El Santa Lucía ya dispone de una unidad para pacientes pediátricos semicríticos

El consejero de Salud, Manuel Villegas, inaugura la nueva Unidad de Pacientes Pediátricos Semicríticos de Cartagena./CARM
El consejero de Salud, Manuel Villegas, inaugura la nueva Unidad de Pacientes Pediátricos Semicríticos de Cartagena. / CARM

El proyecto implica la contratación de doce especialistas sanitarios y una inversión en adecuaciones y equipamiento de más de 140.000 euros

LA VERDADCartagena

La Consejería de Salud puso en marcha este viernes la Unidad de Cuidados Intermedios Pediátricos o para pacientes semicríticos en el Hospital General Universitario Santa Lucía, que mejorará la continuidad de los cuidados que se ofrecen al paciente infantil del área de Salud de Cartagena y a sus familias, y se evitarán desplazamientos.

Según explicó el consejero de Salud, Manuel Villegas, «apostamos por la consolidación de un potente bloque materno infantil como tiene el hospital Santa Lucía, posibilitando la ampliación de las técnicas que ofrece el servicio de Pediatría y desarrollando su cartera de servicios».

Esta Unidad de Cuidados Intermedios acogerá ingresos de pacientes desde un mes hasta los 14 años que no reúnen los criterios para ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pero que, explicó el consejero, «precisan medidas de tratamiento, cuidados y monitorización superiores a las que se le puede dar en planta de hospitalización convencional».

Para ello, se ha habilitado en la unidad de hospitalización del Santa Lucía una sección independiente con capacidad para cuatro puestos pediátricos dotados con la tecnología necesaria y monitorización central continua por telemetría y que contará con vigilancia profesional 24 horas.

Salud ha realizado una inversión de 141.208 euros destinada a adecuaciones y distinto equipamiento (un respirador, un ecógrafo y una central de monitorización) y su puesta en marcha ha conllevado la contratación de doce especialistas sanitarios para prestar asistencia especializada, segura y eficiente.

Así, añadió el consejero, «técnicas del aparato digestivo y respiratorio que hasta ahora se realizaban en quirófano podrán realizarse en la misma planta de hospitalización y con sedación, lo que supone una indudable mejora asistencial para el niño y su familia».

Además, contar con profesionales cualificados y equipos avanzados con soporte físico durante todo el día permitirá el tratamiento y seguimiento del paciente con patología crítica aguda «sin que tenga que ser trasladado a otro centro de referencia para ello», señaló.

Por último, la Unidad, en colaboración con el Servicio de Cirugía Pediátrica, contribuirá a mejorar el seguimiento postquirúrgico de los pacientes con patología más compleja y avanzar en la continuidad de los cuidados de estos pacientes.