poner en marcha el centro, así como los servicios a vehículos, empresas y personas ligados al nodo logístico.

Este nuevo impulso servirá también para iniciar las obras ya a principios del año que viene, una vez que la Comunidad Autónoma y el Ministerio de Fomento firmen un convenio por el que la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) facilitará la compra de suelo y la instalación de las empresas.

Valverde: «El centro logístico de Cartagena es ahora más prioritario que el de Murcia»

Este paso podría darse también este mismo mes de agosto, como anunció la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ya que está previsto la visita del secretario de Estado de Fomento, Pedro Saura. El pachequero se reunirá con representantes de la Comunidad Autónoma y de los empresarios para perfilar el acuerdo.

Será el Puerto el que invierta 2,6 millones de euros en la compra de los actuales terrenos del Depósito Franco, ubicado junto al Hospital Santa Lucía, para que los industriales usen ese dinero para adquirir suelo en Los Camachos y trasladar hasta allí la zona de almacenaje, el embrión de la futura Zona de Actividades Logística (ZAL).

Fondos europeos

Valverde señaló que dadas las potencialidades de este centro de transportes, que se proyecta sobre un suelo urbanizable no programado, «es necesario contar con una herramienta urbanística que nos ayude a desarrollar todo el potencial de la ZAL». Y añadió: «La declaración es un instrumento clave que delimita todo el ámbito de actuación y detalla las actuaciones urbanísticas y las inversiones para integrar el nodo logístico y la Terminal Intermodal». Asimismo, el titular de Fomento dijo que ya están siendo redactados los proyectos que lo harán todo posible, que están cofinanciados al 50% con fondos europeos y del Gobierno regional y la Autoridad Portuaria. Para ello se dispone de 1,3 millones procedentes del mecanismo 'Conecta Europa' (Connecting Europe Facility, CEF) de la Unión Europea.

La zona logística se ha convertido en una prioridad para el Gobierno regional. Tanto es así que el propio Valverde confesó que se trata de un proyecto ya más prioritario que el de Murcia, porque «el de la capital es un interés de los empresarios para reubicarse, ante el problema de desarrollo de la ciudad, que obliga a deslocalizar las empresas. El de aquí tendrá conexión con el Corredor Mediterráneo y con el futuro puerto de El Gorguel».

Para los empresarios, este paso supone todo un empujón a un proyecto que llevan soñando desde hace más de una década. «Esto ya no tiene vuelta atrás. Es una prioridad para nosotros, porque de ello depende el desarrollo económico e industrial de la comarca», dijo el presidente de la Cámara de Comercio, Miguel Martínez.

Por su parte, Castejón mostró su satisfacción con los plazos expuestos por el consejero para su puesta en marcha y dijo que solo espera que la Comunidad los cumpla.

Una vez que la compra de suelo esté resuelta, se iniciarán las obras de la primera fase, de las tres en las que se dividirá la construcción de la ZAL. Los empresarios, según explicó Miguel Martínez, esperan empezar las obras en unos meses, para que el Depósito Franco pueda entrar en funcionamiento a lo largo de 2019 o 2020. La iniciativa prevé una segunda fase, que consistirá en la instalación de las empresas logísticas y la conexión ferroviaria.

Tercera fase de ampliación

En este caso, en el proyecto inicial está previsto hasta ocho grandes parcelas, que van desde los 34.000 metros cuadrados a los 84.000. Habrá una tercera fase de ampliación, que permitiría alcanzar una extensión de 3,3 millones de metros cuadrados totales. Las fechas para estas dos últimas aún no han sido establecidos.

El traslado del Depósito Franco conllevaría, además de toda la zona de almacenaje, el servicio aduanero. Actualmente, las instalaciones están al cien por cien de su ocupación y hay numerosas peticiones de empresas que quieren operar en ellas. Es por ello por lo que el consorcio tuvo que hacer mejoras el año pasado. Fue renovado el sistema de cobro por tarjeta, se avanzó en la sustitución de las farolas por otras con luminaria tipo led, fue sustituido el sistema de alarma y fueron mejoradas las instalaciones anexas al edificio de oficinas de las asociaciones de transportistas.

Se trata de una infraestructura necesaria en la comarca. Un ejemplo de ello son los centros de transportes que han proliferado en los últimos años en el Campo de Cartagena, uno de ellos en el propio polígono de Los Camachos, donde, al menos, una treintena de camiones lo usan por los servicios que les ofrece.

Más